James volvió a entrenar con el Real Madrid

692

“James no te vayas al Atleti”. Con esos gritos, de un puñado de hinchas, recibieron a James Rodríguez en su regreso a los entrenamientos con el Real Madrid.

Luego de un entrenamiento cercano a las cuatro horas, James realizó calentamientos, tocó el balón y volvió a tener una sesión de entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Valdebebas.

Al salir, James, con la ventana a medio abrir sacó una mano para saludar a los hinchas que le piden que no se vaya y mucho menos al Atlético de Madrid.

Exactamente hace una semana creció el rumo de que Enrique Cerezo, presidente colchonero, estaba muy interesado en vestir al colombiano con los colores rojiblancos.

Este Madrid es muy distinto al que dejó en julio de 2017 para irse al Bayern Múnich. Si bien el DT es el mismo, parte de plantilla también, el Madrid ya fracasó. Ya conoció la derrota y la sensación de sentirse con las manos vacías.

El martes pasado, la noticia de la rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco de su rodilla izquierda de Marco Asensio cambió todo. La inminente salida de Gareth Bale (quizá al fútbol chino) que no es del agrado de Zinedine Zidane, y probablemente de Dani Ceballos al Arsenal, más la lesión de Asensio hicieron pensar al técnico francés, quien nunca ha tenido mayor agrado por el colombiano.

En esa esfera es que James podría aprovechar y ser vital en el esquema, que aún no se conoce del todo, de Zidane. Y no solo el club ha cambiado, James también. El colombiano es más maduro, ya probó ser suplente, se sintió protagonista con Jupp Heynckes, pero también uno más con Niko Kovac. Es más viejo, pero tiene más experiencia comparado con aquel joven que deslumbró al mundo en el Mundial de Brasil en aquel ya lejano 2014.

Quizá esa gran oportunidad de revancha, que tanto esperaba James, estaba ahí, en la que para él es su casa. Madrid siempre ha sido su camino

También podría gustarte