Lo envían a la cárcel por ´manosear´ a una niña de once años

Nelson Urrea Mejía, de 54 años, fue capturado en flagrancia el pasado fin de semana poco después de que, supuestamente, abusara sexualmente de su vecina de 11 años en hechos ocurridos en el barrio Cicerón Maestre.

Por decisión de la justicia, a prisión fue enviado un técnico electricista de 54 años que el pasado fin de semana fue detenido por miembros de la Policía del Cesar luego de que, presuntamente, abusara de una menor de 11 años que es su vecina, en hechos ocurridos en el barrio Cicerón Maestre.

Se trata de Nelson Urrea Mejía, quien fue presentado ante el Juzgado Primero Penal Ambulante con Funciones de Control de Garantías de esta ciudad para enfrentar las audiencias concentradas en las que la Fiscalía 14 Seccional URI le imputó cargos a título de autor del delito de acto sexual abusivo con menor de 14 años agravado, al que no se allanó.

Lo anterior desprende de la captura en flagrancia que le hicieron los uniformados en la calle 17A con carrera 32 del sector ubicado al suroccidente de la ciudad, cuando ejerciendo labores de vigilancia y control, fueron abordados por una mujer que les indicó que minutos antes en su residencia, localizada a pocos metros de ahí, un vecino estaba abusando de su hija.

De manera inmediata, los agentes se dirigieron a la vivienda y allí habrían encontrado al sospechoso, junto con la menor que alterada y llorando, aseguraba que el sujeto la había tocado en sus partes íntimas. Por ello procedieron a aprehender al señalado.

“La denunciante manifiesta que cuando se encontraba en su residencia, acabando de llegar del trabajo, les sirvió el almuerzo a sus hijas y llegó el señor Urrea Mejía, quien le pidió que le dejara pasar a su habitación para entrar al baño a orinar ya que en la casa donde él vive solo hay un baño. Ella accedió ya que es su vecino de hace varios años, pero después de un breve momento, la niña salió llorando y le dijo que él le estaba tocando sus partes íntimas. Que ella ingreso a la habitación y allí lo encontró, se alteró y llamó a los vecinos, quienes alertaron a la Policía que en ese momento transitaba por ese sector”, explicó el fiscal al hacer la imputación.

Luego del hecho, la presunta víctima fue conducida a la Clínica Buenos Aires y por varias horas permaneció internada, en estado de observación, dado el estado de shock en el que quedó por causa del supuesto vejamen al que fue sometida.

“Mi hermana estaba durmiendo y mi mamá se fue para el trabajo. Cuando ella se va, él llega a la casa y comienza a tocarme en mis partes íntimas, eso pasa desde hace meses y a mi hermana mayor también se lo hacía. El me ofrecía 100.000 pesos para que me dejara tocar, llevaba la plata en billetes y aunque yo no sé los recibía, me tocaba. Él le tiene llaves a la casa, las sacó sin permiso”, relató el ente acusador según la entrevista rendida por la menor.

Al termino de las diligencias, el togado decidió imponerle la medida de aseguramiento privativa de la libertad en establecimiento carcelario, al considerar que el sindicado representa un peligro para la seguridad de la menor y mientras se espera que su situación se defina en el transcurso del proceso penal que ahora quedará en manos de un juzgado con funciones de conocimiento.

También podría gustarte