¿Por qué derogó Duque el decreto que tumba la convocatoria para Fiscal?

579

Antes de iniciar su viaje oficial a Perú, el presidente de la República, Iván Duque, dejó servida la polémica política del día: emitió un decreto en el que deja sin efecto la orden de hacer una convocatoria pública para adelantar el trámite de la elección de la terna de Fiscal General. La orden previa había sido hecha por el expresidente Juan Manuel Santos.

Así las cosas, el nuevo decreto 1163 firmado por Duque lo faculta a él para definir el procedimiento de elección de los integrantes de la terna de candidatos.

“La atribución reconocida al Ejecutivo para integrar la terna que debe presentar a la honorable Corte Suprema de Justicia para la elección de Fiscal General de la Nación es una competencia exclusiva y autónoma del Presidente de la República, que debe ser ejercida en los estrictos y precisos términos de lo consagrado en la Constitución Política y la Ley Estatutaria de Administración de Justicia”, reza el nuevo decreto.

Expertos en justicia coinciden en que, desde el punto de vista jurídico, el decreto lo único que hace es reafirmar lo que ya está establecido en la Constitución sobre la atribución que tiene el presidente para presentar la terna para fiscal general. De hecho, es el mismo argumento que ha usado la defensa del Gobierno al realizar esa movida.

“La decisión del Presidente Iván Duque de derogar el decreto 450 del 14 de marzo de 2016, en el cual se determinó la convocatoria pública para aspirantes a Fiscal General de la Nación, fue tomada debido a que el artículo 249 de la Constitución Política de Colombia establece el procedimiento para la elección del titular del ente acusador y entrega esta facultad al primer Mandatario, cuando advierte que el Fiscal General será elegido por la Corte Suprema de Justicia de terna enviada por el Presidente de la República”, dice un comunicado enviado desde el Ministerio de Justicia.

El abogado constitucionalista Juan Manuel Charry dice que, desde una óptica meramente legal, la determinación de Duque tiene toda la viabilidad y no requiere análisis jurídicos.

“El método de definir la terna ya está en la Constitución, lo que hizo Santos en el Gobierno anterior fue añadir un elemento de autorregulación, crear un mayor control ciudadano al decir cuánta gente se presentó y que todo el mundo se enterara del procedimiento, pero creo que actualmente ese no es el tema, el tema ya no es cómo se conforma la terna, sino quiénes la conforman”.

La discusión, más que en lo jurídico, está en lo político, pues se trata de que el próximo fiscal general tenga las mejores calidades para ejercer el cargo y no se trata simplemente de elegir alguien cercano al primer mandatario.

En ese sentido, Hernando Herrera, director ejecutivo de la Corporación Excelencia en la Justicia, asegura que es muy necesario ponerle la lupa a los nombres que podrían ser postulados por Duque al máximo cargo del ente acusador.

“El ojo vigilante debe estar en los nombres que se van a proponer. Yo creo que por transparencia las hojas de vida de los aspirantes sí deberían colgarse en la web para que los ciudadanos las conozcan”.

Herrera añadió que existe otra situación a la que hay que atender para avanzar en la decisión de quién será el reemplazo oficial de Néstor Humberto Martínez.

“Hay que tener muy en cuenta que la Corte Suprema de Justicia (encargada de sacar al Fiscal de la terna que envíe el Presidente) tiene todavía vacantes de magistrados sin llenar y eso dilata la elección del Fiscal y su propia gestión”.

El presidente Duque dijo que para conformar la terna busca “personas con independencia, con solvencia, con patriotismo sin tacha y personas comprometidas con la legalidad como principio para todos los colombianos”.

Ambos expertos están de acuerdo con que ese debería ser el perfil del nuevo Fiscal, ya que uno de sus retos es enfrentar la corrupción en el país y purgarla dentro de la entidad.

“Más allá de que el nuevo Fiscal sea un jurista o no, lo que se necesita es un perfil de una persona transparente, que le dé confianza a Colombia de que afrontará su cargo con independencia, libertad y con mucho cuidado”, dijo Juan Manuel Charry.

Y agregó que aunque la polémica del día para muchos ciudadanos estuvo centrada en que para ellos lo que quiere es buscar un Fiscal de “de bolsillo”, lo cierto es que, para él, sí tiene lógica que ese funcionario tenga afinidad política con el Gobierno de turno.

“Esta fue una decisión política, sin duda alguna. Es lógico que se busque que haya afinidad política, pero no creo que eso vaya a ser determinante. Lo determinante va a ser que no tenga escándalos en el pasado para que no haya situaciones como la ocurrida con Gustavo Moreno (exfiscal anticorrupción) hoy en la cárcel”, concluyó.

BOGOTÁ (Colprensa)

También podría gustarte