ALMUERZO IMPROVISADO

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el estadounidense, Donald Trump, comieron juntos, cara a cara, ayer sábado en Biarritz para atenuar sus diferencias antes el inicio esta tarde de la cumbre del G7, un encuentro que no estaba previsto inicialmente. Los dos dirigentes se encontraron en el Hôtel du Palais de Biarritz, una elegante ciudad balnearia del suroeste de Francia que acoge desde el sábado hasta el lunes el G7.

También podría gustarte