La contaminación, el enemigo invisible de las alergias

Se predice que 1 de cada 2 personas se verán afectadas por la rinitis alérgica en el 2050 a nivel global, ya que las tasas de prevalencia incrementarán debido a los altos niveles de contaminación.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Alergia, “la forma en que cocinamos, limpiamos y vivimos está haciendo que el aire en nuestros hogares se contamine, agravando los síntomas de una condición que afecta hasta al 40% de las personas a nivel global”.

Lo que los ojos no pueden ver, los que sufren de alergias lo sienten, ya que la contaminación del aire puede agravar sus síntomas; además, su impacto en la salud aumenta ya que pasamos hasta un 90% de nuestras vidas en interiores, ya sea en casa, en la escuela o en el trabajo.

El 8 de julio se conmemora el Día Mundial de la Alergia, condición conocida como una reacción anormal que generalmente se manifiesta con inflamación, ante una sustancia llamada alérgeno.

Por este motivo, Sanofi está generando conciencia sobre el vínculo entre la contaminación del aire y la rinitis alérgica, con su nueva campaña educativa ‘Contaminación del Aire: el enemigo invisible de la alergia’. La iniciativa promueve que la gente ponga en consideración al enemigo invisible en sus hogares: la contaminación del aire en interiores.

Mientras muchos están conscientes de la contaminación del aire en exteriores y sus riesgos para nuestra salud, la impactante verdad es que algunos contaminantes pueden presentarse incluso en mayor cantidad en interiores que en exteriores.

Para ayudar a la gente a hacer pequeños cambios que mejoren sus alrededores cercanos, y a reducir el impacto de la contaminación del aire en los afectados por las alergias, Sanofi en cooperación con el presidente de la Organización Mundial de la Alergia, el profesor Ignacio Ansótegui, ha iniciado un movimiento para sensibilizar a la población en todo el mundo.

En la Tercera Reunión Mundial de Expertos en Alergias de Sanofi en Lisboa, Portugal, celebrada este año, el profesor Ignacio Ansotegui comentó: “La contaminación del aire puede tener un efecto serio en la rinitis alérgica, ya que agrava los síntomas de la condición”.

Muchos catalogan la rinitis alérgica como algo trivial, sin embargo, sus síntomas tienen un impacto mayor en aquellos que la sufren, afectando su bienestar psicológico y físico. “Los síntomas como una nariz congestionada o con flujo y picor en los ojos, pueden causar que una persona no esté en sus mejores condiciones, lo que perjudica su trabajo, o el resto de actividades que lleva a cabo en su vida diaria”, afirma el profesor Ansotegui.

Más adultos con rinitis alérgica reportan que su estado de salud limita su desempeño en el trabajo, a comparación de adultos sin alergias nasales. Esto puede generar una carga económica en aquellos que la sufren, ya que su productividad estimada disminuye en un promedio de 20% en los días en que los síntomas están alborotados.

Adicionalmente, más de la mitad (57%) de los adultos con rinitis alérgica tienen problemas de sueño, lo que genera fatiga y una capacidad cognitiva disminuida.

La contaminación atmosférica está asociada al incremento en la prevalencia de las alergias que presentan, no sólo síntomas físicos como congestión, ojos humedecidos y con picazón, estornudos y comezón en la garganta, sino también impacto en aspectos emocionales evidentes en cansancio, irritabilidad y disminución de la concentración de quienes están afectados por esta condición.

CONSEJOS

-Lave/aspire los pisos con frecuencia.

-Lave las sábanas de su cama al menos una vez por semana.

-Encienda un extractor de olores mientras cocine o abra una ventana.

-Elija barnices para pisos, ceras y muebles con bajos niveles de COV, para disminuir los efectos de la rinitis alérgica.

-Evite prender velas y palitos de incienso.

-Fumar adentro       : Abra las ventanas para mantener el ingreso del aire fresco.

También podría gustarte