‘Se trabaja para que el hongo no se propague al Magdalena’

502

Hay dos hipótesis de inicio del hongo, la primera que ciudadanos venezolanos trajeron la plaga por medio de sus zapatos o visitantes internacionales de países donde está el Fusarium lo trajeron a esta zona del país.

Por:
EMILY
BUSTAMANTE NÚÑEZ

En alerta máxima y reforzando las medidas de vigilancia y bioseguridad están los empresarios de banano del Magdalena, debido a que la posibilidad que en La Guajira esté el hongo Fusarium Raza 4 Tropical o ‘Mal de Panamá’ es alta, lo cual sería un riesgo letal para el Departamento.

Según la directora del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, Deyanira Barrero, “estamos ante una sospecha, todavía no hemos confirmado con absoluta certeza que el patógeno al que nos estamos enfrentando es el Fusarium Raza 4 Tropical o el mal llamado ‘Mal de Panamá’, pero algunos síntomas revisados en campo y las pruebas complementarias iniciales nos generaron esa sospecha. Ante eso hemos tomado medidas de prevención, se hicieron desde el primer momento todas las pruebas de campo convocamos al sector productivo para informarle y ponerlo en alerta y establecimos las cuarentenas en La Guajira”.

Este patógeno es un hongo reconocido como una plaga de las arrasadoras para los cultivos de banano y plátano, el cual dejó muerto el suelo por más de 30 años, por lo tanto, es un asunto delicado.

 Además al confirmarse la existencia del hongo será  necesario activar todas las medidas para tratar que se quede solo en esa zona en La Guajira y no se disperse a otros territorios importantes como el Magdalena y Urabá.

“La forma en cómo se trasmite esto es a través de los zapatos de las personas o por materiales de maquinaria agrícolas, es muy importante que todas las empresas vigilen muy bien sus ingresos, quienes han venido fortaleciendo las medidas de vigilancia para reportar cualquier situación inusual que detecten en sus plantaciones”, precisó Barrero.

Es importante mencionar que a la fecha se han erradicado 75 hectáreas. La meta es terminar la semana con 152 hectáreas erradicadas, donde se han presentado síntomas compatibles con el Fusarium. Esta medida se ha implementado de acuerdo a los protocolos internacionales.

INVESTIGAN SI VINO DE VENEZUELA EL HONGO

La directora del ICA, manifestó “lo del tema de la migración de los venezolanos es una de las hipótesis que tenemos en la investigación al respecto de determinar el posible origen, también tenemos otra hipótesis y es que hemos recibido información que visitantes internacionales de países que tienen el hongo llegaron a la región”.

Añadió que “nosotros a raíz de los focos de fiebre aftosa fortalecimos los puestos de control en frontera, algunos de esos puestos acompañados de otras autoridades como la Polfa, las fuerzas armadas, estamos haciendo procesos de limpieza y desinfección en esos puestos de control, estamos rastreando la zona, tomando muestras y vigilando para poder tener certeza que tanta infección puede haber”.

Desde el año 2013, el ICA tiene un protocolo de vigilancia activado, el cual consiste en medidas para controlar las importaciones ilegales y un protocolo de bioseguridad para las empresas del gremio bananero.

NO AFECTA

EL CONSUMO

Barrero, sostuvo que “puede consumir el banano con tranquilidad, el banano no tienen ningún riesgo para salud pública y contarles que de hecho algunos países que han sido afectados que tienen el hongo, han continuado con sus exportaciones inclusive manejadas con niveles de bioseguridad, pero no porque en el fruto se transporte la plaga sino que tienen que hacer unas separaciones de las plantaciones”.

Agregó que “nosotros exportamos el banano a países que no lo cultivan y no había riesgo porque la fruta no transporta el Fusarium sino que transporta por el suelo o por transmisiones mecánicas, es probable que algunos países inicialmente produzcan alguna restricción pero trabajamos en eso porque las mismas empresas productoras de banano han pedido a sus proveedores medidas adicionales y eso se ha estado informando a los compradores”.

Cabe destacar que a finales del 2018, el ICA, Asbama y Augura realizaron varios talleres para prevenir el Fusarium en la zona bananera del Magdalena, La Guajira, el Eje Cafetero y Norte de Santander, así como en diferentes pasos fronterizos de Colombia.

También podría gustarte