El infierno de los rinocerontes de India durante el monzón

498

Al amanecer, un guardabosques del parque nacional indio de Kaziranga limpia un fusil. La temporada del monzón es muy peligrosa para los animales porque los cazadores furtivos aprovechan las inundaciones para pasar a la acción.

Las autoridades indias intentan salvar esta especie amenazada por los cazadores ilegales que pueden obtener 130.000 euros (147.000 dólares) por la venta de un cuerno, según la prensa india. Este año incluso enviarán refuerzos militares.

Pese a todo, desde enero tres rinocerontes murieron a manos de cazadores ilegales.

“Estamos siempre alerta durante esta temporada. No podemos casi descansar. Las informaciones sobre la presencia de cazadores furtivos pueden llegar en cualquier momento y tenemos que actuar inmediatamente”, cuenta Gopi Kanta Deka mientras bebe té negro.

La reserva de Kaziranga, incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO y de 850 km2, alberga dos tercios de los rinocerontes unicornios del planeta.

Durante la temporada de lluvias, la hierba del parque está alta y resulta un escondite perfecto para los cazadores.

Las frecuentes inundaciones obligan además a los animales a refugiarse en las zonas más elevadas, en ocasiones fuera de la reserva.

Antaño este tipo de rinocerontes proliferaban en el norte de India pero fueron menguando por culpa de la caza y de la reducción de su hábitat natural. Ahora solo quedan unos miles de ejemplares, casi todos concentrados en el gran estado de Asam.

El parque nacional de Kaziranga, creado en 1908 por las autoridades coloniales británicas, contaba con 2.413 rinocerontes en 2018, según un registro de ese año.

Conviven con tigres, elefantes o panteras, también bajo amenaza de cazadores, a quienes lo que más les interesa es el rinoceronte.

La medicina tradicional de Asia atribuye propiedades afrodisíacas y curativas a los cuernos de este mamífero.

Durante el monzón (de junio a septiembre) Gopi Kanta Deka y sus colegas siguen a los animales para protegerlos. A veces duermen a la intemperie.

“Caminamos en grupos de un campamento a otro y cuando hay muchas inundaciones remamos en barca para alcanzar las zonas de donde nos han llegado informaciones y hacemos el trabajo rápido”, declara.

El guardabosques Manoj Gogoi lo pasa mal cuando ve animales muertos. “Nos sentimos realmente mal”.

– Despliegue de militares –

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) considera al rinoceronte unicornio de India como una especie vulnerable (UICN). Su caza se prohibió en 1910. En vano.

“Hay una enorme demanda de cuernos y las redes internacionales dedican mucho dinero a ello, de modo que los cazadores furtivos a veces arriesgan la vida”, explica a la AFP Somyadeep Datta, un defensor de la fauna silvestre.

Los matan con fusiles o electrocutándolos.

En 2014, los traficantes mataron a 27 rinocerontes en el parque de Kaziranga, 16 en 2015 y 12 en 2016. Un aumento significativo del número de guardabosques (ahora son 700) permitió reducir el número a siete en 2017 y seis en 2018, según el departamento forestal de Asam.

Las autoridades también evacuaron las viviendas ilegales que había en la reserva natural. Los cazadores ilegales las usaban como refugio y para obtener informaciones sobre el desplazamiento de los rinocerontes y de los guardias forestales.

Por primera vez, India desplegará a mediados de julio a militares para ayudar a proteger a los rinocerontes.

Esta nueva Fuerza de Protección de los Rinocerontes (RPF), de 82 miembros, utilizará las armas si es necesario. “Los soldados de la RPF recibirán en un primer momento fusiles automáticos -afirma un responsable del parque- y luego se sustituirán por AK-47”.

AFP

También podría gustarte