Invertido  más de $60 mil millones en infraestructura 

371

La iniciativa se complementa con la estrategia de Jornada Única y el Programa de Alimentación Escolar (PAE) en los territorios alejados del país.

Inversiones por más de 60 mil millones de pesos en infraestructura ha realizado el Ministerio de Educación gracias a los recursos obtenidos por la estrategia de Obras por Impuestos en 2019.

Así lo ratificó la Ministra de Educación, María Victoria Angulo, quien afirmó que los recursos se han invertido en más de 40 municipios de los 170 más afectados por la violencia, la pobreza y los cultivos ilícitos, hacia los que se orientan los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET).

“En la última convocatoria tuvimos mucho éxito, no solo en monto, sino en número de proyectos en distintas zonas del país. Son más de 60 mil millones para temas de infraestructura educativa, dotaciones y tecnología”, precisó la Jefe de la Cartera de Educación.

La funcionaria destacó la efectividad de la estrategia para la canalización de dineros en temas sociales.

“Obras por Impuestos es un trabajo muy efectivo que hemos hecho con el sector privado. Es una vía para que, a través de estos recursos de la empresa privada, se puedan canalizar a temas sociales de prioritario interés”, señaló.

Igualmente, manifestó que “queremos complementar con inversión en el territorio e inversión del Gobierno Nacional para trabajar en mejoramientos, culminar las obras que están en proceso en el Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa (FFIE), generar nuevas convocatorias y complementarlo con la línea de dotación”.

Las inversiones en infraestructura nueva y para finalizar obras inconclusas, son fundamentales tanto para la implementación de la Jornada Única y del Programa de Alimentación Escolar en los territorios alejados del país.

¿QUÉ ES OBRAS POR IMPUESTOS?

La estrategia de Obras por Impuestos permite que los privados apoyen la labor del Gobierno nacional para desarrollar los municipios PDET y paguen hasta el 50 por ciento de impuestos de renta participando en proyectos productivos y en la construcción de obras.

La norma que reglamenta esta estrategia -Decreto 2469 del 28 de diciembre de 2018- ordena que las obras financiadas con dineros de los impuestos de los particulares deben aportar al desarrollo rural, a la agricultura, a la reactivación económica y social y a las necesidades básicas insatisfechas.

En este sentido, para la priorización de los proyectos fueron caracterizados cinco grandes frentes de inversión: salud pública, educación pública, agua potable y alcantarillado, energía y construcción y/o reparación de infraestructura vial.

Con información de la Oficina de Comunicaciones del Ministerio de Educación Nacional.

También podría gustarte