Inseguridad, temor y desasosiego

570

Los sucesos de inseguridad y violencia que se han venido presentado en los últimos días, en diferentes sitios del país, han creado un clima de gran preocupación, temor y desasosiego. Esto, con razón, porque no es posible que las autoridades permitan que robos masivos en semáforos como el que se llevó a cabo en una calle de alta circulación del norte de Bogotá se presenten.
No entiende uno como la delincuencia se ha tomado las distintas ciudades y la zona rural. Pero además es como para un cuento de no creer que en un semáforo donde se presentaba un trancón un número considerable de atracadores en plena luz del día y con instrumentos como martillos y bujías y armados de armas blancas hasta donde se sabe aprovecharán el semáforo y el trancón para romper los vidrios de más de cinco vehículos y robar a sus ocupantes sus pertenencias, celulares y carteras.
¿Hasta dónde ha llegado la inseguridad? Y qué decir si analizamos los asesinatos que en distintas regiones se han venido cometiendo, como el de María del Pilar Hurtado en el municipio de Tierralta, que además lo hicieron delante de sus dos hijos pequeños y de muchos otros defensores se derechos humanos. Por otra parte, más de 130 ex guerrilleros de las Farc que se acogieron a la paz del pasado gobierno también han perdido sus vidas, lo que ha generado una alarma roja entre todos los exguerrilleros que no sabe uno donde puede terminar.
Ya son tantos los hechos delincuenciales que no se publican en los distintos medios de comunicación. Muchas personas han perdido su vida, como víctimas de atracos con el único motivo de hurtar un celular o un reloj o cualquier pertenencia comparativamente insignificante.
Han aumentado el robo de vehículos y a casas, tanto urbanas como rurales. La
pregunta que uno se hace es ¿qué es lo que está pasando y cómo es posible que los gobiernos municipales, como es el caso del de Bogotá, no están haciendo una tarea especial con la Policía y los cuerpos de seguridad para controlar esta lamentable situación?
A nivel nacional, ¿dónde está la acción de los Ministros, del Director de la Policía y del director de Unidad de protección que deberían ya haber aconsejado al Presidente de la República para tomar acciones y decisiones extraordinarias ante la grave situación que estamos viviendo?
Nos podremos esperar inversión extranjera o interna mayor si no tenemos acciones de gobierno con rapidez y seriedad que les garantice a los colombianos un mínimo de seguridad por sus vidas, bienes y condiciones. Hace ya varios meses y en distintas oportunidades he venido advirtiendo del desmejoramiento de la seguridad en las distintas regiones y hoy con angustia escribo de nuevo sobre el mismo tema. Y es lógico porque pasa el tiempo y las cosas en lugar de mejorar se empeoran. No aguantamos más ver que los responsables de las instituciones sigan como si nada estuviera pasando; estos tienen que responder o el Gobierno debe replantear su política y que salgan de la administración los responsables por no tomar medidas o ser ineficientes en sus acciones. Llego el momento de exigir más diligencia y acción de gobierno. No queremos más muertos. No podemos vivir con tanta inseguridad. Queremos menos palabras y explicaciones y más diligencia en las acciones. ¿¿Y para concluir que decir de lo político y el hundimiento de la Ley anticorrupción?? ¡¡¡¡Sin comentarios!!!!

*ExComisionado de Paz

También podría gustarte