Venezuela, la manzana de la discordia de la izquierda uruguaya en plena campaña

El gobierno uruguayo de Tabaré Vázquez a través de su cancillería tomó distancia este martes de los principales líderes del oficialista Frente Amplio, que en las últimas horas cambiaron su postura para calificar a Venezuela de “dictadura”.

“No corresponde a los Estados definir la naturaleza del régimen de gobierno de otro Estado”, dijo enfáticamente este martes el vicecanciller Ariel Bergamino a radio Carve.

Faltando tres meses para las elecciones presidenciales de octubre, el posicionamiento sobre Venezuela se convirtió en manzana de la discordia en la interna del Frente Amplio, coalición de fuerzas de izquierda en la que cohabitan, entre otros, socialistas, comunistas, socialdemócratas y exguerrilleros tupamaros.

Daniel Martínez, un ingeniero ex alcalde de Montevideo que lidera las encuestas individuales de intención de voto hacia octubre con 30%, emitió una respuesta a dichos del ministro de Economía, Danilo Astori — figura fundacional frenteamplista–, en la que califica al gobierno venezolano de “dictadura”.

“Sí, compañero Danilo, para la izquierda el tema de los derechos humanos debe ser siempre un imperativo ético. El informe (de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Michelle) Bachelet es lapidario respecto a Venezuela y se trata de una dictadura. Hay que seguir trabajando en una salida negociada y que el centro sean los venezolanos”, expresó Martínez (socialista).

El propio exmandatario José Mujica (2010-2015), cuyo sector político MPP fundado por exguerrilleros tupamaros se ha mostrado cercano al chavismo, dijo luego que Venezuela “es una dictadura sí, en la situación que está no hay otra cosa que dictadura”, aunque matizó que “dictadura hay en Arabia Saudita (…), hay en Malasia (…) y en la República Popular China”, según declaraciones recogidas por la local Radio Universal.

Las afirmaciones de estos dirigentes históricos generaron airadas reacciones dentro de la coalición que gobierna Uruguay desde 2005, en particular el rechazo del Partido Comunista, que apoya explícitamente al gobierno de Maduro.

MONTEVIDEO AFP

También podría gustarte