‘UNA REINA DE MAR’

La joven, Reina Anfitriona de la Fiesta Nacional del Mar 2019, se siente tranquila, a pesar de que los reinados son algo nuevo para ella; aseguró que continuará su preparación, pero su habilidad en deportes náuticos, sin duda, será su mejor carta de presentación.

Sencilla, natural y con buena energía; así se le vio a Patricia Hurtado Dávila para su cita con HOY DIARIO DEL MAGDALENA, en virtud de ser la actual Reina Anfitriona de la Fiesta Nacional del Mar 2019, título que recibió con mucho orgullo por definirse a sí misma como una “mujer de mar”.

Su nombre fue anunciado el pasado 31 de mayo y desde allí, prácticamente inició su agenda y a la vez, la hoja de ruta de lo será la celebración insigne de Santa Marta –aunque solo hasta hace unos días llegó a la ciudad, tras  estar fuera del país-.

Durante la entrevista, la joven de 20 años contó que justamente durante ese viaje por Europa fue que recibió su nombramiento que califica de “sorpresivo”, por parte del director de la Fiesta del Mar y del gabinete de Turismo Departamental, Fidel Vargas Salcedo; sin embargo, asumió el reto y hoy, está feliz por ser “la niña de la casa” en el certamen marino.

“La verdad no sabía que era ser una reina anfitriona y cuando le pregunté a mi mamá, me dijo que debía ser la cara de Santa Marta y me pareció súper chévere, por eso acepté”, dijo al respecto.

El 11 de marzo de 1999, Patricia Hurtado Dávila nació en la ciudad de Cali; lleva esa tierra en la sangre, pues su padre, Juan Rafael Hurtado, es de allá, pero a los dos años se vino a vivir a Santa Marta, la tierra de su madre, Beatriz Marta Dávila; aquí, aún viven con su hermano mayor, Juan Francisco Hurtado, de 21 años.

Sobre su perfil, la rubia mide 1.68 de estatura, terminó sus estudios de secundaria en el Bureche School, en 2016 y actualmente está próxima a cursar tercer semestre de Publicidad, en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, de Bogotá.

Si bien el mundo de los reinados es totalmente nuevo para Patricia, el evento marino no lo es: gracias a su abuelo Francisco Dávila, aprendió, junto a sus primos, la práctica de deportes náuticos como el esquí, el kayak y el buceo; asimismo, con su familia, disfrutaba del Desfile de Balleneras que se realizaba, cuando ella tenía 7 años.

“Lo recuerdo (…) con mucha emoción; salíamos en las lanchas, aquí en la Bahía de Santa Marta, me acuerdo que los desfiles náuticos eran increíbles, las niñas que esquiaban hacían cosas que me dejaban descrestada, los remolcadores botaban agua y eso era un espectáculo”, recordó.

Toda esa experiencia en torno al mar fue lo que llevó a la organización a designarla y si bien, este año, estará fuera de concurso, considera que su conocimiento en deportes náuticos serán una buena carta de presentación cuando se reúna con las demás candidatas al Reinado Nacional del Mar; a ellas, les abrirá la puerta a las bellezas de su tierra.

Ser quien lleve la batuta en “vender” la buena cara de la ciudad tiene a Patricia con altas expectativas, además, porque este 2019, la Fiesta del Mar cumple 60 años y lo anunciado hasta ahora, augura ser una celebración en grande; desea que la esencia se rescate y que toda la comunidad se una en torno al mar.

“Quiero que en los eventos participe todo el mundo, que los disfruten, asistan a la programación que estará buenísima; que venga gente de todo el país y del mundo, que sea un evento internacional y que vuelva a recordarse la Fiesta como era antes; también me encantaría concientizar a la gente sobre el cuidado de nuestra ciudad, del mar y crear sentido de pertenencia”, expresó.

UNA VIDA SALUDABLE

Precisamente, su último argumento da cuenta de su personalidad y estilo de vida; Patricia Hurtado es muy sensible y activa con el tema ambiental, está convencida de que hay que cuidar el planeta y utiliza sus redes sociales para ser difusora de noticias y consejos para mantener limpia nuestro entorno.

“No me da miedo la selva, el bosque ni el mar; le tengo respeto, es lo que nos enseñó mi abuelo. Crecí con ese gusto hacia los animales y con el paso de los años, gracias al Internet, vi documentales sobre el cambio climático, me apasioné por la sostenibilidad…”, sostuvo.

Desde enero de 2019, se declaró vegana; en junio de 2018, vegetariana, pero desde hace 3 años y medio dejó de comer alimentos que provengan de animales terrestres; admite que con esta nueva rutina alimenticia se siente bien y cada día se esmera en ello, pues lo tiene como una meta y lo considera como un aporte a su amor por la naturaleza.

También podría gustarte