15 años luchando contra el Rotavirus

Hoy finaliza el XVIII Congreso Latinoamericano de Infectología Pediátrica, en Cartagena, un espacio de actualización clínica, en el cual la comunidad médica debate sobre el futuro y control de enfermedades infecciosas en el país.

El compromiso con la prevención de infecciones forma parte del propósito de muchas entidades de salud. No obstante, en esta ocasión, la vacuna contra el Rotavirus ocupa un espacio especial, pues cumple 15 años contribuyendo a la prevención de las diarreas ocasionadas por este virus y sus consecuencias.

¿QUÉ ES EL ROTAVIRUS?

Es la principal causa de diarrea y deshidratación en población infantil. Es un virus muy contagioso que afecta principalmente a lactantes y niños entre los 3 y 35 meses de edad.

Para los dos años de vida, casi todos los niños en Latinoamérica y el mundo se han infectado con el rotavirus·         La mayoría de las infecciones ocurren en la infancia (65% en los niños menores de 1 año), aunque hay algunas diferencias: En los países más pobres la primera infección ocurre generalmente entre los 6 y 9 meses de edad.        Constituye una de las principales causas de visita al médico y preocupación de los padres.

La diarrea por rotavirus causaba antes de la vacunación más de medio millón de muertes en todo el mundo cada año.

Gracias a las estrategias de prevención, se estima que la mortalidad por rotavirus se redujo aproximadamente 60% entre 2000 y 2013; también hay reducción en las hospitalizaciones por diarrea y por rotavirus. Estas cifras hablan del avance que hemos tenido en la prevención de la enfermedad.

El virus es altamente trasmisible; por este motivo, es de suma importancia cumplir con una adecuada higiene: lavarse las manos, mantener lugares comunes desinfectados, entre otros.

Entre los síntomas más frecuentes se encuentran la fiebre, dolor abdominal, vómito y diarrea, que pueden durar entre tres y ocho días.

La vacunación contra rotavirus es una de las herramientas que ayuda a prevenir las hospitalizaciones y otras complicaciones de la infección. Los niños deben vacunarse a partir de los 2 meses de edad.

En la era pre-vacunación (entre 1986 y 2000), se estimaba que el rotavirus ocasionaba cada año 2 millones de hospitalizaciones en el mundo.

A nivel latinoamericano, 15.000 casos eran mortales y entre 20% y 70% de los casos de diarrea aguda requerían hospitalización, con un costo estimado anual de $86 millones de dólares.

Por este motivo, 15 años atrás se desarrolló la vacuna de rotavirus en respuesta a esta necesidad sentida de salud pública. A diferencia de otras vacunas, en esta investigación hubo participación de 11 países de Latinoamérica.

El primer registro sanitario de la vacuna a nivel mundial se obtuvo en 2004 en México y por primera vez en la historia de la vacunación, una vacuna se incluyó en países de altos ingresos como Estados Unidos, al mismo tiempo que en países de menores recursos.

Solo dos años después del primer registro (en 2006), ya 5 países de la región la habían incorporado en sus esquemas nacionales de inmunización: Brasil, El Salvador, Nicaragua, Panamá y Venezuela. Antes de la vacuna contra rotavirus, la brecha en la inclusión de una nueva vacuna entre los países de mayores y menores recursos era de 5 a 10 años en promedio.

Gracias a la evidencia científica que favoreció la inclusión de la vacuna en los programas de inmunización, actualmente 73% de los países de la región americana están protegiendo a los niños contra rotavirus; en el mundo, 95 países ya cuentan con la vacuna en sus programas de inmunización.

Recientemente se publicó un estudio de la experiencia de la vacunación en Latinoamérica y el Caribe. En ella los autores consideran que la vacunación contra rotavirus es una herramienta efectiva contra la enfermedad diarreica aguda.

Si la vacuna se incluyera en todos los países de la región y se incrementara la cobertura de vacunación, se podrían evitar en Latinoamérica 8% más de las hospitalizaciones y 4% más de las muertes.

También podría gustarte