Manifestantes exigen renuncia del gobernador de Puerto Rico

Cientos de miles de personas marcharon ayer para exigir la renuncia del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, en el décimo día de protestas acicateadas por artistas como Ricky Martin, Bad Bunny y Residente a raíz del llamado “chatgate”.

Los manifestantes ocuparon desde la mañana el expreso Las Américas -la principal avenida de San Juan-, en la mayor manifestación contra Rosselló desde que comenzaron las protestas hace 10 días.

El gobernador enfrenta pedidos de renuncia por la filtración de un polémico chat y por los casos de corrupción de los que la fiscalía acusa a exfuncionarios de su gobierno.

Los cantantes puertorriqueños Ricky Martin, Benito Martínez (Bad Bunny) y René Pérez (Residente) llegaron a la marcha sobre la plataforma de un camión de carga, junto a sus colegas Olga Tañón, Kany García y Tommy Torres, entre otros artistas.

Encabezando la procesión, Martin ondeaba una bandera del orgullo gay.

El cantante de “Livin’ la vida loca” es una de las personas ridiculizadas en el chat por su orientación sexual, que él hizo pública en 2010.

“El pueblo te lo pide, has jugado con los sentimientos, has jugado con la salud mental del pueblo”, dijo el artista en el podio, dirigiéndose a Rosselló bajo el fuerte aguacero que sorprendió a mediodía a los manifestantes, luego de una mañana clara y calurosa.

“¡Seguimos mañana, y vamos a seguir hasta que se vaya, porque Puerto Rico se respeta, puñeta!”, prometió Residente a la muchedumbre.

Rosselló ha dicho que no renunciará, pero cedió parcialmente el domingo al anunciar que ya no buscará la reelección en noviembre de 2020 y que acepta un juicio político.

“Los he escuchado y los escucho hoy (…). He cometido errores y me he disculpado”, dijo el gobernador de este territorio estadounidense en el Caribe, que aboga por la anexión de la isla como el estado 51.

Pero esto no bastó para los manifestantes, descontentos por la filtración del chat de Telegram donde Rosselló y otros 11 hombres compartían mensajes considerados obscenos, misóginos y homofóbicos por sus críticos.

También podría gustarte