Pequeños comerciantes les dicen ‘no’ a las bolsas plásticas

Con el objetivo de sumarse a la apuesta de Santa Marta por ser un Distrito ambientalmente sostenible, la Unión de Comerciantes, Undeco Santa Marta, manifestó que está trabajando en unas estrategias para que sus pequeños comerciantes empiecen a trabajar en la recaudación del uso de la bolsa plásticas en sus negocios.

Así lo dio a conocer Rosa Delia Rueda, directora ejecutiva de Undeco Santa Marta, quien comunicó que los comerciantes emprendieron una idea para que sus clientes retomen el uso de los famosos canastos artesanales “los comerciantes de Santa Marta están proponiendo que sus clientes dejen atrás el uso de las fundas que demoran cientos de años en descomponerse y retomen los canastos, un elemento antiguo pero viable en el desarrollo de las actividades comerciales del ser humano”.

Asimismo, Rueda aseguró que desde el año pasado distintos gremios, incluido el de los pequeños comerciantes, han desarrollado una serie de estrategias para minimizar el uso del plástico y reducir el impacto que este elemento tiene en el medio ambiente.

De igual manera, la directora ejecutiva expresó que se están adelantando estrategias para el aprovechamiento de residuos en el marco del  Sistema de Recolección Selectiva, siendo esta iniciativa la que trajo a colación el proyecto de la utilización de canastos.

La propuesta la están haciendo los afiliados a Undeco, con el apoyo de grandes empresas y entidades educativas como lo es la Universidad del Magdalena, para encontrar una alternativa de realización de canastos con elementos reciclados y que lleguen a sus clientes con una estrategia de sensibilización sobre el impacto de las bolsas de plástico en el medio ambiente.

“Estamos preparando esa campaña para minimizar el uso de la bolsa con la posibilidad de volver a la época del canasto, para esto les regalemos el canasto a los clientes para que lo traigan a los establecimientos cada vez que van a comprar”, agrega Rosa Delia Rueda.

“La idea del canasto también es que sean hechos con reciclaje de plásticos y poco a poco retornemos a nuestros usuarios a esa costumbre, que antes era parte de nuestra cultura. Sabemos que todos estamos acostumbrados a lo práctico de la bolsa, pero con la conciencia que se está sembrando en los ciudadanos no creemos que sea tan difícil”, concluyó Rosa Delia Rueda.

También podría gustarte