HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Tagangueros destruyen muelle en Playa Grande

Ciudadanos del sector ante lo que consideraron un acto arbitrario y que iba en contra del medio ambiente decidieron tumbar la estructura que se venía construyendo a orillas de la playa.

La construcción de un muelle para el desembarco de los visitantes que acuden al sector de Playa Grande, se convirtió en el “florero de Llorente” en las últimas horas entre tagangueros y los propietarios de un reconocido hotel ubicado en la zona.

La infraestructura que según denunciaron varios líderes de la zona  se estaba construyendo desde hace varios días sin conocimiento de las personas del sector, por lo que decidieron ante lo que consideraron un proyecto arbitrario y en contra del medioambiente, derribaron la estructura que no presentaba un notorio avance.

Ante las dudas de si esta obra contaba con los permisos reglamentarios por parte de Capitanía del Puerto, el capitán de fragata, Ibis Luna Forbes indicó que el proyecto contaba con las autorizaciones legales, pero que la obra que se desarrollaba no correspondía a las especificaciones y dimensiones autorizadas.

“El hotel contaba con un permiso entregado por la Capitanía del Puerto, para la construcción de un muelle flotante, pero cuando acudimos al sector por el llamado de la comunidad, evidenciamos que se estaba construyendo unas vigas de acero, lo que es completamente diferente a lo que se le autorizó al hotel” aseguró el Capitán.

Según manifestaron desde la Autoridad Marítima, el permiso temporal otorgado para el hotel fue entregado en el año 2018, y correspondía a la construcción de un muelle flotante que no solo serviría para el desembarque de los pasajeros que se movilizan al hotel, sino también para el servicio de la comunidad debido a que en el sector no se cuenta con muelle alguno.

Por parte de algunos líderes de la zona manifestaron que, “era más que seguro que algún día construirían un muelle en la playa, hace parte de los intereses de los propietarios del hotel, pero si se va a construir algo, debieron haberlo concertado con la comunidad, y eso no lo hicieron, por eso nos encontramos ofendidos y tomamos la decisión de echar abajo esa estructura” manifestaron veedores de Taganga.

Frente a las posibilidades de sanción por parte de la Autoridad Marítima, de llegar a tener un estado alto de avance de la estructura se iniciarían las pesquisas, pero al haber sido derribada por los habitantes no se cierra la posibilidad de revocar el permiso debido a que no se estaba siguiendo lo autorizado.

Así mismo reitera que, “para conceder un permiso de estos el procedimiento incluye certificados de algunos entes a nivel nacional como el Instituto Nacional de Antropología e Historia; Ministerio de Cultura, Turismo y además a través del Ministerio del Interior se hace la consulta previa con las comunidades para que estén enteradas del proyecto y muestren su desacuerdo o no con el proyecto” concluyó el capitán de fragata, Ibis Luna Forbes.

También podría gustarte