En Chocó hay 400 desplazados por enfrentamientos entre disidencias y ELN

Un total de 417 personas, de las cuales 210 son niños y adolescentes se mantienen en albergues y hospedajes improvisados en la cabecera municipal del municipio de Docordó, en Chocó, desde el 3 de junio pasado.

Así lo reportó la ONU al informar sobre la situación actual de la comunidad indígena Pichimá Quebrada a raíz de los enfrentamientos ocurridos entre Disidencias FARC-EP y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En las 97 familias, compuestas por 417 personas, hay también 21 mujeres lactantes y gestantes.

Según la Alerta Temprana emitida por la Defensoría del Pueblo sobre el confinamiento, las comunidades presentan riesgos de protección por la exposición a amenazas, reclutamiento forzado, violencia
y abuso sexual tanto contra mujeres mayores como menores de edad; de igual manera, las restricciones a la movilidad en horarios establecidos han desencadenado restricciones de acceso a medios de vida y abastecimiento alimentario; este escenario incrementa las condiciones de vulnerabilidad y temor en la población en las comunidades afectadas.

Organizaciones con presencia en la zona, alertan sobre el riesgo de confinamiento de comunidades como Puerto Pizario, Comunión San Juan y Puerto Guadualito, pertenecientes al mismo municipio.

BOGOTÁ. (Colprensa).

También podría gustarte