Cortizo, a limpiar imagen y reflotar la economía

Laurentino Cortizo, de 66 años, llega al poder tras ganar por estrecho margen las elecciones de mayo al derechista Rómulo Roux, “delfín” del detenido expresidente Ricardo Martinelli.

El empresario socialdemócrata Laurentino Cortizo juró su cargo como presidente de Panamá, con la economía en franca desaceleración y con el reto de sacar al país de las listas internacionales de lavado de dinero para atraer inversión extranjera y deshacerse del estigma de paraíso fiscal.

Cortizo, de 66 años, llega al poder tras ganar por estrecho margen las elecciones de mayo al derechista Rómulo Roux, “delfín” del detenido expresidente Ricardo Martinelli.

Sustituye a Juan Carlos Varela, quien dejó la presidencia con baja popularidad debido a la desaceleración económica y al descontento social por la sensación de corrupción generalizada.

Durante su discurso Cortizo anunció que este mes creará una unidad especial que “coordinará todas las acciones para sacar y mantener a Panamá fuera de las listas y consolidarnos como el mejor centro de negocios, servicios y logística de América Latina”.

“Este es un nuevo comienzo, rescatar Panamá”, sentenció. Y de inmediato advirtió: “Nuestro país ha sido irrespetado y maltratado. Hasta aquí. Hasta hoy”.

Ante la ralentización económica -el PIB cayó de 6,2% a 3,1% en cinco años- se ha puesto como reto clave una mejora de la imagen exterior para obtener mayor inversión extranjera y crear empleo.

Cortizo asume las riendas de uno de los países más desiguales del mundo, con un desempleo del 6% y donde casi la mitad de los trabajos son informales.

Eso pese a que la inversión extranjera directa fue de casi 24.000 millones de dólares entre 2014 y 2018, el doble que en el quinquenio anterior.

Para buscar esas inversiones Cortizo se reunió en Panamá con el rey español, Felipe VI, el secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross, y el ministro de agricultura de China, Han Chang-Fu.

 CIUDAD DE PANAMÁ AFP

También podría gustarte