Santa Marta no llegó al medio millón de habitantes: DANE

La ciudad de Santa Marta no alcanzó el medio millón de habitantes. Según el Censo del Dane, en la capital del Magdalena viven 479 mil 853 personas.

Todos pensábamos que la ciudad de Santa Marta por su crecimiento y ante el desarrollo desordenado que ha tenido en los últimos años, se ubicaba entre las ciudades con medio millón de habitantes. Pero no. Las cifras oficiales que acaba de revelar el Dane tras concluir la evaluación de los resultados del Censo 2018 determinan que la capital del Magdalena se ubica como la novena urbe con 479 mil 853 residentes.

Y muy seguramente que a partir de esa cifra se generarán las controversias, por cuanto estudios privados y muy conservadores por cierto estiman que la ciudad tiene una población entre las 600 y 640 mil personas.

Pero hay una contradicción mayor y es que según el pasado Censo del año 2005 la proyección para el año 2019, mencionaba que en Santa Marta habitarían 515 mil 415 personas, lo que demuestra que la cifra entregada en esa oportunidad por el Dane  se descachó de la mencionada proyección.  Ni somos más de mediomillón, ni seiscientos mil, sino 479 mil habitantes.

EN MAGDALENA, ¿CUÁNTOS SOMOS?

Las cifras en materia de cantidad de habitantes para el Magdalena quedaron así: Según el Dane, hay un total de 1,263,788 habitantes en el departamento, hastael momento las cifras por ciudades y municipios no ha sido publicada. Para el caso de la distribución de la población censada por sexo se tiene que del total de Magdalena el 50% son mujeres y el 50% son hombres, siendo el único departamento en la muestra que tiene una cifra equitativa de género; la cifra nacional se ubica en 48.8% de mujeres y 51.2% hombres.

Para el caso del índice de juventud, en Magdalena un 26,38% de la población corresponde a población joven, con edades entre los 15 y los 29 años, cifra por encima de la media nacional que está en 25,98%.

En cuanto a la tasa de envejecimiento, en el rango de 65 años y más, el departamento tiene un 25.7% de la población, mientras que el promedio nacional es de 40.38%. En el rango de 60 años y más, la media nacional es de 58.64% y en Magdalena el porcentaje alcanza el 37,41%.

En materia de inmigración, uno de los temas más álgidos durante los últimos años, y que se aprecia en cualquier punto de la ciudad y el departamento, las cifras del Dane, ratifican la llegada masiva de población venezolana al país con 355 mil 339 inmigrantes, Estados Unidos con 4 mil 863, Ecuador con 2 mil 499, España con 2 mil 348, Chile con mil 299, Argentina mil 234, México mil 152, Panamá mil 112, Brasil mil 088, Perú 868, resto 84 mil 678. Es decir que en promedio 561 mil 952 personas se movieron entre los departamentos de Colombia. De ese número, por el departamento pasaron 1,9% de los inmigrantes, en su mayoría venezolanos.

Hablando desde la región Caribe como tal, los nacidos en los siete departamentos de la costa atlántica han migrado principalmente a Bogotá, Antioquia, Cundinamarca y Santander.

A NIVEL NACIONAL

Otras cifras de ciudades se descomponen de la siguiente manera:

A nivel nacional, Bogotá cuenta con 7’181 mil 469 habitantes; Medellín tiene 2’376 mil 337 ciudadanos; el top tres lo cierra, Cali la cual tiene 1’822 mil 871 personas; en cuarta posición, la capital del Atlántico, Barranquilla tiene 1’120 mil 103 residentes; seguida de Cartagena con 887 mil 946 ciudadanos; Bucaramanga tiene 525 mil 855 habitantes, seguida de Ibagué con 500 mil 686; Santa Marta en novena posición con 479 mil 853 personas, y Valledupar cierrael top de las 10 ciudades más pobladas con 459 mil 349 habitantes.

El resto de las ciudades capitales se compone de los siguientes habitantes: Villavicencio 451 mil 221; Montería 433 mil 723; Pereira 409 mil 670; Manizales, 400 mil 436; Pasto 352 mil 326; Neiva 314 mil 526; Popayán 277 mil 270; Armenia 275 mil 641; Sincelejo 274 mil 622; Riohacha 177 mil 573; Tunja 167 mil 991; Yopal 156 mil 942; Florencia 156 mil 789; Quibdó 120 mil 679; Arauca 75 mil 735; Mocoa 48 mil 422; San José del Guaviare 48 mil 086; San Andrés 43 mil 754; Leticia 42 mil 844; Inírida 30 mil 104; Mitú 27 mil 724 y por último, Puerto Carreño con 19 mil 708 habitantes.

Del total de personas censadas, el 48,8% son hombres lo que equivale a 21 millones 570 mil 493 habitantes y el 51,2% 22 millones 593 mil 924 habitantes son mujeres. Por grupos de edad, el 22,6% está en el rango de 0-14 años; el 68,3% en el de 15-64 años y el 9,1% de 65 y más años. El 77,1% de las personas viven en cabeceras municipales, el 15,8% en rural disperso y el 7,1% en centros poblados.

Por su parte, la tasa de analfabetismo de 5 años y más es de 92,6% para el total nacional. Para las mujeres, es de 93,0% y para los hombres 92,1%. En el país hay 14,2 millones de hogares particulares y 13,5 millones de viviendas con personas presentes.

¿CÓMO VIVIMOS?

De las 13.480.729 viviendas a nivel nacional, el 83,9% se encuentran ocupadas con personas presentes. Para el caso del departamento del Magdalena la distribución de las viviendas ocupadas con personas presentes está en un rango entre 250 mil y 500 mil personas.

Cifra similar en comparación con departamentos como Cesar, Sucre y Córdoba, pero por debajo de Atlántico y Bolívar, mientras a nivel nacional en este segmento de ocupación la media es del 83.9%, Magdalena tiene un 80,8%.

CALIDAD DE VIDA:

El censo desarrollado no solo busca conocer cuántas personas habitan el país, sino también conocer cómo viven, según este apartado, la realidad que se vive a diario en el Magdalena, se ve reflejada en las cifras que en materia de cobertura de servicios públicos se encuentra por debajo del promedio nacional.

Para el total nacional, la cobertura de energía eléctrica es de 96,3%, el departamento con mayor cobertura es Bogotá con el 99,8%, siendo Vichada con 43,5% elde menor cobertura. El departamento del Magdalena tiene una cobertura del 94%.

Por otra parte, la cobertura de gas natural para el total nacional es de 66,8%, el departamento con mayor cobertura es Bogotá con el 93,1%, y el de menor es Amazonas con 1,9%. Magdalena tiene una cobertura de gas natural del 64.6%, cifra cercana a la media nacional.

Para el caso de la cobertura de acueducto, la media nacional es de 86,4%, mientras que el Magdalena cubre el 72.3% en este punto. En Alcantarillado, Magdalena tiene una cobertura de 68.8% y la media nacional se ubica en 52.6%. Para el caso de recolección de basuras en el departamento se tiene una cobertura de 70.1% y la media nacional es de 81.6%. En Internet, se nota la brecha de acceso a esta tiene una cobertura de 24.9% y la media nacional es de 43.4%, cifras alejadas del 74,6% que maneja Bogotá.

TRANSICIÓN DEMOGRÁFICA

Uno de los cambios más importantes  está en la estructura poblacional por edad. Mientras que en 1964 el 46,6% de las personas del país tenían una edad entre 0 a 14 años, hoy solo el 22,6% tiene esta edad.

En juventud, la cifra indica que el 25,98% de la población residente a nivel nacional se encuentra en edades entre los 15 y 29 años de edad. Los departamentos con mayor porcentaje de población joven están en Amazonas, Putumayo y Guainía.

El acelerado envejecimiento de la población es la base de la esperada reforma pensional anunciada por los Ministerios de Trabajo y Hacienda. Para el director científico de la corporación Buscando Ánimo, Leonardo Ajá Eslava, el cambio se evidencia en que hace unos años, en promedio, cada diez (10) jóvenes sostenían a un (1) adulto mayor.

 “Eso tiene un punto de equilibrio que puede bajar hasta 6 o 5 jóvenes por un viejo, pero cuando bajamos de ese límite y es la cifra es de 4 jóvenes, la aritméticano juega a favor porque es más el dinero que está saliendo que el que entra la sistema pensional”, señaló.

Para la profesora asociada de la Universidad Nacional de Colombia, Piedad Urdinola, el envejecimiento de la sociedad no es nada novedoso, ya es un resultado esperado de la transición demográfica. “Eso es un proceso que se demora 300 años en algunos países europeos, pero para Colombia fue supremamente rápido, esta transición se dio en apenas unas décadas. Colombia tiene niveles de fecundidad similares a los de Francia”.

En contraposición, Ajá afirma que esto va generar un problema muy complejo en el  sostenimiento de población. “Para que cualquier especie animal se mantenga el índice de natalidad debe ser de 1,6. Eso significa que por cada pareja debe haber por lo menos 3 hijos para que la especie se mantenga, cuando hay menos una población empieza a decrecer”.

Sin embargo, para Urdinola, una cifra entre 20 y 25 mayoritaria hace que la población productiva aún sea joven, “estamos en plena ventaja demográfica. Tenemos mucho más jóvenes en edades productivas, lo que nos muestra que estamos en un punto muy especial y eso no se vuelve a repetir porque luego ya se envejece y no se puede echar para atrás”.

MUJER JEFE DE HOGAR

Hace 14 años, el último Censo registraba que en el país el 70,1% de los hombres eran jefe de hogar. Para el 2018, las mujeres tienen un 40,7% de la jefatura de los hogares, dejando a los hombres en 59,3%. Un dato importante es que por cada 95,5 hombres hay 100 mujeres o 104,7 mujeres por cada 100 hombres.

El DANE afirmó que “a mayor nivel educativo se incrementa la edad promedio en la que las mujeres están dispuestas a tener hijos”. Sin embargo en promedio una mujer con posgrado tiene hijos a los 31,4 años; con un estudio superior a los 29,6 y secundaria y media a los 26,4; finalmente si tiene máximo primaria tiene hijos alrededor de los 25,4 años.

También podría gustarte