108 juveniles de tortugas marinas fueron liberadas

Como parte del Programa de Rescate  y Conservación de la Fauna Marina, que desarrolla el Acuario Rodadero y  la Corporación Autónoma Regional del Magdalena Corpamag, a través del Centro de  Atención, Valoración y Rehabilitación de la fauna marina Cavr-Mar, liberó en Pozos Colorados, 108 juveniles de dos especies de tortugas marinas Carey también conocidas como Eretmochelys imbricata, y Caguama o bien llamada, Caretta caretta,  ambas  en peligro de extinción.

Estas tortugas fueron levantadas en cautiverio, luego del rescate del nido en Pozos Colorados, el pasado 19 de agosto de 2018, gracias al reporte de la Policía de Turismo, quienes protegieron a la tortuga carey durante la postura de sus huevos, posteriormente notificaron a Corpamag y contactaron al personal del Cavr-Mar.

Durante 9 meses un equipo de biólogos, veterinarios y cuidadores ofrecieron atención especializada a los neonatos, de manera que llegaran al entorno natural fortalecidas y con altas probabilidades de supervivencia, para alcanzar una edad reproductiva.

Las tortugas marinas son afectadas principalmente por la introducción de elementos nocivos como el plástico, ya que confunden las bolsas con su alimento principal las medusas, además el comercio de su carne y sus huevos, y la disminución de la calidad de las playas donde estos reptiles ponen sus huevos, constituye una amenaza para las futuras generaciones de tortugas.

 “Liberar 108 tortugas saludables en las playas de Santa Marta es un gran logro para la conservación de estas especies y la responsabilidad de cuidarlas y respetarlas es de todos”, manifestó representante de Corpamag.

Para este proyecto, el Acuario del Rodadero y CORPAMAG, contó con el apoyo de Fundación Centro de Investigaciones Marinas del Caribe, la DIMAR, organización Conservación Internacional Colombia, y la iniciativa de Carlos Vives y Claudia Elena Vásquez, Tras La Perla

658 ESPECIES MARINAS LIBERADAS

Por otro lado, el Grupo de Protección Ambiental y Ecológica de la Dirección General de la Policía Nacional en coordinación con la Corporación Autónoma del Magdalena ‘Corpamag’, llevaron a cabo la liberación de 658 especies marinas entre ellas caracoles, estrellas marinas, conchas y corales, las cuales fueron devueltas a su habitad natural en el sector conocido como ‘El Morro’ en la bahía de Santa Marta.

La jornada de liberación fue realizada en horas de la mañana del día viernes 26 de julio, y fue liderada por la señora Mayor Paula Ortiz Pantoja, Jefe del Área de Protección Ambiental y Ecológica, en compañía de biólogos marinos y ambientalistas de esta ciudad, quienes a bordo de lanchas llegaron hasta este sitio para devolverlos  al océano.

Según la oficial, los moluscos y conchas fueron incautados hace aproximadamente dos meses en varios operativos desarrollados en la ciudad de Bogotá contra el tráfico de fauna silvestre, lo cual permitió la incautación de más de 200 especies silvestres y 658 invertebrados marinos, los cuales venían siendo comercializados de manera ilegal en terminales de transportes y en tiendas de mascotas.

“Estos animales se encontraban en muy malas condiciones de salud, ya que muchos de ellos los tenían encerrados en jaulas metálicas, por lo que fue necesario trasladarlos al Centro de Atención y Rehabilitación de Fauna Silvestre, donde técnicos del Instituto de Protección y Bienestar Animal, les realizaron los respectivos procesos de recuperación para que pudieran regresar a su hábitat natural” manifestó el Grupo de Protección Ambiental y Ecológica de la Dirección General de la Policía Nacional.

EN OTRAS CIUDADES

Luego del proceso de rehabilitación, las autoridades llevaron a cabo un cronograma de liberaciones, llegando primeramente a la ciudad de Cartagena donde liberaron 15  Canarios Costeños en la Sociedad Portuaria, así mismo, en el Aviario Nacional ubicado en la isla Barú, 63 especies de aves silvestres entre ellas, loras chocoleras, loras Carisecas, loras frentirrojas, guacamayas azules y pericos entre otras.

Seguidamente, se trasladaron hasta al municipio de Cerro San Antonio y el municipio de Concordia en el Departamento del Magdalena, más exactamente en el Caño Chiller, donde se liberaron 6 iguanas verdes, 47 Tortugas Morrocoyo, 71 Tortugas hicoteas y 4 boas, siendo este ecosistema punto estratégico para la reproducción y sostenibilidad de estas especies.

Aunado a lo anterior, se hizo entrega de un mono Titi, dos cardenales guajiros y 8 guacamayas a la Corporación Autónoma CORPAMAG, quienes las retornaran a su habitan natural en la Sierra Nevada de Santa Marta.

La extracción, tenencia y comercialización de especies silvestres es un delito ambiental que puede tener multas de hasta $3.600 millones, según lo establecido en la Ley 1333 de 2009. De igual manera, el Código Penal contempla penas privativas de libertad de hasta 108 meses de prisión por esta conducta, puntualizó la señora Mayor Paula Ortiz Pantoja, Jefe del Área de Protección Ambiental y Ecológica de la Policía Nacional.

También podría gustarte