‘Fueron tres días de una fiesta sin control’

1.408

Tras la realización de la festividad más emblemática de la ciudad, quedaron un sinnúmero de sinsabores por parte de diferentes actores que esperaban que el desarrollo y organización de la festividad permitiera que estas si fueran las mejores fiestas en años, lo cual no sucedió y en su lugar, el balance que se conoce es negativo, a lo que muchos catalogaron sin dudarlo como una “fiesta sin control”.

La zona de la playa de la Bahía invadida de basuras; los comercios cercanos escenarios de riñas, hurtos y hasta convertidos en letrinas públicas de decenas de personas, ese fue el panorama que se evidenció durante los tres días a una fiesta que muchos consideran fallida en temas de organización y que solo demostró la improvisación.

Para varios de los propietarios de los comercios ubicados en la avenida del Fundador o carrera primera, estos tres días en lugar de convertirse en unaoportunidad para sus locales y verse beneficiados por la realización a pocos metros de sus locales de la mayoría de las actividades de la festividad, resultó en su lugar en un escenario de desorden que los llevó a mantener a algunos, incluso sus negocios cerrados.

“En mi caso tuve que cerrar mi negocio, y se supone que durante estos días se convierte en una oportunidad para mostrar nuestro trabajo, este año prácticamente tuve casi que decirle a la Policía que me escoltaran el local, porque vendedores ambulantes estaban ahí en toda la entrada, hamacas colgadas (…) en realidad se fomentó el desorden, la indigencia y la informalidad” aseguró Paul Cartagena, diseñador quien tiene su local frente a la zona de la Bahía.

“FIESTA DE CANTINA”:

El increíble escenario de desorden no solo fue por los casos de hurtos o riñas, solo horas después de haber finalizado la celebración de los 60 años de laFiesta del Mar, en el atractivo turístico más importante de la ciudad, su bahía, la escena como la describieron los comerciantes resultaba de una cantina yfiesta de pueblo “barata”.

Decenas de sillas tiradas, toda clase de carretillas en mitad de la zona de playa, vallas por doquier, hasta tiendas de acampar armados en todo el frente a la sede de la Gobernación y a escasos metros hamacas colgadas de la infraestructura de la sede de la Contraloría Distrital, además de basuras en cualquier esquina, convirtieron a esta en una “fiesta de cantina”.

“Como son programadas a últimas horas, terminan es organizando unas fiestas de cantina, se demuestra una falta de planeación, y posteriormente al desarrollo de la festividad la escena es peor (…) como empresarios a nosotros no nos invitaron a una mesa de concertación o de trabajo para conocer cómo se iba a trabajar durante estos días para evitar desórdenes y molestias, hubo un completo despliegue de improvisación” indicó Gustavo Díaz, otro comerciante de un hotel ubicado a escasos metros de donde estaba ubicada la tarima principal de la festividad.

Asimismo, mencionan que el estruendoso escándalo de la tarima “espantó” a sus huéspedes los cuales ante la imposibilidad de descansar abandonaron el hotel, caso que sucedió en otros hoteles como el Hilton Garden y otros varios quienes denunciaron la poca articulación para aprovechar esta ventana turística como lo son la Fiesta del Mar.

HURTOS Y RIÑAS A LA ORDEN DEL DÍA

Este grupo de comerciantes manifestó que está evidenciado en decenas de videos que se grabaron en la zona por locales o turistas de los casos de riñas en cualquier esquina, y que sin importar la presencia de menores, personas alicoradas tenían comportamiento nada cívicos.

Justamente, según el reporte de la Policía Metropolitana que manifestó previo al desarrollo de la Fiesta del Mar el despliegue de más de 900 uniformados de las diferentes especialidades en las zonas donde se realzaran actividades programadas de la festividad, se lograron importantes resultados en materia de capturas y judicialización.

En total 45 personas resultaron capturadas por diferentes delitos como hurtos, tráfico y porte de estupefacientes, porte ilegal de armas de fuego, violencia intrafamiliar, lesiones personales además de la incautación de base de coca, cocaína, bazuco, y marihuana, la incautación de armas de fuego ilegal, y la recuperación de ocho celulares hurtados y una motocicleta hurtada; mientras que se registraron 81 casos de riñas.

Precisamente estos datos aseguran los comerciantes del sector ratifican las preocupaciones por el desarrollo de las fiestas en esta zona, a la cual no se oponen, pero esperan que se cuente con mejor organización y presencia de todas las autoridades policivas y de tránsito, puesto que mencionan el sector colapsó en todos los aspectos.

También podría gustarte