Gran manifestación en Birmania tras la violación de una niña

Miles de personas salieron a las calles de Rangún este sábado para pedir que se investigue más rápidamente la violación de una niña de dos años, tras una campaña en redes sociales que sacudió a la sociedad birmana.

Los hechos tuvieron lugar en mayo, en la capital, Naipyidó, pero la campaña de protesta se intensificó la semana pasada cuando el padre de la niña compareció ante los medios y expresó su enfado por los pocos avances de la investigación.

Su hija, contó, volvió del jardín de infancia con unas heridas causadas, según los médicos, por una violación.

Los manifestantes marcharon este sábado en Rangún, la ciudad más grande del país, hasta la sede de la policía. Muchos iban vestidos de blanco, color de luto en ese país, exigiendo “justicia” para la niña, y también más seguridad para los niños.

Un hombre fue detenido el miércoles gracias a las cámaras de vigilancia, según la policía, y fue acusado de la violación de la niña, aunque la opinión pública se mostró escéptica respecto a su responsabilidad.

El jardín de infancia en el que está inscrito la niña y otros seis, privados, fueron cerrados.

Según la oenegé Tierra de Hombres, con sede en Lausana (Suiza) y con una fuerte actividad en Birmania, la violación es algo “muy corriente” en ese país asiático, donde se producen al menos dos casos por semana solo en Rangún (800.000 habitantes), según esa organización. Sin embargo, la mayoría no se denuncian.

Próximamente se promulgará, previsiblemente, una ley para que la policía pueda abrir una investigación aunque nadie haya interpuesto una denuncia.

AFP

También podría gustarte