Habrá identificación facial o biométrica en puestos de votación

El objetivo es, con uno u otro procedimiento, “evitar la suplantación de electores que es uno de los delitos más recurrentes en el proceso electoral”, explicó el magistrado Heriberto Sanabria.

El presidente del Consejo Nacional Electoral, Heriberto Sanabria, previendo las limitaciones, para el 27 de octubre el CNE estableció la identificación de los votantes con huella y firma, pero aspira a que en 2022 ese procedimiento se pueda hacer a través del uso de tecnología avanzada.

Dijo además a propósito de su solicitud de más recursos que permitan “garantizar la transparencia en las elecciones”, que dicha solicitud está a consideración del Ministerio de Hacienda.

El objetivo es, con uno u otro procedimiento, “evitar la suplantación de electores que es uno de los delitos más recurrentes en el proceso electoral”, explicó Sanabria.

El CNE le está pidiendo más recursos al Gobierno, ¿por qué?

Nosotros emitimos esta comunicación al Gobierno debido a la respuesta del Registrador, que dice que no puede dar cumplimiento a lo ordenado por el CNE, en el sentido de adoptar para el proceso del 27 de octubre el uso de la huella y la firma para habilitar a las personas para poder sufragar por falta de recursos.

El CNE llama nuevamente al Gobierno para que se apropien los recursos necesarios para implementar esta medida y evitar la suplantación de electores que es uno de los delitos más recurrentes en el proceso electoral.

El CNE invita al Gobierno para que el próximo año se apropien los recursos para que en las elecciones de 2022 se establezca el tema de identificación facial obiométrica en los 120.000 puestos que hay en todo el país.

En reiteradas ocasiones el Gobierno ha negado los recursos. De hecho, ya respondió de manera negativa a una solicitud del Registrador en ese sentido, ¿cree que esta vez el Ministerio dirá que sí?

Lo que hace el CNE es fijar las políticas públicas en materia del proceso electoral. Quien tiene la responsabilidad de hacer la logística y la operación de la elección es la Registraduría. Y el CNE ha venido insistiendo en que se apropien los recursos necesarios para realizar un proceso de escrutinio transparente y oportuno, y para que haya un proceso de votación donde el elector no sea suplantado.

El Consejo reitera las disposiciones para los testigos electorales, haciendo uso de las nuevas tecnologías en el momento del preconteo y del escrutinio. Estas herramientas son la transmisión en vivo y en directo en el momento como hacer el conteo, filmaciones de video y tomar fotografías, además de solicitar el escaneo de los formularios que tenga el proceso electoral; medidas que el CNE considera necesarias para un proceso transparente apoyado en las tecnologías de punta apropiando los presupuestos.

Estamos a cuatro meses de las elecciones, ¿no cree que esta solicitud llega con muy poco tiempo para ser ejecutada?

La democracia tiene un costo económico. Cualquier esfuerzo que se haga para que la elección no tenga contratiempos y el elector no sienta que le han suplantado hay que hacerlo.

¿Qué pasa si no llegan esos recursos?

Sería lamentable. El Registrador ha manifestado que no se pueden aplicar esas medidas porque no hay los recursos. El operador del proceso electoral es la Registraduría. Nosotros estamos advirtiendo esta situación desde junio para que en el 2022 no haya ninguna excusa para que sean utilizadas las tecnologías de punta, como lo ha exigido el Consejo de Estado en varias sentencias y que la Registraduría no ha podido acatar.

Usted ha dicho que el proceso de huella y firma es lo más barato, pero el Registrador dice que no hay suficientes dactiloscopistas, ¿cómo mediar esas dos visiones?

Desde el año 2011 el Consejo de Estado hizo un llamado a la organización electoral. Es lamentable que ocho años después sigan existiendo escusas financieras, económicas o logísticas para que no se implemente. La ciudadanía está esperando que se adopten estas medidas para evitar la suplantación.

También podría gustarte