Comunidad de Bastidas vive entre “montañas” de lodo

Preocupados se encuentran los residentes del barrio Bastidas por el sedimento de lodo que los acompaña desde el primer aguacero que cayó en la ciudad de Santa Marta el mes de mayo.

Caminar por el barrio Rodríguez de Batidas se ha vuelto imposible, porque muchas de sus calles en especial la 9 y 10 que comunican con el Puesto de Salud y Hogar Infantil donde atienden a más de 117 niños están llenas de barro seco el cual está afectando la salud de esta comunidad.

A pesar que muchos moradores tomaron la iniciativa de amontonar el lodo, al pasar los carros o cuando sopla la brisa es una sola ‘nube’ de polvo y tierra lo que se puede observar y estas entran a las casa y a sus pulmones como ellos mismo lo manifiestan.

El presidente de la Junta de Acción Comunal, Juan José Vargas aseguró que “desde el último aguacero que se presentó en la ciudad y afecto bastante el barrio Bastidas, quedaron en las calles lodo y piedras, que hasta la fecha todavía no nos han hecho la recolección de este sedimento”.

Esta comunidad desde siempre han sufrido con el arrastre del lodo y piedras que viene de los cerros de los barrios aledaños como Luis R Calvo y Altos Delicia, es de señalar que las construcciones en las riberas de los cerros afectada drásticamente todo el entorno ambiental, y por ende generar un proceso de remoción de piedras, tierra, inmediatamente se presenten los aguaceros.

De igual forma, las autoridades ambientales son conocedores que se presentan el detrimento o debilitamiento del manto de los cerros, por la socavación y la construcción de vivienda.

LA COMUNIDAD SE ESTÁ ENFERMANDO

La acumulación de sedimento en las calles del barrio Bastidas ha traído consecuencias colaterales a los moradores, ya que ellos mismos manifiestan que se están enfermando.

“Cuando se seca este polvillo va directamente a las casas y a las personas se me están enfermando, y más cuando tenemos un Hogar Infantil cerca que atiende a diario a 117 niños y todo ellos se están tragando el polvo contaminado que viene con agua residuales y eso nos está afectando enfermedades cutáneas y respiratorias sobretodo en los jóvenes y niños de nuestra comunidad” afirmó Juan José Vargas, presidente de la JAC.

Richar Gamero, morado de esta comunidad declaró “aquí tenemos el problema por el lodo que baja del cerro y esto debido a la invasión que existe en la parte alta, y todo lo que baja queda aquí en nuestras calles. El sedimento se acumula y coge mal olor, los niños se enferman y nosotros paramos con gripe, ahora mismo presento una reuma y en las noches me afecta la garganta”.

LLAMADO A LA ALCALDÍA

Nuevamente la comunidad hace un llamado a las autoridades correspondientes y a la empresa encargada de hacer la recolección de este material, para que se acerquen a la zona y tomen cartas en el asunto.

“Desde que se presentó el aguacero, nosotros le informamos a las autoridades correspondientes porque ellos conocen la problemática y le hemos solicitado la maquinaria, pero estos han brillado por su ausencia y necesitamos que lleguen de manera urgente” aseguró el presidente de la JAC.

Además agregó, “salimos con las palas y acumulados el lodo hacia un lado para que sea más fácil para la maquina, y así lo único que deben hacer es el monte a los camiones” añadió el presidente de la JAC.

También podría gustarte