En el país hay 478 motivos para marchar por los líderes

Desde la firma del Acuerdo de Paz, cada semana el país lamenta la muerte de dos o tres líderes sociales asesinados en medio de las luchas que proclaman en sus comunidades, algunos por promover la sustitución voluntaria de cultivos o la restitución de tierras, otros por pertenecer a Juntas de Acción Comunal, a organizaciones campesinas, a cabildos indígenas, a liderazgos afro o a sindicatos.

Y esa es la razón por la que se convoca a que los colombianos salgan a marchar hoy. Según lo planeado, las principales ciudades de Colombia se movilizarán en la tarde y en 53 ciudades del mundo lo harán en la noche. Las voces de quienes reclaman protección serán oídas en Atenas (Grecia), Berlín (Alemania), Guadalajara (México), La Haya (Países Bajos), Londres (Inglaterra), Oslo (Noruega), Sidney (Australia), Quebec (Canadá), varias de Estados Unidos, entre otras.

La situación ha sido tan crítica que en marzo del año pasado la Defensoría del Pueblo emitió una alerta temprana en la que denunciaba que entre el 1 de enero de 2017 y el 27 de febrero de 2018 habían sido asesinados 148 líderes sociales, y si el periodo se ampliaba al 1 de enero de 2016, eran en total 282.

Pese a las alertas, las cifras no han dado tregua: “Desde que emitimos la alerta temprana número 26 y hasta mayo de este año, 196 líderes han sido asesinados, y para ese mismo periodo tenemos casi 982 amenazados”, dijo el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret.

Sin embargo, organizaciones de Derechos Humanos, que siguen de cerca el fenómeno, dicen que hay mucho subregistro en las cifras oficiales. Y es que, de acuerdo con el Instituto para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), desde la firma del Acuerdo y hasta abril de 2019 mataron a 550 líderes en todo el país.

¿Quién los asesina?

El clamor se da porque, además de pedir protección, los niveles de impunidad para estos crímenes son altos: la Fiscalía General de la Nación afirma que de los 277 casos ocurridos desde enero de 2017, apenas han identificado los autores en 159 casos y 31 personas han sido declaradas culpables y condenadas.

 “Se requieren esfuerzos constantes para investigar a los responsables de los asesinatos y otras formas de agresión contra los líderes comunitarios y sociales, en particular a los instigadores de esos delitos”, señaló la Misión de la ONU en Colombia en su más reciente informe ante el Consejo de Seguridad de ese organismo internacional.

El asunto es que la identificación de los responsables de los crímenes se complejiza por cuenta de la cantidad de actores armados interesados en exterminarlos.

El presidente Iván Duque señaló como responsables a los grupos armados organizados dedicados la narcotráfico y la explotación ilegal de yacimientos de oro, a quienes la Fuerza Pública ataca con “contundencia”.

Y el defensor del Pueblo los llamó por su propio nombre: “A los líderes los matan los grupos al margen de la ley de todos los espectros, grupos sucesores de las Autodefensas Unidas de Colombia como los Caparrapos, y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (también conocidas como el Clan del Golfo), el Eln, el Epl, las disidencias de las Farc y grupos delincuenciales como los Puntilleros”.

Según cifras de Indepaz, el 25 % de los homicidios fueron perpetrados por estructuras sucesoras del paramilitarismo, el 8 % por el Eln, el 10 % por las disidencias de las Farc, el 7 % por miembros de la Fuerza Pública y el 50 % restante por sicarios no identificados pagados por los determinadores en defensa de intereses privados.

Mecanismos de protección

El Gobierno lanzó en noviembre pasado el tercer plan de protección de líderes sociales llamado Plan de Acción Oportuna (PAO), y la semana pasada lanzó el plan de protección para líderes del Plan Nacional de Sustitución Voluntaria de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS). (Ver Paréntesis).

“El país valora lo que es el liderazgo social. Por esta razón, desde el Gobierno del presidente Iván Duque se trabaja para conseguir que ese ejercicio de liderazgo tenga la garantía y la protección de los derechos humanos”, dijo la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez.

Incluso, el mandatario se solidarizó “con la causa de defender a los líderes sociales en el país que han sido víctimas de estos grupos armados”.

No obstante, las organizaciones sociales aseguran que esos planes no son suficientes para garantizar la vida de quienes mantienen luchas justas en sus territorios, por eso la gran mayoría de ellas se unirán a la marcha convocada para hoy por el movimiento Defendamos la Paz.

“Invitamos a todos los ciudadanos y ciudadanas a que caminen con nosotros y hagan presencia en los actos previstos por la vida de quienes defienden la vida y la paz en los territorios”, manifestaron los organizadores.

El Colombiano

También podría gustarte