Los motivos por los que asaltaron el Parlamento de Hong Kong

314

Hong Kong vivió momentos críticos ayer. A las protestas que comenzaron hace tres semanas en contra de una ley de extradición a China continental se sumó el punto de mayor tensión que ha vivido esta región autónoma en los últimos días debido a que un grupo de jóvenes se tomó el Parlamento.

“Sabemos que violamos la ley, pero no tenemos alternativa”, afirmaron los manifestantes que se tomaron por asalto el recinto local y estaban dispuestos a todo para hacerse oír por el gobierno pro Pekín.

Tras una quincena de días de relativa calma, el aniversario de la retrocesión de Hong Kong a China del 1 de julio de 1997 fue la ocasión de escenas de caos y violencia sin precedentes en la ciudad.

Mientras que una marea de manifestantes vestidos de negro desfilaron pacíficamente bajo un sol sofocantes para reclamar, como cada año, reformas democráticas, otros hicieron irrupción en el Consejo Legislativo (LegCo), el Parlamento local, en el corazón del territorio semiautónomo.

Allí, desplegaron la bandera de la expotencia colonial británica, arrancaron los retratos de los dirigentes de la ciudad y pintaron grafitis con pintura negra en los muros. “Hong Kong no es China”, proclamaba una de las consignas.

Respuesta de la autoridad

La policía antidisturbios de Hong Kong retomó en la madrugada del martes, hora de Hong Kong –hacia la tarde del lunes, hora de Colombia– el control del edificio asaltado.

Los manifestantes que tomaron el Parlamento huyeron antes de que la autoridad ingresara y mientras las unidades antimotines lanzaban gases lacrimógenos contra otros grupos que se encontraban en las adyacencias, constató un periodista de la AFP.

Los manifestantes antigobierno habían ocupado el principal recinto del Parlamento, escribiendo consignas en los muros y desplegando una bandera de la época colonial británica en el podio.

En medio de esta situación inédita para la habitualmente calmada Hong Kong, la policía advirtió que pasada la medianoche se aprestaba a recuperar el control del edificio con el uso de la fuerza, en caso de ser necesario.

El Parlamento ha sido el foco de las manifestaciones de las últimas semanas contra un proyecto de ley del gobierno para autorizar las extradiciones a China continental.

La movilización juvenil

Las marchas reflejan el temor de los habitantes de Hong Kong ante la creciente influencia del gobierno de China con la ayuda de líderes del mundo a las finanzas en la ciudad.

La Unión Europea (UE) llamó a “evitar la escalada” y a un diálogo.

El movimiento fue ganando fuerza hasta denunciar también la acción del gobierno local, en el que muchos hongkoneses dejaron de confiar al percibir que ha permitido, o incluso favorecido, que Pekín erosione sus libertades.

Aunque Hong Kong fue transferida de Reino Unido a China en 1997, el territorio aún es administrado bajo un acuerdo conocido como “un país, dos sistemas”.

El Colombiano

También podría gustarte