Presunta desaparición de sobrina del Alcalde fue una ´travesura´

Laura Ortiz Rosado, sobrina de la primera dama del municipio, Lisbeth Rosado Ahumada, quien había sido declarada como desaparecida en la mañana de ayer, apareció minutos más tarde en un bus que partía de Valledupar con destino a Barranquilla.

En un bus de servicio intermunicipal que se dirigía a Barranquilla, las autoridades encontraron en la mañana de ayer a la sobrina política del alcalde Augusto Daniel Ramírez Uhía, quien aparentemente había desaparecido poco después de salir del culto al que había asistido, en la iglesia del Centro Evangelístico Jesús es el Señor, CEJES, donde se congrega su familia.

Al parecer, la joven de 18 años Laura Ortiz Rosado, sobrina de la primera dama del municipio, Lisbeth Rosado Ahumada, se dirigía a la capital del Atlántico sin darle aviso a su familia, con el propósito de encontrarse con un pretendiente cuya existencia era desconocida para sus parientes.

Sin embargo, el hecho causó conmoción dado que inicialmente se rumoró que había sido secuestrada sobre las 11 de la mañana, luego de que supuestamente la subieran por la fuerza a una camioneta de color negro que la abordó cuando salía del templo ubicado sobre la carrera 10 con calle 13 A del barrio Obrero ydespués le enviara un mensaje de texto a su madre diciéndole que estaba en problemas.

Aunque ni el mandatario Augusto Daniel Ramírez, ni su esposa, ni otros allegados, confirmaron que se tratara de un plagio, el suceso activó las alarmas entre la Fuerza Pública y en pocos minutos, el lugar estaba rodeado por varios uniformados de la Policía Nacional, encabezados por el comandante del Distrito de Valledupar, coronel Wilson Pedroza y miembros de la Sijín; del Gaula Militar del Ejército Nacional, y el comandante de la Décima Brigada Blindada, brigadier general Miguel Eduardo David Bastidas, quienes a puerta cerrada con el burgomaestre, analizaron las cámaras de seguridad apostadas alrededor de ese sector, para identificar alguna posible pista de lo ocurrido y del paradero de la adolescente.

No obstante y pese a la preocupación de los feligreses y la familia de la joven, minutos después se confirmó que su desaparición no obedecía a temas forzosos ni de delincuencia, sino que esta se había ido en el vehículo por su propia voluntad, sin dar aviso a nadie.

“Lo más importante es decir que se trató de una desaparición. Es una situación de jóvenes y familiar que se está resolviendo, estaba desaparecida y la estaba buscando toda la institucionalidad. Se desestima por completo la hipótesis del secuestro y en ese sentido queremos darle a los vallenatos la tranquilidad de que ello no está ocurriendo en nuestra ciudad”, dijo al respecto el secretario de gobierno municipal, Gonzalo Arzuza Torrado.

Posteriormente al ser ubicada en el autobús, los oficiales la hicieron descender para entregarles el parte oficial a sus familiares, quienes al cierre de esta edición ya se habían reunido nuevamente con la adolescente.

También podría gustarte