HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Obreros que construyeron los centros de salud exigen pago de $680 millones

En una odisea se ha convertido para un grupo de 50 trabajadores y proveedores de materiales que hicieron parte de la construcción de los centros de salud de Taganga, La Paz e IPC de María Eugenia recibir el pago de las obras realizadas en los centros médicos, los cuales se encuentran al servicio de la comunidad desde el pasado mes de diciembre.

Trabajos de mampostería, ventanería, vigilancia y redes eléctricas entre otros suman en total $687 millones los cuales a la fecha no han sido pagados por el Distrito al contratista, quien a su vez ante la falta de recursos no ha cancelado a los trabajadores lo cual los tiene no solo los tiene preocupados, sino que incluso los ha llevado a pensar con quitarse la vida ante los constantes cobros de los proveedores.

Arturo Ferrín Prado quien laboró como maestro de construcción durante los cerca de cinco años de ejecución de las obras, manifiesta que fueron “atracados” en su buena fe, ya que accedieron a asumir la inversión pensando que de forma inmediata recibido el último centro de salud por parte de los contratantes, en este caso el Distrito, les cancelarían los dineros de la millonaria deuda que hoy cargan a cuestas.

“Entre el contratista del proyecto y el alcalde llegaron a un acuerdo en julio del año pasado para una cesión de derechos de pago en la que nosotros como trabajadores asumíamos las inversiones de los materiales y la mano de obra, para sacar adelante el proyecto y ellos nos cancelaban todos los recursos invertidos una vez ejecutadas las obras al 100 por ciento” manifestó este hombre que asegura que a su cargo tenía a cerca de 22 trabajadores a los que les adeuda no menos de $50 millones.

Para los más de 50 personas este se convirtió en un “mal negocio” toda vez que la última infraestructura se entregó a satisfacción del Distrito el pasado mes de diciembre de 2018, y hasta la fecha ha sido un calvario poder recibir el dinero invertido, que incluso fue financiado a través de créditos asumidos por ellos directamente.

“Hemos radicado varias actas, no nos han dado respuesta, yo hace un mes metí un Derecho de Petición cuando estaba el alcalde encargado, quien en respuesta me dijo que trasladó la petición a Secretaría de Hacienda quien ratificó la deuda, pero no nos dijeron más nada” indicó Arturo Ferrín Prado.

Donalciano Escamilla, subcontratista encargado de la ventanería y puertas menciona que, “Yo tenía a mi cargo ocho trabajadores, a eso súmele los proveedores a los que les adeudo no menos de $60 millones, ya me han amenazado con que me van a demandar, la deuda con estas personas si no logro solucionar pronto aumentará bastante porque ya me están cobrando intereses”.

Frente a que respuestas han recibido por parte del contratista Jesús Navarro Brito, quien el pasado mes de marzo fue cobijado con medida de aseguramiento domiciliario por las presuntas irregularidades detectadas en la contratación de estas obras, aseguran que este se escuda en que la Alcaldía no le ha pagado por lo que no les puede cancelar la deuda.

BLOQUEARÁN ACCESO A LOS CENTROS DE SALUD:

Ante la crítica situación que se les ha venido encima por el no pago de sus trabajos, los obreros manifiestan que se verán en la extrema decisión de bloquear el acceso a los centros de salud para que de esta forma casi que “obligar” a la administración a que autorice el pago.

“Mañana (hoy) vamos a la alcaldía para que el alcalde nos atienda y ver qué solución nos pueden dar, no queremos más fechas que posterguen esta situación, sino que simplemente nos paguen, si no nos dan soluciones entraremos a bloquear las entradas de los puestos de salud, sabemos que eso va a afectar a la ciudadanía, pero queremos que entiendan que ya no aguantamos esta situación” manifestó, Wilson Velásquez quien prestó servicio como vigilante en el Centro de Salud de María Eugenia junto con otros tres hombres, a los cuales la deuda llega a los $10 millones cada uno.

Precisamente en agosto del año pasado un grupo de trabajadores del Centro de Salud de La Paz, ante el mismo escenario tomaron la misma decisión y con cuerdas se amarraron a las puertas de ingreso del recién inaugurado centro médico.

También podría gustarte