HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Restaurantes desalojados volvieron y ocuparon el espacio público y la playa

La Promotora Turística para el Desarrollo integral de El Rodadero, ProRodadero, denunció que  los locales comerciales desalojados y posteriormente demolidos hace más de dos semanas, estarían operando nuevamente en la zona sur de El Rodadero.

Como si nada hubiese pasado y las medidas llevadas a cabo por las la Alcaldía y las autoridades fueran una broma; con parasoles, carpas, mesas y sillas de plástico, continúa el funcionamiento de los negocios de venta de comidas y bebidas, ahora improvisados, en el sector aledaño a la loma de arena, que da el nombre al balneario de El Rodadero, invadiendo no solo el espacio público, sino también contribuyendo a la generación de contaminación en el emblemático balneario de la ciudad.

“Esto es algo inaceptable por parte de estos restaurantes, que por orden judicial están siendo demolidos, y que presuntamente los dueños o tercera persona estén haciéndolos funcionar como si nada hubiera pasado, pero más grave aún que con mesas y sillas en la playa, están queriendo decir que no solamente se burlan de las autoridades y la justicia, sino que expanden su negocio en un sector invadiendo mucho más y sin control la playa”, manifestó Iván Calderón, gerente de la promotora turística de El Rodadero.

Asimismo, Calderón afirmó que el presunto retorno de estos restaurantes al lugar, se debe a la oposición por parte de los comerciantes, quienes califican además el operativo realizado el pasado 15 de agosto como algo ilegal;  por lo qué haciendo uso de las cocinas empotradas que quedaron al fondo de las estructuras demolidas, decidieron el pasado fin de semana dar continuidad con la actividad comercial.

Según los comerciantes, la puesta en marcha el pasado fin de semana de sus negocios, obedeció a que cumplen con las normas sanitarias y de calidad exigidas por las autoridades para la preparación y comercialización de alimentos, asimismo, alegaron que sus negocios es el único medio de sustento para decenas de familias.

Por su parte, la Secretaría de Gobierno manifestó que la problemática es una situación de gravedad para el balneario turístico, puesto que además de ocupar irregularmente el espacio público, también genera grave daños ambientales, debido a que muchos de estos desperdicios que generan dichos locales comerciales van a parar a la playa y posteriormente al mar.

SIN OPCIONES PARA SUBSISTIR

Es válido resaltar que, el anterior desalojo y demolición de las infraestructuras ubicadas en El Rodadero, hace parte de las tareas impuestas por el distrito para la recuperación del espacio público, especialmente en zonas turísticas y altamente visitadas, en donde se ha demostrado que cuentan como poca regulación por parte de los ciudadanos y presentan una agravada invasión de matearía comercial.

En el sector de El Rodadero, son un total de ocho edificación en su mayoría locales dedicados a la venta de bebidas y comidas las que se verán desalojadas y demolidas, quienes de acuerdo al concepto de la Dimar, estarían ocupando terrenos de la zona de playa del balneario.

Sin embargo, cuatro de estas ocho órdenes de desalojo no se han podido efectuar, gracias a una acción de tutela interpuesta por los  comerciantes, y la cual la Corte Constitucional defendió, alegando que el derecho al trabajo de los cuatro comerciantes samarios no podía ser violado, advirtiendo además en su fallo que la administración no podía dejarlos sin alternativas para subsistir.

Finalmente el vocero de la promotora de El Rodadero, exhortó a las autoridades competentes a tomar las medidas pertinentes en el caso para la solución de la problemática. “Esta una situación que la promotora de El Rodadero rechaza, y que espera que las autoridades competentes actúan de manera pertinente para que no se siga efectuando esta burla a la justicia, y  para que efectivamente, los bañistas y visitantes gocen de un sector recuperado”

También podría gustarte