93% de los excombatientes se han reintegrado exitosamente

El departamento del Magdalena avanza en la construcción de la paz, puesto que el 93% de los excombatientes en el territorio han sido reintegrados de forma exitosa a través de la ARN.

En la actualidad, 203 personas cuenta con una formación técnica, 36 con formación tecnológica, 692 han completado su bachillerato y 852 han recibido formación complementaria. Igualmente, 83% de los reintegrados se encuentran ocupados: 30% de ellos tiene un trabajo formal y 52% se desempeña en el sector informal.

Como parte de su proceso con la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, 1.092 excombatientes han recibido un beneficio de inserción económica, que se traduce en un capital semilla para comenzar un nuevo negocio o fortalecer alguno existente.

Debido al enfoque integral, humanista y no asistencialista del proceso de reintegración liderado por la ARN, 1.259 personas han culminado su camino a la vida civil, en el departamento del Magdalena. Se trata de hombres y mujeres que hoy trabajan para sacar adelante a sus familias, y aportan a sus comunidades.

“Como parte de su proceso de reintegración los excombatientes tienen el acompañamiento de un profesional de la ARN con el que desarrollan temas como la ciudadanía, la salud, el hábitat, la seguridad, la productividad, la educación; y aspectos personales y familiares, que tienen como fin que construyan un nuevo proyecto de vida en la legalidad. Esta es la real demostración de que una oportunidad lo cambia todo”, explicó José Nicolás Wild, coordinador de la ARN Magdalena-Guajira.

En el Departamento, 94% de los excombatientes que ingresaron al proceso de reintegración pertenecían a las AUC, 4% a la extinta guerrilla de las Farc-Ep y 2% al ELN.

Cabe resaltar que la reintegración es un proceso anterior al Acuerdo de Paz, y se trata de un proceso voluntario, que les permite a las personas que dejaron las armas obtener, desarrollar y potenciar las habilidades y competencias individuales y colectivas necesarias para superar su situación de vulnerabilidad y ejercer autónomamente su ciudadanía.

NUEVOS COMIENZOS

Como parte de su proceso, 1.092 excombatientes han recibido un Beneficio de Inserción Económica, que se traduce en un capital semilla para comenzar un nuevo negocio o fortalecer alguno existente.

Tiendas de abarrotes, talleres de mecánica y soldadura, zapaterías, pescaderías, lavanderías, distribuidoras de carnes frías, refresquerías, ventas de pasa bocas, marraneras, cría de carneros, estanques piscícolas, tiendas de ropa y peluquerías son algunos de los emprendimientos de los excombatientes.

Los reintegrados además realizan acciones de servicio social un total de 90 horas, propiciando escenarios de reconciliación en sus comunidades. En el departamento 1.275 desmovilizados han completado su servicio, y en total se han realizado 266 iniciativas.

Luego de finalizar su proceso de reintegración la ARN continúa monitoreando el desarrollo de los proyectos de vida de quienes una vez pertenecieron a la guerra y hoy han recuperado el rumbo de sus vidas, mediante la estrategia de acompañamiento post. Este seguimiento está a cargo de profesionales de la ARN quienes siguen en contacto con el reintegrado y monitorean sus logros personales, familiares y laborales.

También podría gustarte