El Magdalena necesita mayores recursos para atender madres gestantes y la primera infancia

929

Un total de $1.760 millones ha sido invertido por el Icbf seccional Magdalena en lo que va corrido del año 2019 en el programa ‘Mil días para cambiar elmundo’.

Pese a la estrechez económica se ha logrado invertir $1.760 millones por parte del Bienestar Familiar en la nutrición de los niños del Departamento

Por:
EMILY
BUSTAMANTE NÚÑEZ

El Magdalena demanda de mayores recursos para destinarlos a la atención de las madres gestantes y la primera infancia. Pese a los esfuerzos que realiza elInstituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, en los distintos municipios del departamento, se requiere de una mayor inversión para estos programas sociales.

A pesar que ya el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, no cuenta con centros de recuperación nutricional porque la responsabilidad fue trasladada al Ministerio de Salud, siguen brindando acompañamiento a las madres gestantes y a los niños con índices de desnutrición a través del programa ‘Mil días paracambiar el mundo’.

En el departamento del Magdalena el Icbf ha invertido un total de 1.760 millones 333 mil 610 pesos durante el primer semestre del 2019, lo cual ha incidido en 1.050 cupos y 1.491 usuarios, debido a que en un cupo puede haber varios beneficiados.

Cabe destacar que ley 1751 de 2015 consideró que el problema de desnutrición es un problema de salud pública eso obligó al Icbf a desjuntar los centros de recuperación nutricional que antes tenían.

“La Secretaría de Salud municipal, distrital o departamental son las competentes para vigilar y monitorear el problema de desnutrición en el territorio, sin embargo, como el Icbf atiende mujeres gestantes, madres lactantes y niños entre edad de dos a cinco años en zonas urbanas y de dos a seis años en zona rural, también vigilamos que nuestros niños que son sujetos de derechos pleno y están bajo nuestro cuidado para que ellos no entren en desnutrición y, al presentarse el caso notificamos a la entidad”, expresó el director del Icbf en el Magdalena, Joaquín González.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar creó la modalidad ‘Mil días para cambiar el mundo’ en aras de promover el desarrollo de las niñas y los niños en sus primero mil días de vida  a través de la implementación de acciones que prevengan la desnutrición crónica mediante la promoción de condiciones adecuadas de nutrición y salud al tiempo que se fortalecen las capacidades familiares que contribuyen a la generación y promoción de entornos protectores.

La población que hace parte del programa antes mencionado son mujeres gestantes con bajo peso para la edad gestacional y sus hijos hasta que cumplan seis meses de vida. Niñas y niños menores de dos años con diagnóstico de riesgo de desnutrición aguda.

Niñas y niños menores de dos años con diagnóstico de desnutrición aguda que se encuentren en tratamiento ambulatorio prestado por los servicios de salud. Niñas y niños menores de cinco años egresados de los centros de recuperación nutricional del Icbf.

González, agregó que “nosotros tenemos unos programas en primera infancia pero también tenemos programas que hacemos a través de las Fami trabajar con la familia, mujer e infancia y Dimf que es desarrollo infantil en medio familiar lo que buscamos en trabajar toda la familia, podemos detectar a las mujeres en gestación o que sean lactantes que estén bajas de peso o el niño lactante este por debajo del peso ideal enseguida intervenimos por la modalidad de mil díaspara cambiar el mundo para garantizar que esa madre logre el peso ideal y evitar que el niño nazca con algún grado de desnutrición”.

La modalidad se llama mil días porque cuentan los nueves meses de gestación y los dos primeros años de vida. “No para allí la atención, cuando el niño cumple los dos años debemos garantizar a través de los programa de primera infancia su vinculación a los niños hasta que cumplan los cinco años y seis si están en zona rural, luego nosotros con el Ministerio de Educación Nacional y la Secretaría de Educación departamental, distrital y municipios certificados como Ciénaga lo que hacemos es el transito armónico, es decir, antes que culmine año hacemos tramites en junio los niños que cumplieron la edad y entran al sistema educativo nacional”, sostuvo el director del Icbf en el Magdalena.

LOS MUNICIPIOS, CUPOS E INVERSIÓN

Los municipios han implementado el programa ‘Mil días para cambiar el mundo’ son: Plato que cuenta con 40 cupos y un presupuesto de $67 millones, Ariguaní tiene 30 cupos y un presupuesto de $50.295.246; Sabanas de San Ángel cuenta con 80 cupos y un presupuesto de $134.120.656 para un total de 213 usuarios.

Asimismo, El Banco tiene 60 cupos y un presupuesto de $100.590.492; Guamal cuenta con 30 cupos y un presupuesto de $50.295.246; San Sebastián de Buenavista tiene 40 cupos y un presupuesto de $67.060.328 y Santa Ana tiene 20 cupos con un presupuesto de $33.530.164 para un total de 213 usuarios

De igual forma, Tenerife, Pedraza, Zapayán y Pivijay cuenta con 30 cupos con un presupuesto de $50.295.246 cada uno; Chibolo y Nueva Granada tienen 15 cupos con una inversión de $25.147623 cada uno, para un total de 213 usuarios.

La ciudad de Santa Marta tiene 150 cupos con 213 usuarios y un presupuesto de $251.476.230. Sitio Nuevo tiene 55 cupos y un presupuesto de $92.207.951; Ciénaga tiene 95 cupos y un presupuesto de $159.268.279, para un total 213 usuarios.

Algarrobo, El Retén y Aracataca tienen 30 cupos y un presupuesto de $50.295.246 cada uno; Fundación tiene 60 cupos y un presupuesto de $100.590.492, paraun total de 213 usuarios. Pueblo Viejo tiene 55 cupos y un presupuesto de $92.207.951; Zona Bananera tiene 95 cupos y un presupuesto de $159.268.279, paraun total 213 usuarios.

RESPONSABILIDAD DE SALUD PÚBLICA

El artículo sexto de la ley estatutaria 1751 de 2015 establece que el derecho fundamental de la salud comporta principios como la prevalencia de derechos de tal manera que el Estado debe implementará medidas concretas y específicas para garantizar la atención integral a niñas, niños y adolescentes.

Asimismo, el artículo 11 de la mencionada ley, señala que son también sujetos de especial protección los niños, niñas y adolescentes y por lo tanto, las instituciones que hacen parte del sector salud deben definir procesos de atención intersectoriales e interdisciplinarios que les garanticen las mejores condiciones de atención.

Y dentro de las estrategias definidas por el Ministerio de Salud y Protección Social se considera necesario definir un modelo integral de atención en salud paraser aplicado por los integrantes del sistema general de seguridad social en salud y las demás entidades que tengan a su cargo acciones de salud en el marco de sus competencias y funciones.

Por lo anterior, desde las competencias del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar se desarrollan acciones de promoción y prevención por lo cual la información solicitada número de niños fallecidos deberá solicitada al ente competente en este caso la secretaría de salud departamental.

BALANCE DE LA VIGENCIA 2018

En la vigencia 2018 fallecieron dos niños menores de cinco años por desnutrición aguda que hacían parte de los municipios de Fundación y Sabanas de San Ángel, este último municipio fue puesto en el radar de las autoridades de nutrición y por eso vieron que a pesar que es un municipios muy pequeño tiene un número alto de cupos asignados porque tenemos la población Chimila en el resguardo indígena, manifestó el director del Icbf en el Magdalena.

Por otro lado, González, sostuvo que “de acuerdo a Salud Departamental en la vigencia 2019 se han detectado 823 niños y niñas con desnutrición aguda vinculados en los servicios de primera infancia, algunos de esos casos fueron remitidos por el Icbf al sector salud para su intervención, eso quiere decir que nosotros al interior de nuestros programas hacemos las veces de una radiografía y, monitoreamos con nuestros servicios a las madres y los niños, por lo tanto, aquellos que son detectados enseguida llamamos a Salud para que intervenga y, si no tenemos cupo en ‘Mil días para cambiar el mundo’ ellos se encargan, eso es coordinado con Salud Pública”.

“Nosotros promovemos la protección integral de los niños, niñas y adolescentes potencializando a sus familias como primeros entornos protectores y agentes generadores del cambio social, siendo así las cosas, el Icbf a puesta en marcha el de construir un país donde todos nuestros niños puedan desarrollarse integralmente desde el principio de la equidad y libre de violencias”, expresó el director del Icbf en el Magdalena.

PROGRAMAS DE PEVENCIÓN Y PROTECCIÓN

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar tiene unos programas tanto en la parte preventiva y de protección, se trata de restablecimiento de derechos a través de atención en los centros zonales, es allí donde los equipos de defensorías de familias como autoridades administrativas están compuestos por psicólogos, trabajadores sociales, nutricionistas y un abogado.

Con esta oferta el Instituto busca garantizar la restauración de la dignidad e integridad de los niños, niñas y adolescentes con sus derechos inobservados, amenazados o vulnerados, a través de las etapas del proceso administrativo de restablecimiento de derecho obedeciendo al interés superior y la observancia del debido proceso en las actuaciones que se adelanten a favor.

La Regional Magdalena cuenta con ocho centros zonales, uno en el municipio de El Banco donde también brindan atención a los municipios San Sebastián de Buenavista y Guamal; otro en Santa Ana que brinda servicio a cuatro municipios incluyendo al antes mencionado Pijiño del Carmen, San Zenón y Santa Bárbara de Pinto; en Plato brindan la atención a seis municipios Tenerife, Ariguaní, Nueva Granada, Sabanas de San Ángel y Chibolo; el centro zonal de Fundación brinda servicios a los municipios de Algarrobo, Aracataca y El Retén.

El centro zonal del río que está ubicado en Pivijay brinda servicio a Zapayán, Pedraza, Cerro de San Antonio, Concordia, Salamina, Remolino y El Piñón. Elcentro zonal de Ciénaga brinda atención en Sitio Nuevo, Pueblo Viejo y Zona Bananera. Y dos centros en Santa Marta.

Las modalidades atención contratadas en los servicios de protección en restablecimiento de derechos han invertido la suma de $4.953.395.945 para un total 778 cupos, los cuales se pueden ir moviéndose dependiendo de la situación que se le defina al niño, niña o adolescente.

Asimismo, las modalidades son: Intervención de apoyo psicosocial con 90 cupos y una inversión de $320.716.350; los hogares sustitutos con 245 cupos y una inversión de $3.321.286.877; intervención de apoyo psicosocial en atención a víctimas de violencia sexual con 107 cupos y una inversión de $142.540.600; servicios complementario apoyo psicológico especializado con 301 cupos y una inversión de $864.841.628 y el externado media jornada de atención con discapacidad con 35 cupos y una inversión de $304.010.490.

LOS CUPOS

“Un cupo puede ser utilizado por más de un niño, ejemplo si un niño entró a hogar sustituto porque fue extraviado y lo reportaron o lo maltrataron, la autoridad administrativa que son los defensores de familia les verifican derechos al encontrárselos vulnerados o violados lo primero que hacen es tratar de conectar con la red familiar extensa sino se encuentra el dicta la medida en hogar sustituto donde una familia le brinda la atención en forma integral para tratar de restituirle esos derechos que han sido violados”, sostuvo González.

Siguió diciendo que “una vez el niño tenga esos derechos garantizados y se empieza la búsqueda de la familia extensa, lo encontramos o también se le hace visita permanente a la familia, si la familia de ese ya vemos que puede garantizar su derecho o un miembro de la familia biológica está en capacidad de brindarle esa garantía el instituto entrega al niño o adolescente al núcleo familiar, ese cupo se libera y puede entrar otro niño”.

La dinámica es la misma en todos los servicios, excepto los de primera infancia salvo el caso que por alguna situación algún niño sea retirado porque la familia se fue del Magdalena o definitivamente el niño lo retiraron porque tienen otra oferta mejor, entonces ese cupo queda liberado y, el Icbf tiene un banco de espera que es ocupado por uno de esos niños.

En cuanto al presupuesto se elabora por cupos salvo que por alguna emergencia se vean en la tarea de asignar recursos para solucionar alguna situación.

SISTEMA PARA ADOLESCENTES

Modalidades de atención contratados en los servicios de protección en el sistema de responsabilidad penal para adolescentes, como son el centro transitorio donde hay cinco cupos y se invirtieron $101.041.200, los cupos no son permanentes porque duran 36 horas.

La libertad vigilada para aquellos adolescentes que estuvieron en el sistema de responsabilidad penal y son enviados a sus casas, el presupuesto es de $190.313.520 con 40 cupos, el Instituto debe hacerles seguimiento.

El externado de media jornada tiene 30 cupos con una inversión de $172.082.970 y la intervención de apoyo con 70 cupos y una inversión de $254.544.570,para un total de 145 cupos  con un presupuesto de $717.982.260.

“En el sistema de responsabilidad penal tenemos niños que están en CAE, que es un centro de atención especializada para el sistema de responsabilidad penal o centro preventivo que por alguna situación el menor violó el sistema penal y son llevados a los jueces de conocimiento y estos dictan una medida, primero llevado al centro transitorio, una vez definan la medida el juez determina si la falta es de un centro preventivo de seis meses o se hace meritorio a una sanción, entonces mientras se lleva el juicio debe ser llevado a un centro preventivo y cuando el juez determine la medida es llevado al centro especializado dependiendo de la sanción”, precisó González.

El centro preventivo, transitorio y el CAE, son responsabilidades de los entes territoriales en su infraestructura pero el Icbf debe pagar el servicio.

LA PRIMERA INFANCIA

En atención a primera infancia deben orientar la atención de niñas y niños desde la gestación hasta los seis años de acuerdo con el marco general y legal del Icbf y la política de Estado para el desarrollo integral de la primera infancia de cero a siempre, los fundamentos políticos, técnicos y de gestión para la atención integral, los referente técnicos para la educación inicial en el marco de la atención integral y toda la documentación de las áreas del Icbf que tengan incidencia en los procesos de primera infancia en el territorio nacional.

Las modalidades de atención son: Institucional son lo CDI y los hogares infantiles; familiar es una modalidad que fue pensadas para zonas rural dispersa o zonas muy vulnerables se llaman Fami y Dimf; comunitaria son los hogares comunitarios y los agrupados y la propia e intercultural se pensó para dar respuesta a las necesidades de los grupos étnicos ahora está funcionando con los Arhuacos, cada grupo diseña el modo de atención avalada por el Icbf, colocamos lo recursos y ellos lo ejecutan.

En el Magdalena están invirtiendo anualmente $155.024.312.493 para 79.624 cupos de atención en la primera infancia, es decir, que la inversión por niño al año es de un $1.945.000.

Los cupos están distribuido de la siguiente manera: En Ciénaga 19.836 con un recurso de $38.418.627.822; centro zonal del río 7.868 con una inversión de $16.118.556; en El Banco 7.693 con una inversión $14.676.419.154. En Plato 11.010 con recursos por $20.962.057.976. En Fundación 11.131 con recursos de $21.914.038.411. En Santa Ana 4.160 con un presupuesto de $8.564.145.233 y en Santa Marta 17.926 con recurso de $34.370.467.650.

GENERACIONES CON BIENESTAR

En cuanto a la niñez y adolescencia a través del programa generaciones con bienestar para la paz busca promover la protección integral y proyectos de vida de los niños, niñas y adolescentes, a través de su empoderamiento como sujetos de derechos y fortalecimiento de la corresponsabilidad familiar, la sociedad y elestado propiciando la consolidación de entornos protectores.

Las modalidades que desarrollamos en el Magdalena son: Generaciones étnica con bienestar puede ser a través de los grupos indígenas que tenemos en elDepartamento o a través de grupos afrocolombianos en los municipios de Sabanas de San ángel comunidad Chimila, El Banco y Zona Bananera comunidad afros descendientes por ocho meses con 400 cupos y un presupuesto de $150.702.400.

Generaciones con bienestar tradicional son población no étnica en un tiempo de ejecución de siete meses en los municipios de: Chibolo, Algarrobo, El Retén, Ciénaga, Pueblo Viejo, Fundación, Sitio Nuevo, Pivijay, Banco, San Sebastián de Buenavista y Guamal con 3.750 cupos y una inversión de $1.057.948.125.

Generaciones con bienestar rural en los municipios de Ciénaga, Zona Bananera, Plato, Tenerife, Sitio Nuevo, Remolino y Salamina, en un tiempo se siete meses con 550 cupos por $221.425.326, para un total de 4.700 cupos y un presupuesto de $1.430.075.851.

En atención en familias y comunidades tenemos Familias con bienestar para la paz, territorios étnicos con bienestar y unidades apoyo y fortalecimiento familiar. A partir del mes de agosto está proyectado el Icbf poner en marcha una nueva modalidad de generaciones con bienestar que se va llamar generaciones 2.0 para ampliar cobertura.

En la vigencia 2019 familias con bienestar para la paz se contrató por nueves meses con un presupuesto de $1.354.592.160 para 1440 cupos en los municipios de Algarrobo, Ariguaní, Concordia, El Banco, El Piñón, Guamal, Nueva Granada, Plato, San Zenón, Santa Bárbara de Pinto, Zapayán y Fundación.

Territorio étnicos con bienestar se desarrolla en Pedraza, El banco, Sabanas de San Ángel, Ciénaga, Zona Bananera y Santa Marta se contrató por ocho meses yterritorios étnicos en la Sierra Nevada por 5.5 meses, el presupuesto total para esta forma de atención es de $1.828.119. 541.

Además la estrategia unidades de apoyo y fortalecimiento familiar es desarrollada en los municipios de Fundación y Santa Marta durante nueve meses atendiendo a 60 familias.

También podría gustarte