FIN A LA OLA DE CALOR

Europa respiraba de nuevo gracias a la bajada de las temperaturas, tras una serie de récords en los que el mercurio superó los 40ºC en Francia, Bélgica, Holanda y Alemania.  Además de los 42,2 ºC registrados en París y Lingen (Baja Sajonia, Alemania) el jueves por la tarde, Bélgica y Holanda también registraron niveles históricos, con 41,8 ºC en Begijnendijk, en el norte de Bélgica, y 40,4 ºC en el sur de Holanda. Este brusco aumento de las temperaturas provocó incendios en Francia, donde miles de hectáreas se quemaron en Normandía (oeste), y en otras regiones.

También podría gustarte