PROHIBEN DESEMBARCO

Un barco con 41 migrantes rescatados llegó ayer a Lampedusa, y otro espera frente a las costas de la isla italiana, pero el ministro del Interior de extrema derecha, Matteo Salvini, ha prohibido cualquier desembarco.

Una semana después del “Sea-Watch”, el barco con bandera italiana “Alex” entró al puerto de Lampedusa, donde le esperaba una fuerte presencia policial, pero todas las personas permanecieron a bordo. “No autorizo ningún desembarco a aquellos a los que no les importan las leyes italianas y ayudan a los traficantes de personas”, tuiteó Salvini al caer la noche.

También podría gustarte