PRUEBAS NÁUTICAS

1.226

La señorita Santander, Daniela Gutiérrez, fue la que mejor desempeño tuvo en las tres pruebas y no solo se robó los aplausos del público por su carisma, sino que tuvo la venia de uno de los jurados.

POR:
LEIDY
HENRÍQUEZ GALVIS

Al público que se acercó hasta la playa de El Rodadero (sector Tamacá) le tocó esperar casi dos horas, para poder ver a las 11 candidatas al Reinado Nacional del Mar en la considerada ‘prueba de fuego’ del certamen: las pruebas náuticas; pasadas las 11:00 de la mañana se dio inicio a la jornada.

La recompensa que todos esperaban, además del hermoso y perfecto panorama climático, era el notable desempeño de cada una y así mostrar sus habilidades en la práctica de  los deportes de mar; unas, cumplieron el cometido y otras, definitivamente se hundieron en el intento.

Vale la pena destacar que, este 2019 el pulso aumentó respecto a las aspirantes y hubo mayor regularidad en la presentación, donde debían cumplir mínimo con una de las tres disciplinas; el examen marino equivale al 40% de la puntuación final, por lo que las triunfadoras se conocerán luego de la sumatoria total con un ponderado.

Luciendo trajes de baño de la marca Speedo, las beldades iniciaron con natación que consistió en hacer un recorrido de 25 metros en dirección horizontal, donde se evaluaron tres aspectos: técnicas empleadas, destrezas y velocidad; sorprendió que el tiempo cumplido no estuvo dentro de los criterios de calificación.

Asimismo, las candidatas podían cumplir con cualquiera de los estilos: pecho, espalda, mariposa, o combinarlos como prefirieran; Shalom Sanjuán Ramos, representante de Bolívar; Kaysha Smith Howard, de San Andrés y Daniela Gutiérrez Gómez, de Santander fueron las más destacadas.

Otra de las participantes que tuvieron buena actuación fue Laura Suárez Alvarado, de Caldas; Leydis Daza Orozco, de Cesar; Karen Hernández, de Córdoba y Bibian Méndez Ríos, de Tolima.

Posteriormente, el ramillete de candidatas pasó a la prueba de kayak donde solo la técnica y la destreza fueron tenidas en cuenta; se tenía previsto remar en un circuito de dos vueltas en 5 minutos, sin embargo, solo cumplieron con los mismos 25 metros horizontales de natación.

En esta rutina, solo la representante de Bolívar insistió en dar una vuelta a la línea y eso le permitió sobresalir, pues –no se sabe si por tiempo- los asistentes limitaron a las participantes de San Andrés Islas y Santander, quienes, por ejemplo, intentaron completar el circuito y no se lo permitieron.

‘DESLIZ ACUÁTICO’

Llegó el momento del deporte, quizá más emblemático de la Fiesta Nacional del Mar: el esquí náutico; deslizarse sobre el agua en uno o dos esquís era el reto a enfrentar, pero la única candidata que se le “arrugó” a la prueba fue Katty Palomino Benítez, del departamento de La Guajira.

Al inicio, solo contaban con un solo intento –previo anunciaron que tres-, pero en la mitad de los turnos dieron la oportunidad de una segunda salida; la primera en brindar espectáculo fue Cesar, quien se robó los aplausos al  conseguir ponerse sobre las tablas y dar la vuelta en sus dos salidas.

San Andrés Islas y Tolima lograron levantarse en el esquí, pero solo avanzaron  una corta distancia y cayeron al agua; finalmente fue la Señorita Santander quien se llevó la ovación, pues no solo hizo un largo y lejano recorrido, sino  que logró hacer en repetidas ocasiones, el saludo del esquiador.

“Me siento orgullosa de nuestro Caribe y que podamos hacer estas cosas es increíble. Aprendí por primera vez en el año 2013, pero practico en lago, ciénagas y aguas tranquilas… aquí pensaba en Poseidón (dios griego del mar) y el amor al mar; esa fue la clave. Es un deporte que enseña muchísimo y me ha abierto puertas para enseñar”, manifestó emocionada Daniela Gutiérrez.

TRISTES E INCÓMODAS

Linda Gómez Durán, señorita Atlántico, no ocultó su malestar pues no consiguió hacer su presentación de esquí y manifestó haberse preparado para ello.

Por su parte y a diferencia de las dos pruebas pasadas, Bolívar terminó llorando esta vez tras no completar su rutina; ella eligió el wakeboarding, una variante del esquí que se hace sobre una sola tabla y que también fue empleada por Santander y San Andrés.

“Estuve muy emocionada en las pruebas, yo quería entrar al mar, porque lo amo y me esforcé bastante. Las condiciones son diferentes porque te están observando, hay mucha presión, es una competencia; me alegró haberla dado toda en kayak y natación”, dijo Shalom Sanjuán.

EL JURADO

El grupo de calificadores que esta vez cumplió la misión de evaluar a las representantes nacionales, estuvo integrado por: José Dávila, presidente de la Liga de Natación del Magdalena; Marta Abello Silva, esquiadora, directora de la Revista de Esquí 2019 y presidenta del Comité de Belleza del Magdalena; Giorgio Chiappo, deportista activo del Circuito Nacional de Kayak y Surf de Remo.

“Había de todo: buenas, malas y regulares; me llamó la atención la señorita Santander, porque lo hizo excelente y Cesar también estuvo muy bien. Aquí importaba un deporte náutico y por eso le dije a Bolívar, que lloró, que no se preocupara porque son tres pruebas y eso suma”, expresó Marta Abello.

LO MALO

Además de los incumplimientos en tiempo, la desorganización fue evidente en la logística y todo porque las pruebas náuticas se cruzaron con el Mundial de Motonáutica; para el esquí, las candidatas fueron movidas de sector.

En ese lugar, les tocó esperar su turno bajo el inclemente sol, sin carpa ni silla, luego de haber gozado de comodidad frente al Hotel Tamacá; por si fuera poco, las tuvieron retenidas en el bus desde antes de 9:00 de la mañana, hora en la que se suponía comenzaba la prueba.

Asimismo, faltó la regulación de las autoridades como la Dimar, Armada Nacional y Guardacostas dentro del mar, para evitar que otros vehículos acuáticos entorpecieran la presentación.

En video:

También podría gustarte