Unidad de Búsqueda de desaparecidos abre oficina en Barranquilla

Según su directora, Luz Marina Monzón, la UBPD llega a Barranquilla para iniciar la búsqueda en Atlántico, Magdalena, La Guajira y norte del Cesar de quienes fueron desaparecidos en el contexto y en razón del conflicto armado.

La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), mecanismo humanitario y extrajudicial, inicia su trabajo en Barranquilla a través de un equipo territorial encargado del relacionamiento con las víctimas y la articulación interinstitucional.

La UBPD es un mecanismo del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición derivado del Acuerdo de Paz, que se firmó en 2016 en La Habana, Cuba.

Según su directora, Luz Marina Monzón, la UBPD llega a Barranquilla para iniciar la búsqueda en Atlántico, Magdalena, La Guajira y norte del Cesar de quienes fueron desaparecidos en el contexto y en razón del conflicto armado.

“Esta unidad fue una solicitud hecha por las víctimas del conflicto, porque ellas quieren conocer la verdad sobre sus familiares desaparecidos. Quieren saber qué pasó con ellos, dónde están, quieren saber todo sobre ellos y está unidad se ha creado con el fin de darles una respuesta. Ellos son a los que nosotros debemos rendirles cuentas sobre el paradero y qué pasó con sus familiares desaparecidos”, sostuvo Monzón.

El equipo de la UBPD en Barranquilla estará integrado por cuatro mujeres, profesionales en economía, trabajo social, sociología e historia, y serán las encargadas del relacionamiento con las víctimas, organizaciones sociales, instituciones y actores sociales; la articulación interinstitucional a nivel local, y el desarrollo de actividades de recolección de información sobre las personas desaparecidas y los lugares en donde se encuentren.

Además, su tarea también está orientada al asesoramiento para la participación de las víctimas en cada una de las etapas del proceso de búsqueda, y también tiene la labor de desarrollar pedagogía para el acceso al mecanismo.

La sede de Pastoral Social en Barranquilla está ubicada en la carrera 44 No. 53-87 (barrio Boston). Allí pueden acudir personas que tengan información sobre personas desaparecidas y llevar lo que consideren importante para la búsqueda: documentos, filmaciones, recortes de periódicos, papeles o fotografías. No es necesario volver a hacer los trámites que ya han hecho con otras instituciones. También pueden acudir quienes tengan información que contribuya a determinar qué pasó y cuál es el paradero de la persona desaparecida.

Luz Marina Monzón advierte que por ser un mecanismo humanitario y extrajudicial, la información que reciba o produzca la UBPD no tiene carácter de prueba dentro de procesos judiciales o para la atribución de responsabilidades.

Apuntó que la investigación para la búsqueda deberá conducir a aclarar qué, cómo, cuándo, dónde y a quién desaparecieron. La claridad sobre estas preguntas contribuirá a establecer rutas de hallazgo o determinación del paradero y aproximación a lugares con hipótesis de identificación.

La organización de la información, el cruce de fuentes y su análisis dentro de una estrategia (Plan de Búsqueda) contribuirá a establecer lo ocurrido a la persona desaparecida.

LAS CIFRAS DE LA COSTA

De acuerdo con datos estadísticos del Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica, en los departamentos de Magdalena, La Guajira y el Atlántico se presentaron alrededor de 5.486 desapariciones durante el conflicto armado, entre 1958 y 2016.

Atlántico se documentaron 722 casos de desaparición, mientras que en Magdalena 4.123 y en La Guajira 905.

En los tres departamentos, el año con mayores reportes de desaparición fue 2002. En Atlántico 93; en Magdalena 529, y en La Guajira 128.

Por otra parte, de los registros de 137 reclutados en el país, en La Guajira hay reportados 22 casos. No hay registros de los otros dos departamentos. Respecto a los secuestrados, 24 en total ocurrieron en estos tres departamentos: dos en Atlántico, cinco en La Guajira y 17 en Magdalena.

En cuanto a desapariciones en el Atlántico, tenemos que en Barranquilla se presentan 441 casos, en Soledad 57, en Malambo 46 y en Sabanalarga 34.

No obstante lo anterior, el universo de personas desaparecidas aún es desconocido. Cada institución cuenta con estadísticas distintas, que obedecen a sus funciones o mandatos. En tal virtud, las cifras planteadas son un subregistro.

“Nuestro trabajo ahora es cruzar los datos y documentar cada caso y luego de que se tenga un resultado del caso se lo entregamos a los familiares de esas personas desaparecidas”, agregó Monzón.

Enfatizó en que “las personas aquellas que denuncien tendrán nuestra confiabilidad. El que llegue a reportar una desaparición y no quiere que sepa o denuncie ese hecho tendrá nuestra mayor confiabilidad y no se sabrá. Sabemos que muchos no denuncian por temor a represalias o porque temen por su vidas porque los amenazan, pero pueden llegar a nuestras oficinas a entregarnos los datos y nosotros iniciamos el proceso de búsqueda bajo la más completa reserva”.

Indicó que con el solo hecho de que la persona vaya e indique que durante los años del conflicto armado, 1958 y 2016, su familiar desapareció, “nosotros entonces empezamos a investigar y a documentar los datos recogidos y tratará de dar con el paradero de esos desaparecidos. A nosotros nos han dado 20 añospara hacer esas investigaciones y presentar resultados, esperemos podamos encontrar el mayor número de personas desaparecidas”.

Para la UBPD se han designado a 522 personas, las que estarán trabajando en grupo de cuatro personas para resolver y esclarecer el mayor número de personas dadas por desaparecidas en el país.

Según datos estadísticos del Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica, en Colombia hay 80.463 víctimas de desaparición forzada; 37.035 víctimas de secuestros y 17.753 víctimas de reclutamiento.

YA ESTÁ EN VARIOS DEPARTAMENTOS

La UBPD también está presente en San José del Guaviare (Guaviare); Puerto Asís (Putumayo); Villavicencio (Meta); Cali (Valle del Cauca); Apartadó y Rionegro (Antioquia); Sincelejo (Sucre); Cúcuta (Norte de Santander), y Barrancabermeja (Santander).

Al finalizar el año, la UBPD tiene previsto estar presente en siete ciudades adicionales, para completar 17 equipos territoriales encargados de buscar: víctimas de desaparición forzada, secuestro, reclutamiento ilegal, así como a integrantes de la Fuerza Pública y miembros de grupos al margen de la ley que fueron desaparecidos en el marco del conflicto.

 

También podría gustarte