La Troncal del Caribe, una vía de vida o muerte

Conductores y habitantes de la zona aseguran que se ha vuelto intransitable el sector, por cuanto todos los días, y ahora más en temporada turística. Los accidentes están a la orden del día. /EDGAR PERNETT

POR
GIANCARLOS
VILLARREAL LARIOS

La Troncal del Caribe, es tal vez la arteria vial más importante de la Costa. Atraviesa cuatro departamentos y los intercomunica por igual con el resto del país.

Es una vía por la que a diario fácilmente transitan más de 50 mil vehículos. Pero el tramo mas peligroso está en el Magdalena, en el trayecto comprendido entre Palermo y Palomino, en La Guajira, pasando por Ciénaga y Santa Marta. Y precisamente aquí, en esta capital, donde hay uno de los mayores dolores de cabeza de la citada vía: Su alta accidentalidad.

Las estadísticas señalan que en el último año en el tramo entre Ciénaga y el barrio Once de Noviembre más de 40 personas perdieron la vida.

Un estudio publicado en el año 2016 por INRIX 2018 Global Traffic Scorecard ubica a Santa Marta entre las 300 ciudades del mundo donde se pierde más tiempo en los trancones, situación que padece mucho, y que incluso lidera la capital del país, Bogotá.

Precisamente escenas como la que a diario se evidencia en la zona de la Troncal del Caribe en sectores del barrio Once de Noviembre, Garagoa y Cantilito, cuando entre buses de servicio público, tractomulas, camiones pesados, bicicletas, motos y hasta vehículos de tracción animal se presenta un monumental caos que se puede extender por incluso cerca de 30 minutos según han manifestado conductores y habitantes de la zona.

La Troncal del Caribe, vía de jurisdicción nacional en este sector se ha quedado pequeña frente a la cantidad de vehículos que a diario la circulan que pueden llegar a ser más 10 mil cuando no es temporada turística, mientras que cuando se vive en la ciudad épocas como Semana Santa, Puente de Reyes o las presentes vacaciones de mitad de año, la situación puede llegar a ser aún más complicada, por la cantidad de buses de transporte interdepartamental, y de carros particulares que se disponen a disfrutar de las maravillas naturales de las zonas cercana a la Sierra Nevada de Santa Marta.

Precisamente, esa es la situación que preocupa en la actualidad a los residentes de la zona, quienes manifiestan su desconcierto porque durante estas épocas turísticas se torna más complicada la movilidad, dejándolo incluso “encerrados” para poder cruzar la vía, desde Once de Noviembre, hasta sectores de Cantilito debido a los extensas filas de carros que se generan.

VÍA COLAPSADA

Para los residentes de la zona, cuando la vía colapsa terminan siendo las estrechas y en muchos casos destapadas vías internas que componen el anillo vial del Once de Noviembre las que reciben la gran cantidad de carros en su intento por evitar verse envueltos en los caóticos trancones de la Troncal del Caribe, así lo manifiesta una de las lideresas comunales de la zona, Nury Sartoga.

“Sabemos que es una vía nacional, pero esta situación nos afecta diariamente a todos nosotros, es increíble la cantidad de carros que circula por la zona, y que en muchas ocasiones termínanos nosotros envueltos en accidentes a toda hora (…) el anillo vial del sector termina siendo la ruta de escape de los vehículos, y eso afecta ya no solo en la Troncal sino también en muchas de nuestras vías donde siempre hay menores y personas transitando” mencionó la líder comunal.

ALTA ACCIDENTALIDAD

Para los residentes no se trata únicamente del tema de la movilidad, la falta de iluminación adecuada, y de zonas de paso peatonal también se han convertido en tópicos alarmantes, por la cantidad de accidentes que se registran en la vía, y en los que han muerto muchos mototaxistas, ciclistas y peatones.

“Si uno se pone a contar la cantidad de accidentes que han ocurrido, se le va largo el asunto, aquí lamentablemente casi ocurre a diario un accidente, gracias a Dios la maoría no terminan en tragedia, porque han ocurrido casos en los que terminan debajo de las mulas, y eso son escenas que no queremos que se repitan, pero nadie hace nada, y eso es injusto” manifestó Alcira Torres.

Para los residentes de la zona y que se movilizan en bicicletas, se ha vuelto temeraria la acción de transitar por la zona, porque en muchas ocasiones los vehículos son carros pesados no los respetan y los terminan arrinconando a un lado de la vía generándoles temor.

“Eso me da miedo transitar por la zona, yo vivo en Cantilito, y tengo que pasar por esta zona, pero las mulas y los carros no perdonan y no le dan la vía a uno, pero ajá uno tiene que andar siempre con cuidado, la Troncal del Caribe de por sí es problemática, por el tráfico pesado, pero acá por la cantidad de vehículos que se quedan atascados eso se complica aún más” expresó Fabián Mejía.

Los líderes comunales asimismo manifiestan que siempre ha estado en la mesa el proyecto de ampliación de la vía, pero luego quedan en nada. “A nosotros nos mostraron la maqueta de cómo se vería la vía con la ampliación, y estábamos contentos con eso, porque pensamos que se nos solucionaría la situación, pero hoy vemos que no, que sigue todo igual, tenemos un puente muy bonito que da ingreso al barrio, pero luego todo se complica porque la vía es muy pequeña” mencionó la líder Nury Sartoga.

Solo basta con recordar el último accidente “macabro” que ocurrió en este sector en el mes de septiembre de 2018, cuando una mujer resultó desmembrada luego de ser embestida por una tractomula, cuando se movilizaba como parrillera en una motocicleta quien por aparente imprudencia colisionó con el vehículo quedando una fémina de 40 años en la vía. Casos como estos son los que mencionan los conductores, residentes y ciudadanía en general que se deben evitar con la intervención de las autoridades.

Esta semana precisamente desde el Concejo Distrital se escuchó, aunque muy silencioso y parece no tener eco el llamado de un cabildante para que aprovechando la situación de cercanía del actual alcalde encargado, Andrés Rúgeles Pineda con el Gobierno Nacional se puede trasladar el mensaje, para que esta importante vía pueda ser incluida en proyectos que desarrolle el Gobierno Nacional a través del Invías o del Ministerio de Transporte, y permita mejorar el tráfico por el sector, que para muchos le resta competitividad a la ciudad.

CAOS TOTAL:

Durante un recorrido realizado por el sector se pudo evidenciar no solo la situación mencionada, sino los otros problemas que se desprenden como: el irrespeto de las señales de tránsito, que van desde el anuncio de una zona para peatones, la disminución de la velocidad de los vehículos, carros parqueados a los lados de la vía ahondando en el caos entre otros.

Situaciones que se tornarán más caóticas en la presente temporada de vacaciones, debido al aumento exponencial de la cantidad de vehículos que transitarán por este corredor vial.

Precisamente el recorrido realizado días previos al inicio de la temporada turística, demuestra el caos ya existente, y el que será peor, según manifiestan los residentes de sectores aledaños a la vía.

“Mire como está ahora, en dos días y más ahora que es puente festivo esto será cosa de locos, las filas serán largas, y la gente se volverá sorda por el bullicio de los pitos, porque la gente cree que con pitar ya solucionará todo, el domingo, esto será intransitable y a eso de las seis de la tarde, ni se diga” expresó Félix Herrera transeúnte del sector.

Por su parte, un vendedor ubicado a un lado de la vía dice que: “Yo le digo que esto se llena de carros y para esta temporada turística será aún peor, así como están arreglando vías por allá en Santa Marta, o con la ampliación de la Troncal por La Lucha, que por lo menos le hagan doble calzada esto así sea hasta la Y de Bonda, porque se necesita”.

PIDEN INTERVENCIONES:

A pesar de los reiterados llamados hechos al Gobierno por los residentes y sus líderes comunales para que se mire y se atienda esta problemática en el sector continúan sin ser escuchados, éstos persisten y mencionan que no se puede pretender tener esta comunidad padeciendo problemas de agua, vías y movilidad sin atender, por ello esperan que sean escuchados y se hagan las intervenciones necesarias para solucionar el monumental caos vehicular y de tránsito peatonal por el sector.

“Nosotros le hemos manifestado a la administración la necesidad de así sea unos puentes peatonales, para que uno pueda cruzar con tranquilidad al otro lado de la vía, porque son necesarios (…) uno corre peligro de cruzar esquivando los carros y las mulas, no por nada han ocurrido bastante accidentes en la zona” indicó la líder comunal.

Agregó que: “La idea es que sean dos puentes peatonales, a la altura del barrio Once de Noviembre y otro en el sector de Garagoa, y de esta manera tener conexión entre los barrios”, concluyeron.

También podría gustarte