Fiscalía ocupó 94 extravagantes bienes de alias “Guacharaco”

3.355

En la mañana de este jueves, la Fiscalía General de la Nación informó que esa entidad, en conjunto con la Policía Nacional, afectaron 94 bienes de Oriel Duque Zuluaga. alias “Guacharaco”, conocido como el “zar de la mercancía china”.

Andrés Jiménez, delegado de la Fiscalía contra las Finanzas Criminales, explicó que “Duque Zuluaga era un reconocido importador de mercancía del sector San Andresito, en Bogotá y bajo la apariencia de transacciones comerciales, habría ocultado recursos de Helmann Yesid Novoa, un señalado narcotraficante de cocaína y heroína capturado en 2012; de José Delio Pineda Gómez, alias “Carra”, también detenido por sus vínculos con el Clan del Golfo; y del sistemático ingreso de productos de contrabando”.

En un comunicado, la Fiscalía detalló que el comerciante “habría dado apariencia de legalidad al continuo flujo de dinero ilegal a través de la compra y venta de bienes; préstamos con hipotecas, la constitución de establecimiento comerciales y el englobe de bienes, la creación de marcas de galletas, dulces y elementos cosméticos; y la titulación de fincas, apartamentos y lotes a terceros, como una estilista en Santander y algunos conocidos en su pueblo natal, El Santuario, en el Oriente antioqueño.

A partir del acelerado crecimiento inmobiliario y de las finanzas de Duque, así como sus excentricidades, las autoridades decidieron seguir la pista del dinero y encontraron “un contundente material probatorio”, por lo que un fiscal de la Dirección de Extinción del Derecho de Dominio “impuso medidas cautelares de embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo a los 94 bienes”, que harían parte del patrimonio de “guacharaco” y que tienen un valor estimado de 100.000 millones de pesos, señala la comunicación.

Bienes excéntricos

La Fiscalía reveló que entre los bienes afectados hay 47 inmuebles, 10 establecimientos comerciales, 10 cuentas bancarias y 24 vehículos. Entre los inmuebles se destacan 18 propiedades que fueron englobadas y demolidas para construir cuatro centros comerciales en el sector San Andresito en Bogotá.

Además, hay casas en los barrios Salitre y Hayuelos, cuyo avalúo podría alcanzar los 1.000 millones de pesos, y que estarían destinadas como viviendas de los supuestos socios de “Guacharaco”.

En Melgar, Cundinamarca, fue ocupada una finca de recreo de 400 millones de pesos; en Fusagasugá, una casa quinta de cuatro hectáreas; y en Silvania, un condominio. También en zona rural de Palmira, Valle del Cauca, se afectó un lote de 11.000 metros cuadrados que tenía licencias y permisos para construir en él un complejo urbanístico.

Además, se afectaron terrenos en El Santuario, Antioquia, de áreas de 2 y 5 hectáreas en las que se desarrollaban actividades agropecuarias y en la que amigos y familiares de Guacharaco tenían sus casas de descanso. “En la búsqueda de bienes supuestamente entregados a terceros fue identificada una finca de 9.939 metros cuadrados en Barbosa, Santander, que figuraba a nombre de una estilista que no tiene capacidad económica ni reporta ingresos para comprar una propiedad de este tipo”, indicó el ente acusador.

También fue ocupado el restaurante y bar temático El Transportador, ubicado en el kilómetro 2 de la vía Cota-Chía. Allí se encontraron 17 carros clásicos de colección y 3 aeronaves en desuso, además, pistas de karts y cuatrimotos. Dos de los carros fueron identificados como posibles reliquias de la historia automotriz de Colombia. Entre ellos, uno estaba rotulado como el primer carro que llegó al país y se investiga si se trata del modelo original del automóvil De Dion-Bouton, que llegó a Medellín en 1899.

Otra de las extravagancias del lugar era una mesa que simulaba la forma de un vehículo Ferrari, cuya adaptación habría costado unos 100 millones de pesos.

Todos los bienes afectados quedaron a disposición de la Sociedad de Activos Especiales.

El Colombiano

También podría gustarte