‘No me importa ser protagonista; quiero sentirme querida’

917

Con la designación de Patricia Hurtado Dávila, como reina Anfitriona del Mar y la apertura al certamen nacional, ya no como Capitanía, surgió el interrogante sobre el futuro de Kely Puerta Verbel como la actual soberana y de quién poco se había sabido desde su elección, solo hasta hoy.

La sucreña proveniente del Golfo de Morrosquillo, región a la que representó en 2018, arribó a Santa Marta este lunes 22 de julio tras el llamado de la organización de la Fiesta Nacional del Mar 2019; sin embargo, según lo comentado por ella misma, fue una invitación que aún la tiene llena de dudas y confusiones, por los cambios respecto a la edición anterior.

HOY DIARIO DEL MAGDALENA dialogó con la Capitana, quien manifestó además, no tener patrocinio oficial para el evento marino y que fue gracias a lo realizado el año pasado, que logró el apoyo de diseñadores samarios y marcas como Johanna Mancuso, Pilar Espina, Danilo Smith, para cumplir los protocolos.

¿Cómo te sientes por volver a Santa Marta?

Estoy muy feliz; siempre hay un poquito de emoción en mi corazón porque Santa Marta hace parte de él pues como todos saben, yo viví aquí y cada vez que puedo, vengo y visito a las personas que quiero. Pero este compromiso es diferente, es uno más personal, de crecimiento profesional y vengo con otra expectativa; vengo con la responsabilidad de entregar un título y ojalá la que me suceda, siga el legado que hasta ahora pude sembrar.

¿Qué te deja este título de Capitana Nacional del Mar y tu paso por la ciudad?

Lo que me deja esta Capitanía es llenarme de más compromiso; desde que inicié, me metí en la cabeza que debía hacer más trabajo social, más conciencia sobre la preservación del medio ambiente y los mares. En mis redes sociales, estoy trabajando con una fundación que se llama Tolú con Futuro y comencé desde ahí, porque es donde vivo, pero la idea es llegar a muchas partes de Colombia; hacer campañas nacionales y que las personas realmente se pongan la mano en el corazón. Santa Marta me ha acogido de una manera impresionante, tantos diseñadores acá que me quieren como su hija; tomaron la decisión de vestirme. Es algo bonito porque sé que hice las cosas bien y el amor es el sentimiento que me llevo.

Precisamente hablemos de la gestión que mencionas… ¿Qué pudiste hacer y qué no?

Todo me tocó de manera particular y muy lejana, desde Tolú. Tuve la oportunidad de hablar muchas veces con la secretaria de Cultura, que estaba a disposición y que a todo lo que me pudieran convocar o llamar, ahí estaba, pero me tocó personalmente hacerlo con mis redes sociales, con personas del común que se relacionan conmigo. Nunca vine a una campaña en Santa Marta.

¿Qué crees que ocasionó ese corte de comunicación contigo?

Me imagino que de pronto fue por los problemas administrativos del Distrito, no se puede tapar el sol con un dedo, pero los inconvenientes sí me truncaron la oportunidad de venir y hacer toda la gestión, porque todos mis traslados a Santa Marta estaban a cargo de ellos. Todo lo que pude hacer a nivel personal, lo hice y estoy muy feliz y contenta con lo que se logró.

¿A Santa Marta le faltó vivir a su Capitana?

Yo creo que sí; siempre estuve en disposición de venir, al pendiente de que me convocaran y no creo que he sido la única: a muchas candidatas les ha pasado lo mismo. La verdad es que hice hasta lo imposible promocionando a la ciudad, pero cuando uno tiene el respaldo de una entidad pública y que tiene fuerza nacional, es muy diferente a hacerlo con mis propias manos. Me hubiese encantado que Santa Marta me tuviese por lo menos, una vez al mes de todo el año de mi Capitanía.

¿Hace cuánto no venías a Santa Marta, de manera oficial?

Más o menos unos seis meses; me quedé esperando llamada para la Feria Anato y otros eventos. Yo busqué otras formas de relacionarme con la gente samaria y por eso tengo el apoyo de diseñadores que me han patrocinado y con ellos estamos trabajando de la mano; no solo fue un año, yo debo seguir trabajando y por eso, también seré una de las encargadas de llevar el mensaje de vida con la Fundación Corazón Rosa, que lidera Johanna Mancuso.

¿Cómo fue tu llegada esta vez, qué sentiste que cambió al volver a la ciudad?

Debo ser muy meticulosa antes de hablar, porque no conozco la organización de este año ni sé quiénes están a cargo del Reinado, pero desde mi experiencia sin ofender a nadie, creo que hubo cosas que se salieron de las manos y es tener en cuenta esos detalles. Como se lo hice saber a la chaperona: a mí no me importa ser la protagonista, porque quienes deben serlo son ellas, las 11 candidatas que se disputarán el Reinado. A mí lo único que me interesa es sentirme querida y que también tengo los mismos privilegios.

¿Cuál será tu papel esta vez, además de entregar el título?

No estaré en ninguno de los eventos, excepto en Desfile Folclórico, de Balleneras y Coronación. Las soberanas en años anteriores han estado en todos e incluso, reciben a las demás en el aeropuerto. Entonces, tengo ese sabor amargo del porqué pasan estas cosas, no entiendo; la verdad es que lo más práctico es que si yo llegué este lunes, me digan que si no voy a estar, por lo menos que me recogen, me instalan en el hotel y que comparta con las reinas. Tengo esa duda, tanto que en el transporte, estadía y todo cambió totalmente.

Viniste sola a Santa Marta ¿Qué dice tu familia y amigos, cómo ha sido su apoyo?

Para mi mamá y mis hermanos soy el orgullo y la reina de la casa, dicen que siempre he perseverado, que este era el premio que Dios tenía destinado para mí… que siga adelante, que por cualquier lado voy a llegar lejos. Ellos no pueden estar porque mi mamá trabaja en otro municipio y no puede acompañarme cuando estos eventos son tan lejos; mis hermanos desde que llegué, escribiéndome y pendiente de cómo me están tratando. Mis amigos y Tolú también me ha brindado su apoyo; ganarme la Capitanía me abrió muchas puertas.

¿Qué se viene para ti, proyectos futuros…?

Hay muchos, pero que los comentaré más adelante, cuando ya tenga la certeza. Por ahora, estoy con mi fundación de lleno, la idea es hacer la inauguración en diciembre, trabajando fuertemente en todo lo que tiene que ver con moda y entretenimiento en Tolú, para que se proyecte. Vamos a ver si se define de pronto ir a un Desafío (programa), terminar mi carrera profesional y continuar el emprendimiento con mi gimnasio.

También podría gustarte