Supertransporte ordena a transmilenio garantizar Sitp en Bogotá

La Superintendencia de Puertos y Transporte le ordenó a la empresa Transmilenio S.A. garantizar la prestación del servicio del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) en Bogotá, esto tras evaluar la situación actual del sistema.

La entidad señaló, a través de la Delegada de Tránsito y Transporte, que “es función de Transmilenio prestar el servicio aún en los casos en los que se declare desierto un proceso de selección, se declare la caducidad de los contratos o se terminen anticipadamente”.

La entidad de control le recordó además a Transmilenio que existen cláusulas contractuales que, en casos como el de Ciudad Bolívar, lo obligan a requerir la vinculación de nueva flota o en su defecto a modificar las rutas asignadas a un concesionario para que atienda las zonas que quedan sin servicio.

Por tal razón, la Supertransporte le ordenó a la gerente de Transmilenio S.A.Alexandra Rojas, convocar a una reunión extraordinaria de la junta directiva, antes del 10 de noviembre, para definir acciones que permitan tomar decisiones frente a la difícil situación financiera y operacional del sistema.

En este caso la entidad hizo referencia a las zonas de operadores que hoy se encuentran en causal de disolución o Régimen de Insolvencia Empresarial, y llamó la atención con el fin de garantizar la prestación del servicio a los usuarios.

Además, se le ordenó presentar un Plan de Contingencia que garantice el servicio en zonas con riesgo de cese de operaciones, al tiempo que se le solicitó programar mesas de trabajo continuas con los operadores del SITP para evaluar alternativas de solución a la problemática del Sistema. Dichas mesas se cumplirán cada 15 días hasta que se logren los acuerdos necesarios para el mejoramiento del servicio.

 

PLANES OPERATIVOS

De la misma la Superintendencia le exigió a Transmilenio la ejecución de dos planes operativos: uno para garantizar el mantenimiento de la flota y evitar que continúen saliendo de operación más de 500 vehículos diarios por fallas mecánicas. Así se espera que el primero de febrero de 2018 toda la flota esté en óptimas condiciones.

El segundo plan busca la integración entre el SITP y el SITP Provisional, el cual deberá finalizar el primero de mayo de 2018 y servirá para aportar a la sostenibilidad financiera y mejoramiento del servicio.

Transmilenio también deberá exigir a los operadores zonales una certificación por parte de las aseguradoras con la garantía de la renovación de las pólizas de cumplimiento contractual. Este plan deberá darse como mínimo con un mes de anterioridad. Sólo así -dice- se podrá evitar afectaciones como la ocasionada en Ciudad en Bolívar por el concesionario Suma S.A.S. Colprensa.

Frente a los plazos para cumplir estas disposiciones la Superintendencia señaló que las mismas son de inmediato y obligatorio cumplimiento, y su desconocimiento conllevaría a la imposición de sanciones o de multas sucesivas hasta de $147,5 millones.

 

EN CIFRAS

La Supertransporte también reveló que entre enero y agosto de 2017 se presentó una disminución de usuarios movilizados en el componente zonal, con respecto al mismo periodo de 2016.

“Se registraron 15 millones de pasajeros menos, reflejados en la disminución de la oferta de kilómetros (11 millones menos). Además, tres de sus siete operadores están en causal de disolución y dos están en reorganización empresarial”, dijo la entidad. Colprensa.

También podría gustarte