‘El terror’ de Taganga quedó libre

La Fiscalía colombiana no aportó las pruebas a la justicia portuguesa para que lo extraditaran.

Una cadena de errores cometida por la Fiscalía General de Colombia permitió que otra vez el israelí Assi Moosh, conocido como ´El terror´ de Taganga capturado el pasado mes de mayo en la península Ibérica, quedara en libertad.

´Lo que se viene es un escándalo judicial de graves repercusiones, por cuanto la Fiscalía fue negligente al momento de enviar las pruebas contra este peligroso sujeto´, dijo un oficial de la Interpol Colombia.

Mientras tanto, una jueza de la ciudad de Lisboa constató que no hay investigaciones pendientes del israelí en ese país y ordenó su libertad inmediata.

´Ha quedado comprobado que Moosh no tenía investigaciones pendientes en Portugal que justificaran su detención´ se lee en el auto del pasado 28 de junio que le dio libertad.

El israelí Assi Moosh fue expulsado de Colombia en noviembre de 2017 por estar relacionado con una red de proxenetismo en Santa Marta y Cartagena. Sin embargo, en julio de 2018 la Fiscalía emitió una orden de captura y una circular azul de Interpol en su contra por su presunta participación en una red dedicada al turismo sexual, la explotación sexual de menores de edad y de proxenetismo en Colombia. Aunque fue capturado en Lisboa (Portugal) en mayo de este año, una jueza de ese país lo dejó en libertad porque no tenía procesos judiciales pendientes en ese país.

Luego de que se realizaran los trámites para la expedición de una circular azul, las autoridades portuguesas capturaron a Moosh en mayo pasado. En Colombia, lo señalan de ser el líder de una organización que vendía paquetes turísticos que incluían alojamiento en Casa Benjamín (Cartagena) o en fincas de Turbaco (Bolívar), drogas y trabajadoras sexuales, varias de las cuales eran menores de edad. En Portugal, sin embargo, no tenía investigaciones pendientes que justificaran su detención, como se lee en el auto del pasado 28 de junio que le dio libertad.

En diciembre de 2018, la Fiscalía anunció avances en las investigaciones y reveló la existencia de una mafia israelí dedicada a la prostitución. Según el ente investigador, los paquetes eran promocionados exclusivamente entre empresarios y hombres que exmilitares de Israel. A su llegada a Colombia, los extranjeros supuestamente cumplían tours en hoteles, hostales, fincas y yates —varios de esto bienes han sido vinculados a Mosh—, asistían a fiestas privadas de música electrónica y diversos escenarios en los que había menores de edad sometidas a prostitución.

Colombia no tiene un tratado de extradición directamente con Portugal, lo que habría dificultado el proceso. Pero, también, contra el ciudadano israelí no hay una circular roja de Interpol que permita su detención, sino apenas una azul que sirve de aviso a las autoridades de otros países para que colaboren con la ubicación del presunto criminal.

De acuerdo con el portal hebreo ‘Mako’, la liberación de Moosh se debió a  que la Fiscalía de Colombia no pasó a los jueces las pruebas sobre las acusaciones en contra del israelí

Moosh, quien era propietario del hotel Bejamín de Taganga, también es señalado de ser el líder del “Clan Benjamín”, una organización criminal que se dedica al “turismo sexual de niños, niñas y adolescentes” en Santa Marta, Cartagena, Medellín, Bogotá y hasta Ecuador y Brasil.

Se conoció que actualmente la Fiscalía está trabajando para obtener cualquier información sobre el motivo de su liberación.

Por su parte, el abogado de Moosh informó que “mi cliente fue liberado de la detención porque no había evidencia. La Fiscalía en Colombia estuvo en contacto con el Tribunal de Portugal desde el primer día de detención y estuvo presente en las audiencias sobre el caso de Assi y proporcionó incluso un fragmento de evidencia en su contra

DILATÓ EL PROCESO

Sin embargo en la Fiscalía se tiene otra versión de lo ocurrió. Se dijo que hace una semana, Moosh fue dejado en libertad tras realizar varias maniobras que dilataron el proceso judicial que se adelantaba en su contra.

“Todas las diligencias se hicieron, él alegó que no entendía el idioma español, que necesitaba un traductor hebreo, le pusimos uno oficial, el único que existe en Colombia”, contó a RCN Radio una fuente de la Fiscalía.

 “Además, él no nombró abogado y así pasó toda la diligencia, entonces se le acreditó un abogado de oficio; luego ya era la transmisión que dijo no era buena y fue así como dilató todo el proceso” agregó la misma fuente, quien pidió reserva de su identidad por seguridad.

Assi Moosh se habría aprovechado de sus argumentos para confundir  a la justicia portuguesa y lograr obtener la libertad través de un ‘habeas corpus’.  Se conoció que el israelí entonces,  se habría dirigido hacia su tierra natal.

 “Colombia no tiene tratado extradición con Portugal, pero las autoridades trabajaban en ese proceso, pero como él se retiró de la transmisión porque aseguró, no era buena la señal, el juez determinó darle la libertad. Logró un habeas corpus y se escapó”, relató la fuente.

Las autoridades colombianas se cuestionan, “dice que no hablaba español, cuando todos sabemos que tenía negocios en Colombia, tiene hijos, amigos relaciones directas”.

Assi Moosh, conocido mejor como ´El terror de Taganga´, apodo que se ganó por su intimidante manera de operar en el citado balneario, donde hasta hace poco tiempo nada se movía sin su permiso, está cada vez< más lejos  de regresar a  Colombia donde la justicia lo solicita bajo graves delitos.

´El terror´ de Taganga fue ubicado  en Portugal gracias a una acción conjunta de las autoridades lusas con la Fiscalía y la Dijin de Colombia.

Moosh es acusado de administrar una red de prostitución en el balneario samario y tendrá que responder por los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito, turismo sexual e inducción a prostitución.

En el expediente contra Moosh está consignado cómo ofrecía paquetes de turismo ‘todo incluido’, que consistía en prestar servicios de alojamiento, drogas y prostitutas.

CON PASAPORTE FALSO ISRAELÍ

Assi Moosh, conocido en Colombia como ‘El terror de Taganga’ se movía en Europa gracias a un pasaporte falso que portaba

La Policía Judicial de Portugal, con apoyo de la Guardia Civil de España y en coordinación con la DIJIN de la Policía de Colombia, lograron ubicar a Moosh en Lisboa, pero al momento de su detención e identificación, el exsoldado israelí se presentó con un pasaporte falso.

Migración Colombia expulsó del país a Mossh por considerar que atentaba contra la seguridad nacional y el orden público el 17 de noviembre de 2017, pero desde julio de 2018 tenía una orden de captura y una circular azul de Interpol para su ubicación.

También podría gustarte