Transporte público urbano

Transporte urbano es todo aquel transporte de personas que discurra íntegramente por suelo urbano, definido por la legislación urbanística, así como los que estén exclusivamente dedicados a comunicar entre sí núcleos urbanos diferentes, situados dentro de un mismo término municipal. El transporte público urbano se caracteriza por usar la propia vía pública de las ciudades como soporte para efectuar su cometido: el transporte de viajeros. Es este último un grave problema que afecta la salud y la calidad de vida de la población dada la contaminación auditiva y los muy altos niveles de contaminación generados por gases de combustibles fósiles, que han sido clasificados como cancerígenos por la Organización Mundial de la Salud – OMS.

Nuestra ciudad ya empieza a vivir con cierta preocupación tal situación, tenemos ya una cotidianidad angustiosa, acelerada por los tiempos empleados en trasladarse y realizar actividades diarias, causando en las personas estrés, desesperación, ansiedad, irritabilidad y más acciones negativas que producen cambios de conducta que degeneran muchas veces en actitudes hostiles, grotescas y agresivas, que se incrementa ante la verdad de lo mal y peor en que se encuentra “organizado” el transporte público. Los conductores recogen pasajeros en todo sitio este o no permitido, no se respetan señales ni peatones, causándose accidentes, atropellamientos y demás sucesos de este tenor.

Evidente sin duda el exceso de pasajeros, la utilización de vehículos en condiciones inadecuadas, inseguros, incómodos para quienes recurren a este medio para movilizarse. Surgen desmanes de todo tipo en las horas pico, se hacen dobles hileras, se irrespeta la señalización, los conductores paran y estacionan en cualquier área inundando de polvillo todo a su paso. Casas y negocios se mantiene empolvadas y expuestas constantemente a la contaminación de gases contaminantes y ruido vehícular.

Tenemos que empezar a pensar en utilizar diversos sistemas de transporte público, amables con el medioambiente, donde las frecuencias de las líneas tengan señalizaciones y mapas en los sitios de paradas, casetas con asientos de espera, unidades interconectadas entre sí y servicios de buses nocturnos para las zonas donde mayor sea el influjo de turismo y poblacional; e igualmente, diseñar redes de transporte público urbano que eviten sufrir el costo de un sistema no planificado, al tiempo de generar a conciencia, sobre realidades presentes y proyecciones futuras un método que permita una estructura eficiente de transporte que se ajuste a los parámetros mejores en articulación con las experiencias derivadas de otras ciudades y países donde funciona eficientemente el transporte público urbano. [email protected]*Jurista

También podría gustarte