Los crímenes  y violación de niños: el retrato de una sociedad en crisis

Los rostros inocentes de estos niños se han vuelto protagonistas en los titulares y primeras planas de los medios a nivel nacional por ser víctimas de violencia y abuso sexual en el país, engrosando las cifras y floreciendo la pregunta de qué futuro tiene la infancia en Colombia.  

Por
Daniela Miranda

Yuliana, Luis Santiago, Danna, Génesis, Angie Lorena y ahora Sharik, quien con diez años conoció la cruel cara de la humanidad que acabó con su vida en Guaviare. Todos esos son nombres de niños que iniciaban a construir su vida y que se han vuelto protagonistas por ser víctimas de violencia y abuso sexual en el país, engrosando las cifras y floreciendo la pregunta de qué futuro tiene la infancia en Colombia.

Cada noticia de muerte o abuso en cualquier grado a un niño a manos de un adulto ensombrece el panorama de la niñez, en donde la justicia tambalea con un fenómeno que parece no detenerse. Reflejo de ello es que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) abre en promedio cada día 29 procesos de restablecimiento de derechos a niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual. De acuerdo con Medicina Legal, en el 40% de los casos losvictimarios son personas del núcleo familiar, conocidos o que tienen algún vínculo cercano con el menor de edad

Debido a ello, el debate sobre la cadena perpetua para quienes cometen estos abusos este puesto sobre la mesa. Pese a esto, Juliana Pungiluppi, directora del ICBF, considera que la problemática va más allá de medidas correctivas en donde se obvia la prevención a futuro.

A esto y más dio respuesta Pungiluppi, quien completa 10 meses a cargo de una entidad que ha estado en el ‘ojo del huracán’ por su proceder.

NIÑEZ

-Un nuevo caso de violencia sexual y asesinato contra una niña de 10 años nos ‘puso los pelos de punta’ esta semana…¿qué pasa con la sociedad?

Claramente la violencia contra los menores ha aumentado gradualmente. Cuando llegué al cargo nunca me imaginé que ese factor fuera a dictarme la agenday el camino. Llevaba dos meses y paso el caso de Génesis, en diciembre Angie Lorena, después Emili y ahora Sharik y así, duele y preocupa aún más. Estamos enfocados en atacar la violencia contra los niños y todo el mundo podrá decir que no hemos avanzado para contrarrestar o el por qué no se ha lanzado un plan de acción, y aquí quiero aclarar que lo tenemos. En estos diez meses hemos trabajado en eso para decirle al país que vamos a hacer con la situación de violencia contra los niños. Yo hubiese podido anunciar que haría un Compes pero no trascendería más allá. Primero debíamos documentarnos y esperamosel 14 de agosto dar a conocer nuestro accionar y escogimos la fecha después de mitad de año porque en estos momentos el país está muy polarizado yconfrontal, no ve nada y se requiere de un nuevo aire.

-Entonces, ¿qué está fallando?

Hay unas falencias institucionales gravísimas y creo que eso es una mala y una buena noticia porque ya sabemos dónde están los cuellos de botella. Hay unafalencia de anticipación, inteligencia de la Policía de Infancia y Adolescencia que está muy débil, y de la Fiscalía también. Al ya conocer qué está fallando esperamos que el problema se ataque y eso se refleje en cifras de mejoría frente a la vida de los niños.

Pero, de enero a mayo de este año, van 288 niños asesinados en el país y en gran parte de los casos los sindicados del crimen tenían procesos judiciales, como pasa con Sharik. ¿Esto se podía prevenir?

En el caso de Sharik entiendo que el señor tenía dos delitos de abuso sexual, y lo que no puede pasar es que esto se ignore. Justo ahí es cuando digo que tenemos falencias en la institucionalidad. Hay que prevenir eso y todo depende de que el sistema judicial funcione, ahí es donde va la problemática y eso es lo que buscamos cambiar con la política que queremos trabajar y que denominamos alianza para dar frente a las cifras y brindar la protección a la infancia. Solo en 2018 se abrieron 13.237 casos de violencia contra los niños y esto viene en aumento, las cifras son claves, tanto las del ICBF como las de Medicina Legal, y más aún cuando se quiere hablar de cadena perpetua para los agresores.

Precisamente menciona cifras del ICBF y Medicina Legal en las que siempre hay una brecha en los reportes de cada una. ¿Por qué varía el número de casos?

Las cifras de ICBF y Medicina Legal son muy distintas y radica la diferencia en los exámenes médico legales. A Medicina Legal llega todo caso y de ahí diagnostica si hubo o no abuso sexual en la agresión, entonces solo los casos que son sí nos llegan a nosotros. Dentro de todos los casos de Medicina Legal puede haber cosas no confirmadas y eso no entra a nuestros registros. Nosotros tomamos solo el que es abuso sexual confirmado, ahí es donde está la brecha.

Pero, ¿qué pasa con quienes fueron agredidos con otro tipo de violencia que no terminó en abuso sexual…?  

Nosotros no damos tratamiento porque es necesario un filtro y hay un mundo de otras causas. En el caso de Sharik, el registro solo llega en caso de que se compruebe abuso sexual. Pero cuando muere el infante nunca se da el restablecimiento de derechos que es lo que hace el ICBF, por eso no entra a nuestros registros.

Otras violencias, si bien vienen disminuyendo, presentan tasas alarmantes como lo son la física, la psicológica y la negligencia y esto es lo que entraremos a tratar en la Alianza por la Niñez. Otro factor que nos preocupa son los embarazos en adolescentes, también esta disparado. En 2018, se realizaron 26.065 exámenes médico legales por presunto delito sexual, 9.5% más que en 2017. De estos, 19.000 se practicaron a niños, niñas y adolescentes para un total de 5.513 niñas.

La conclusión de esto es que los casos de embarazos en adolescentes se están dando por abuso sexual y con un agravante en donde el 45% de los agresores son familiares, súmele también la descolaridad. Con todo esto, el problema aumenta, sumado al castigo y al uso de la letra con sangre entra que no aplica yes totalmente falso.

-Usted esta esperanzada en que la Alianza por la Niñez cambiará el panorama. ¿De qué tratará?  

La primera diferencia radica en que es una alianza y no solo una política pública, por lo que claramente va más allá al identificarse que el tema de la violencia contra los niños es un tema muy cultural y un chip que se ha aferrado a la sociedad. Para mejorar esto se requiere de una transformación cultural ysocial y de eso se encargara la Alianza.

-Pero, ¿qué le sigue haciendo falta a la sociedad para cambiar ese chip de violencia contra los menores?

Muchas veces se dice que somos una sociedad enferma. Pero, en vez de ser una afirmación esto debería estar la pregunta de ¿qué es ser una sociedadenferma? y aquí nos pusimos a buscar expertos, pero no los hay en el país, nadie me ha podido explicar que es una sociedad enferma, el ¿por qué un tío viola a una sobrina?, qué lleva a que alguien se comporte así sabiendo que actúa como un psicópata. Eso es lo que tenemos que entender para poder hacer unapolítica pública que funcione. Hicimos muchos análisis y llegamos a la Universidad de Pensilvania, donde queda el laboratorio de normas sociales con elanálisis de comportamientos de las personas con base a normas. Todo esto es para comprender por qué en la sociedad los casos de violencia contra un menor se terminan naturalizando en busca de aprobación de los demás con una expectativa normativa y empírica.

Por ello, vamos a contratar este estudio con la Universidad de Pensilvania, en donde primero se identifica cuáles han sido esas normas, qué lleva a ciertos comportamientos y su posterior tratamiento, bien sean con novelas,  influencers o youtubers para cambiar esta mentalidad.  La inversión de la primera fase nos valdrá 500.000 dólares y será financiada por Unicef; la segunda fase que será financiada por Canadá y USAID que es la parte de probar las intervenciones en todo el territorio nacional.

¿AVANCES?  

-En estos diez meses a cargo le han dado ‘palo’ con el argumento de que la gestión del ICBF no es visible. ¿Qué responde?

Siempre hay alguien de nosotros en las regiones. Cuando sucedió el caso de María del Pilar Hurtado nosotros fuimos a Tierra Alta a ver los niños y se nos poner una foto mía y de uno de los niños y nos dieron tanto palo por ello, se especularon tantas cosas y aquí quiero aclarar que yo solo quería estar con elniño y me la montan por eso. La gente recriminaba que nadie le había dado un abrazo al niño y yo, también como madre de dos niños, quería demostrarle que tenía protección, que la vida no es tan mala como en ese momento lo era para él- Además, que estaba pensando en cómo hablarles a los niños y utilizar la mejor palabra porque lo que uno les diga es determinante para su vida y en qué tanto resentimiento le tenga a la sociedad, al Estado, en medio de ese duelo al Estado. Yo quería decirle que no todo en la vida es malo, darles consuelo a esos chiquitos y se me fueron las luces de no publicarla pixelada, pero nos dieron un palo brutal. Entonces todo es muy controvertido. El país no está viendo nada, estamos cegados de violencia.

-Entonces, ¿cuáles son sus avances?

En primer lugar, hemos hecho muy buenos avances en materia de nutrición. Nos encontramos con un aumento del 40% en materia de mortalidad infantil asociada a la desnutrición y desde ahí nos hemos tomado muy en serio implementar un buen trabajo en el que se prevenga esto con el plan 15-15, es decir, desde el 15 de diciembre hasta el 15 de enero. Además, el sistema nos arrojó que teníamos 4.500 niños en riesgo en la Guajira y Chocó, y allá fuimos en navidad para acompañarlos y repartir paquetes alimentarios También solucionamos el tema de la formula intrahospitalaria que no era cubierta por el POS porque las 12, 24 o 36 horas que tomaba el análisis de si se le daba la formula al niño ahí se desestabilizaba y el problema aumentaba, a la par están losCentros de Recuperación Nacional.

-¿Qué papel juegan los padres en estos casos para evitar la reincidencia?  

Se les da una capacitación de hábitos alimenticios, de cómo tratar a sus niños para que no vuelva a pasar la desnutrición. Además les garantizamos cupo enlos programas de primera infancia del todo país.

Justo analizando todo esto, evidenciamos que en nuestros servicios muchos de los operadores estaban fallando en esos protocolos de seguimiento, medición, alertas sobre la infancia y restablecimiento de derechos.

-Y sobre los procesos de restablecimiento de derechos…  

Ese tema es muy ingrato porque no se conoce mucho pero que internamente nos costó mucho. Logramos la descongestión de los procesos administrativos de restablecimiento de derechos y esto se traduce como el seguimiento a los niños que han tenido algún tipo de vulneración de derechos. Es decir, cuando son violentados o cuando son abusados, entran los defensores de familia a hacerles seguimiento y bajo la ley 1878 del 2018 se tenía como finalidad que se les resolviera la situación jurídica a los niños en unos plazos determinados bien sea la reintegración con sus familias o el adoptabilidad.

-¿Cuantos procesos tenían acumulados?

Teníamos 78.000 de muchos años atrás y lo que pasaba es que los defensores de familia no tenían antes un límite para cerrarlos. A lo que voy es que la ley 1878 le dijo al ICBF: usted tiene que cerrar todo lo que tenga acumulado antes del nueve de enero del 2019. Entonces el dedil me tocó a mí, teníamos que descongestionar todos estos casos yendo a visitar cada familia y comprobar bajo que circunstancia está el niño y si continua el riesgo para el menor y así poderlo reintegrar o no.

-Dónde estuvieron esos 78.000 casos mientras duraron congelados…

En distintos lugares, unos estaban en la familia con seguimiento del ICBF y otros internados en el ICBF. Pero, aquí lo importante es que logramos cerrar el80% de estos casos, fue una cosa logística muy dura. Logre lo que nunca se había logrado y ponernos las pilas sin que se siga acumulando como antes, pero de una manera responsable porque donde uno reintegre a un menor y haya riesgo es gravísimo.

-Ese 20% restante está volando…  

No, se viene trabajando. Esta ley tiene por finalidad que entre más rápido se cierren los casos, pues hay más niños que se pueden declarar en adoptabilidad en un menor tiempo con la posibilidad de tener una familia. De todos los casos, 555 niños fueron adoptados, ahora tienen una familia.

-Otro punto que preocupa es la explotación sexual. ¿En qué va?.

Cuando llegue se hablaba de todos los extranjeros tenían que pagar un dólar para un fondo de explotación sexual comercial y al preguntar dónde estaba esa plata nadie dio respuesta, sabiendo que estaba promulgada desde 2001. Efectivamente se recaudaba un dólar de impuesto por cada extranjero que, salida del país, las aerolíneas calladas y felices. La excusa fue que no se podía diferenciar entre extranjeros y colombianos, entonces dije listo vamos a cobrárselo alos extranjeros y nacionales para que no haya inconveniente.

-Ese dinero irá directamente al ICBF…

Sí, ahora estará dirigido al ICBF y el decreto reglamentario debe estar siendo firmado por el Presidente en menos de un mes. Con esto esperamos recaudar aproximadamente entre 30.000 y 40.000 millones de pesos para la explotación sexual de niños y niñas. A esto nunca le habían metido mano, estaba muertoy ahora hay que ver que programas se aplican y de la mejor manera.

-¿Qué ha pasado con la petición de que se le diera de baja en el cargo?

Esa carta que nos llegó, que se filtró a medios, y en la que se indicaba que venía de parte del sindicato del ICBF no era cierta. Era una carta anónima que pedía mi renuncia y hacía alusión a una entrevista que di y que me sacó de contexto. La carta no se justifica y ando en la reclamación al medio de la entrevista, Revista Semana, porque mintió en mis respuestas.

-Con ese panorama que a veces ensombrece a la niñez, ¿hay futuro para ellos en el país?  

Claro que sí, los niños del país nos importan y buscamos que tengan un futuro maravilloso. La gente no se llega a imaginar cuanto me impacta a mi cada dolor de esos, cuanto lloro en las noches. Pero los niños tienen y tendrán futuro en Colombia. /Colprensa

También podría gustarte