163 barrios con situación crítica por desabastecimiento de agua

Cada día se agrava la situación por el desabastecimiento de agua en la ciudad, sin que se vislumbre una solución ni a corto ni largo plazo.

La angustia de la comunidad por conseguir el preciado líquido se observa en 163 barrios donde el desespero se ha apoderado de miles de familias que a diario salen a las calles a buscar agua.

Pero además de ello, quienes tienen alguna facilidad económica se están gastando el presupuesto familiar en comprar agua. ´Sin embargo, las facturas nos llegan puntualmente. Esto es inexplicable´, aseguró Rubén Sevilla, usuario en el barrio Libertador.

Ante la emergencia que vive Santa Marta por el desabastecimiento de agua potable, el alcalde encargado Andrés Rúgeles Pineda por decisión unánime ante el Comité Distrital de Gestión del Riesgo de Desastres, extenderá por tres meses la calamidad pública de la ciudad, con el objetivo de suministrar el líquido vital a todos los samarios.

El director de la Oficina para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático de Santa Marta -Ogricc, Jaime Pérez Arias, expresó que, “teniendo en cuenta la problemática de desabastecimiento de agua, el día de ayer se dio a conocer ante Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres (CMGRD), liderado por el alcalde encargado Andrés Rúgeles, los avances, procesos de asistencia y suministro del líquido vital en el Distrito”.

En este encuentro el tema trascendental fue la problemática por el desabastecimiento del agua y, en ese sentido, “se declaró de forma unánime la extensión de la calamidad pública por tres meses más a partir del 15 de julio del presente año, teniendo en cuenta la información suministrada ante el Consejo Distrital de Gestión del Riesgo de Desastres por la Empresa de Servicios de Servicios Públicos de Santa Marta -Essmar; y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales -Ideam, considerando las condiciones climáticas extremas que ha reducido drásticamente la captación del agua la ciudad” afirmó el director de la Ogricc.

Asimismo, Jaime Pérez, informó “que la decisión permitiría dar continuar a la cobertura del suministro de agua potable a los 163 barrios afectada por la escasez del líquido vital,con el objetivo de prevenir y mitigar la problemática que afronta a ciudad”.

Por último, cabe resaltar que “actualmente la Ogricc está realizando todo el marco jurídico para hacer la renovación del decreto y oficializar la expansión de los tres meses de la calamidad pública por desabastecimiento del agua en Santa Marta”, reafirmó el director.

Precisamente, una de las estrategias que tiene el Distrito para atender la alta demanda de reportes de la ciudadanía es la atención por medio de carros cisternas, para los cuales renovó recientemente un contrato por 392 millones de pesos para el suministro del vital líquido a través de estos vehículos, que entran a complementar los carros cisternas dispuestos por la Essmar, la Cruz Roja y la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo.

MOLESTIAS EN CIUDADANÍA

Precisamente, en las últimas semanas debido a la disminución de las precipitaciones en la ciudad y su impacto en  los caudales de los ríos ha causado trastorno en las frecuencias de suministro de agua en varios barrios, lo que ha causado molestia en la ciudadanía, por lo cual han aumentado considerablemente los cierres de vías y protestas ciudadanas.

El último caso se registró este martes en las instalaciones de la Essmar, cuando residentes del conjunto residencial Torres del Cisne dentro de las oficinas de la empresa pública concarteles y arengas demostraron su descontento ante la crítica situación que padecen luego de varios días que llevan sin recibir agua a través de las redes o de los carros cisternas.

“La problemática se vive desde hace cinco años, nuestras la albercas no suplen la necesidad de 480 apartamentos que tenemos, siempre es contante la falta de agua, el bombeo se hace semanal y esto solo sirve para suplir por tres días, nos ha tocado comprar carrotanques y las factura llegan puntal, y no es justo que paguemos un servicio y no tengamos la prestación de este” mencionó Ángela Franco, administradora del conjunto residencial.

Agrega que al inicio de la operación de la Essmar, recibían varios carrotanques a la semana, y en estas últimos días solo les envían uno que no suple la cantidad total de lo que necesitan. “Hemos comprado esta semana seis carrotanques, cuya agua pasa por los medidores ya que no tenemos alberca aparte, entonces estamos comprando agua de nuestros bolsillos y eso se suma a la factura”.

Por su parte, un residente del conjunto menciona que de ser necesario saldrán a bloquear la vía que conduce al corregimiento de Minca, debido a que es la única forma que han visto las autoridades responden a sus peticiones. “Uno llama a la línea de atención al cliente, porque nunca atienden las quejas y no son resueltas, son varios días que llevamos sin agua. En caso que no se nos solucione el tema lo más pronto posible, saldremos a bloquear la vía a Minca, porque queremos agua que es un derecho fundamental. Estamos exigiendo por un servicio que pagamos y que no llega a nuestras casas siempre que tenemos agua es porque salimos a las vías de hecho (…) llevamos años con este problema, pero ahora se ha vuelto un tema que ha empeorado en las últimas semanas” indicó.

También podría gustarte