HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Bananeros le declaran la ´guerra´ al hongo ´asesino´

“Tenemos un mundo globalizado, donde la gente viaja constantemente y eso se puede venir en un zapato, alguien que estuvo en Asia o en Australia caminando en alguna finca, se vino acá y pudo haber transportado el hongo; también se pudo haber venido en maquinarias”, dijo José Francisco Zúñiga Cotes, presidente ejecutivo de Asbama
Por:
EMILY
BUSTAMANTE NÚÑEZ

El Gobierno Nacional por medio del Ministerio de Agricultura y, el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, además del apoyo de las asociacionesbananeras, le declararon la ‘guerra’ al Fusarium Raza 4 Tropical conocido como el hongo ‘asesino’ de cultivos de banano y plátano, el cual tiene infectada seis fincas en La Guajira.

Lo anterior tiene al Magdalena en alerta roja, debido a que es uno de los departamentos que más hectáreas de banano cultiva y por la cercanía con el territorio afectado; en ese sentido, el objetivo es contener la enfermedad para que no se propague.

Por otro lado, los resultados confirmatorios no permiten a la fecha aún definir la asociación filogenética con las cepas actuantes en otros países que han registrado la presencia del Fusarium, para lo cual, el ICA y el equipo holandés continúan trabajando, a partir de los árboles filogenéticos que se construyeron inicialmente utilizando el software IQ-Tree, usando los sitios extraídos de variantes y no-variantes.

Sobre el hongo Fusarium Raza 4 Tropical-Foc R4T, es importante mencionar que causa la marchitez de las plantas de banano y plátano que puede destruir el 80% de estas especies comercializadas a nivel mundial y contaminar los campos de cultivo con una permanencia no inferior a 30 años podría estar ya en Colombia.

De acuerdo con el ICA actualmente el Foc R4T esta reportado en 14 países en los continentes de Oceanía, Asia y África, afectando más de 100.000 hectáreas del principal banano de exportación en el mundo denominado Cavendish.

El hongo vive en el suelo, ingresa a la planta por sus raíces e invade los tejidos internos del cormo y del pseudotallo, ocasionando su muerte y puede permanecer en el suelo alrededor de 30 años por lo que literalmente desaparece este cultivo a donde llega y actúa.

Una vez la enfermedad presente, no puede ser controlada por prácticas de cultivo tradicionales o químicas. Los métodos disponibles para la contención de la enfermedad no son totalmente eficientes y las opciones alternativas se encuentran todavía en una etapa de evaluación.

Las consecuencias sociales en las zonas donde se reporta su presencia son graves: El banano es una fuente importante de alimentación, salarios, empleos e ingresos para gobiernos en muchos países tropicales, reporta la FAO.

LO QUE DICE ASBAMA

“Creo que las medidas que se han tomado han sido las correctas, se hizo lo que se tenía que hacer, es muy importante resaltar que las empresas pusieran en conocimiento la sintomatología al ICA oportunamente”, indicó el presidente de Asbama, José Francisco Zúñiga Cotes.

El ICA ya hizo recorrido por las 2.500 hectáreas de banano que se encuentran en La Guajira, de momento descartan cualquier aparición del algún foco nuevo.

En cuanto a las medidas son extremas, al punto que en las fincas si no cumplen con ciertos protocolos la gente no puede entrar, los empleados no los están rotando, debido a que hay fincas con un mismo propietario que tenían esa práctica, sin embargo, ahora cada finca tiene su personal.

El presidente de Asbama, dijo que “todas las personas que entran a una finca cumplen con proceso de desinfección y los vehículos también, hay unos diseños para que los carros estén en un solo punto y no estén transitando por las plantaciones, esto porque el hongo se transmite a través del suelo, en la medida que la rueda pasa se pega y se desprende el hongo lo pega en otro lado”.

EL HONGO

El fusarium, también llamado ‘mal de Panamá’, es un tipo de hongo que ataca la fotosíntesis de la planta de banano y marchita la fruta. Tras casi dos meses de una alerta preventiva, esta semana el ICA confirmó su presencia en La Guajira. José Francisco Zúñiga, presidente de la Asociación de Bananeros del Magdalena y La Guajira (Asbama), aseguró que se está trabajando por evitar la propagación del fusarium y reiteró que no se verán afectadas ni las exportaciones ni el consumo.

¿Cómo se están articulando los gremios con el Gobierno?

“El hongo se encuentra identificado en La Guajira, en 175 hectáreas de 2.500 que hay en producción en el departamento. Desde el momento en que el ICA lanzó la alerta se extremaron medidas de seguridad para contener la posible llegada del hongo y se empezó a actuar como si ya tuviéramos una confirmación.

Hemos trabajado de cerca con el ICA, Agrosavia, y MinAgricultura, se han implementado puntos de control y de bioseguridad en la troncal del Caribe, se extremaron medidas como que los vehículos que van a recoger fruta a La Guajira no entren a las fincas del Magdalena, y en ellas se extremaron medidas de ingreso, control y desinfección”.

El Gobierno dice que no se afectarán las exportaciones, ¿les preocupa que se cierren mercados como pasó con la aftosa?

“El Fusarium no es ni siquiera algo similar a la aftosa, las exportaciones no se van a ver afectadas porque la fruta no transporta el hongo. Los países a donde exportamos banano no son productores, por lo que no hay riesgo de contaminar plantaciones. Estamos hablando de Norteamérica y Europa, el banano se va a seguir comercializando con normalidad.

El hongo solo ataca la planta y no tiene ninguna injerencia en la salud humana. A nivel internacional no se va a afectar el consumo de banano, hay países que incluso tienen la enfermedad y siguen produciendo y consumiendo tanto internamente como surtiendo mercado”.

Si bien el área afectada es pequeña, ¿cuánto puede impactar los costos de los productores?

“Cada hectárea productiva genera un empleo directo. El número directo de empleabilidad en La Guajira es de 2.500 personas, porque son 2.500 hectáreas sembradas. Si se empieza a limitar el hectareaje de banano puede crearse un problema social por el desempleo. Consideramos que con las medidas que se han tomado se va a contener ahí y eso es lo que se debe reforzar para que no se vea afectada la economía”.

En términos de producción, ¿cuál sería el impacto?

“Una hectárea produce 2.000 cajas de banano al año, esas 175 hectáreas van a dejar de producir 350.000 cajas al año”.

¿Cómo se puede compensar el daño en esas hectáreas?

“Hemos pedido al Gobierno que estudie traer variedades resistentes al hongo, no podemos esperar a que la enfermedad crezca, sino tener soluciones en el corto plazo. A pesar de tener el problema, aunque controlado, y en una proporción pequeña de hectáreas, ya tenemos el hongo en el país”.

¿Cuál es el balance de exportación de la región en el primer semestre?

“Magdalena pasó de 520.000 toneladas en 2016 a 580.000 en 2018. En el puerto de Santa Marta hemos venido creciendo a razón de 4.000 contenedores debanano, al cierre de 2018 tuvimos 32.500 contenedores exportados. En 2018, se exportaron US$313 millones de banano por el puerto de Santa Marta, que es la producción de Magdalena, César y La Guajira, y en el primer semestre incrementamos la exportación en 12%”.

¿Cuánto se exportó si se mira en cajas y dinero?

“Con los datos reportados por la Sociedad Portuaria de Santa Marta se exportaron 17,9 millones de cajas en el primer semestre, dos millones de cajas más que el mismo periodo de 2018. Se podría estimar a razón de US$7 por caja”.

¿Cuál es el peso de la industria bananera en estos departamentos?

“Si bien tenemos una amenaza que atender, también tenemos factores positivos. Somos un sector en constante desarrollo, que ha generado empleo y una dinámica muy importante para la economía de esos tres departamentos. En La Guajira, esas 2.500 hectáreas de banano generan 35% del PIB agrícola, en Magdalena son 12.500 hectáreas, que es 45% del PIB agrícola, y del César también es una proporción importante”.

También podría gustarte