Concurrida Eucaristía en honor a la santa patrona

Una de las ceremonias especiales y que tuvo gran acogida fue la que se celebró ayer 29 de julio, desde  las 10:00 de la mañana en la Catedral Basílica de Santa Marta, porque además de la Santa Eucaristía, se dio paso al tradicional Tedeum.

Con mucha emoción se despertaron ayer los samarios al escuchar repicar las campanas de la Catedral Basílica, avisando que el día de la Santa Patrona de la ciudad había comenzado.

Los fieles devotos se encomendaron a su santa patrona,  Santa Marta, para pedir por la unión familiar  de todos sus hogares.

Los actos religiosos comenzaron en la Catedral desde las 6:30 de la mañana con la celebración de la Eucaristía, las cuales continuaron a las 8:00 de la mañana, 10:00 a.m., 12:00 del mediodía, 3:30 de la tarde, al igual que a las 6:00 p.m. y 8:00 de la noche.

De las anteriores ceremonias, una de las más especiales fue la que se celebró a las 10:00 de la mañana, porque además de la Eucaristía, se dio paso al tradicional Tedeum, ambas oficiadas por monseñor Luis Adriano Piedrahíta Sandoval.

Esta ceremonia tuvo un lleno total, tanto así que muchos fieles devotos se encontraban de pie porque toda la silletería estaba ocupada.

La Eucaristía comenzó con el ingreso de los miembros de la Cofradía de Santa Marta, de la cual también hace parte la gobernadora Rosa Cotes de Zúñiga, luego le siguieron los sacerdotes de la ciudad y por último monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, quien dio su bendición a todos los presentes y seguidamente ofició este importante acto religioso.

Es así como el señor Obispo de la Diócesis de Santa Marta hizo énfasis en la lectura del Santo Evangelio, San Juan 11, 19 – 27:

“Muchos judíos habían ido a ver a Marta y a María para darles el pésame por su hermano. Cuando Marta se enteró de que llegaba Jesús salió a su encuentro, mientras María se quedaba en casa. Y dijo Marta a Jesús: -Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá.

Jesús le dijo: Tu hermano resucitará. Marta respondió: Sé que resucitará en la Resurrección del último día. Jesús le dice: Yo soy la Resurrección y la Vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto? Ella le contestó: Sí, Señor; yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo”. Palabra del Señor Gloria a ti, Señor Jesús

Con base en lo anterior, monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval convocó a todos los fieles católicos, a tener fe en Dios como lo hizo Marta, al igual que imitar su vocación de servicio.

Esta importante ceremonia finalizó con el Tedeum,  canto de la Liturgia católica para alabar y dar gracias a Dios por toda su bondad.

También podría gustarte