Más sanciones contra Cuba

567

Estados Unidos aumentó su ofensiva contra Cuba y la Venezuela de Nicolás Maduro, al ampliar la lista negra de entidades cubanas y anunciar restricciones de visados, justo el día que la isla celebra 66 años del inicio de la revolución.

Dos hoteles y dos editoriales propiedad del sector estatal de seguridad y defensa se agregaron a la lista de entidades cubanas que tienen prohibido hacer transacciones financieras con ciudadanos y empresas estadounidenses, en el marco del memorando de junio de 2017 con el que el gobierno de Donald Trump endureció su política hacia la isla.

El Departamento de Estado dijo que con esta medida busca garantizar que fondos de Estados Unidos “no apoyen directamente el aparato de seguridad estatal de Cuba, que no solo viola los derechos humanos del pueblo cubano, sino que también exporta esa represión a Venezuela para apoyar al corrupto régimen de (Nicolás) Maduro”.

“Los cambios entrarán en vigencia hoy, 26 de julio, cuando Cuba celebra más de 60 años desde el inicio de la Revolución Cubana”, señaló en un comunicado.

“Sesenta años después de que (Fidel) Castro prometiera mejorar las vidas del pueblo cubano, la revolución continúa fallando a su pueblo al despilfarrar el potencial económico de Cuba a través de la mala gestión y la opresión de los cubanos valientes que continúan la lucha por la libertad”, dijo.

Las cuatro entidades son el Hotel Palacio Cueto en La Habana; el complejo turístico Cayo Guillermo Resort Kempinski, en los cayos Jardines del Rey; la Editorial Capitán San Luis, del Departamento de Seguridad del Estado; y Casa Editorial Verde Olivo, del Ministerio de las Fuerzas Armadas.

Con esta actualización -la cuarta desde que se creó la lista en noviembre de 2017- son más de 200 las entidades y subentidades vetadas para operar con estadounidenses, la gran mayoría vinculadas a la industria turística, pero también a actividades de propaganda, logística y tecnología militar.

Pedro Freyre, un abogado de Miami experto en el embargo económico que Estados Unidos aplica a Cuba desde 1962, dijo que estas medidas continúan la política de presión de la administración Trump hacia Cuba, y siguen vinculando la situación en Venezuela con el gobierno cubano.

“Si bien no es un aumento significativo de las sanciones, el listado probablemente resultará en un mayor deterioro de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos”, dijo a AFP.

También podría gustarte