Novomatic Gaminator Juegos Online

“La paz ha sido muy importante para el turismo”: presidente de Cotelco

406
La Asociación Hotelera y Turística de Colombia, Cotelco, cumplió 65 años de su creación en el país. Gustavo Toro, presidente ejecutivo de esa organización, destacó desde Cartagena, en donde celebraron un congreso conmemorativo, la importancia del sector para la economía del país.

Justamente el turismo ha venido en franca mejoría desde el 2015 cuando ingresaron a Colombia  1,9 millones de extranjeros, cifra que aumentó a 2,7 millones en 2018, según Migración Colombia.

Además, el aporte al Producto Interno Bruto (PIB) pasó de 730.543 millones de pesos en 2015 (1,9 %), a 884.811 en 2018 (2 %).

Toro habló con Colprensa sobre las proyecciones del sector turístico en el país, la importancia que ha tenido la firma de los Acuerdos de Paz entre las antiguas Farc y el Gobierno Nacional, y las repercusiones económicas del precio del dólar en la industria hotelera de Colombia. Y lo hace justo después de que el mismo presidente Iván Duque dijera que uno de los objetivos económicos de su gobierno es hacer del “turismo el nuevo petróleo”.

– ¿Cómo asume Cotelco el reto que plantea el Gobierno de hacer del turismo “el nuevo petróleo de Colombia”?
Los hoteleros somos una parte fundamental de la cadena de valor del turismo. La hotelería facilita el disfrute de los destinos turísticos. Si bien la gente puede ir y volver el mismo día, no normal es que se queden y pernocten. La esencia y la definición del turista es que las persona duerma, para lo cual se necesita un hotel.

Realmente, la hotelería está en el corazón de la actividad turística. De hecho, para medir el comportamiento de la industria siempre se habla de ocupación hotelera; nadie habla de cuántos paquetes se vendieron en agencias de viajes: la gente habla de cuál es la ocupación de la hotelería como un termómetro de cómo va funcionando el sector.

Dentro de la estrategia que el gobierno se ha propuesto con el Plan Sectorial del Turismo, lo hoteleros jugamos un papel fundamental en prácticamente todas las líneas de trabajo en lo que tiene que ver con gobernanza porque obviamente el trabajo público-privado es fundamental. No podemos pensar en un desarrollo del turismo sin que el sector privado se involucre y sin que el sector público haga lo suyo también.

En los temas de innovación y desarrollo tecnológico, no podemos pensar en un sector turístico avanzada si los hoteleros no nos ponemos a tono con las nuevas tecnologías. Si se habla de empresarismo y formalización, ese es un tema que nos toca directamente; el asunto de la oferta de alojamiento sin cumplir los requisitos es una gran preocupación de la hotelería. Le hemos reconocido al gobierno lo que viene haciendo en las mesas de formalización turística. Así que si miramos cada uno de los ejes del plan sectorial, los hoteleros tenemos algo que aportar para lograr los objetivos del gobierno.

– Teniendo en cuenta que el sector turístico ha sido uno de los que más han aportado al crecimiento del PIB nacional, cuéntenos un poco sobre las razones que han llevado a esta industria a tener tanta relevancia en ese sentido.
Yo creo que ha sido muy importante la paz. La paz ha lanzado un mensaje de seguridad a los mercados internacionales. Hoy la gente siente que es posible venir a Colombia sin que la secuestren, sin que la maten, sin que haya una bomba. El mejoramiento de la percepción de la seguridad de Colombia ha sido fundamental para la llegada de nuevos visitantes al país. Eso se condimenta con las acciones que hace Procolombia a nivel internacional. Pero, indudablemente, un tema muy importante ha sido la firma del Acuerdo de Paz.

– ¿Han sentido alguna afectación con el anuncio de algunos disidentes de las Farc de conformar “una nueva Marquetalia”?
Afortunadamente no porque no han empezado a poner bombas. El día que comiencen los actos terroristas, seguramente una de esas bombas será el turismo porque la gente no quiere ir a un país en donde no hay seguridad. Ahí la confianza es que el Estado pueda neutralizar posibles ataque terroristas para mantener la confianza internacional que hoy se percibe en los mercados.

– En Colombia existe la posibilidad de hacer distintos tipos de turismo, desde deportes extremos hasta viajes para conocer la biodiversidad. ¿Cómo diversifican ustedes la oferta turística para diferentes públicos?
Creo que ese es un trabajo que tenemos que mejorar porque hoy la hotelería está muy concentrada en el turismo corporativo, es decir en personas de negocios. De hecho, la ocupación que tenemos a nivel nacional está muy marcada por el turismo corporativo. Bogotá, Cartagena, Medellín, Cali, son ciudades corporativas que pesan mucho en la oferta nacional. Pero si usted descontara esos destinos la ocupación sería más baja porque el turismo de ocio o vacacional, donde están esos otros segmentos, no ha tenido mayor desarrollo. Yo creo que los hoteleros tenemos que hacer mayores esfuerzos para lograr captar y conocer mejor esos mercados y poderlos motivar para que vengan al país.

– El turismo sostenible ha sido uno de los temas con los que mayor énfasis se habla en el sector. ¿En qué consiste y cuáles son sus retos?
Hay personas que dicen que uno no debería hablar de turismo sostenible porque el turismo de por sí debería ser sostenible.  Consiste en que todos los que estamos involucrados en esa cadena tengamos conciencia ambiental, lo cual es natural porque lo que vende el turismo es naturaleza, de modo que una de las mayores que deberíamos tener los que trabajamos en turismo es la conservación ambiental porque es parte de lo que ofrecemos.

El otro elemento es la cultura, la conservación de las culturas y la interrelación con las comunidades. Naturaleza y cultura son dos elementos fundamentales de la oferta turística de cualquier destino. Yo diría que son los dos ejes a través de los cuales se mueven las motivaciones de la gente.

Si uno mira, por ejemplo, la gente que viaja a Cartagena es porque quiere conocer las murallas (cultura) o porque quiere conocer de la champeta (cultura también) o porque quiere ir a una ciénaga (naturaleza). Esos son los dos pilares de la sostenibilidad. La conservación ambiental, la cercanía con las comunidades frente a su incorporación en el desarrollo turístico y la creación de un desarrollo económico para esa localidad. Hoy la sostenibilidad es un elemento fundamental en todos los planteamientos que se hacen a nivel mundial en materia de turismo.

– Con los altos precios del dólar, ¿cuál ha sido la afectación al turismo colombiano?
Ha sido muy positiva. Si miramos las cifras de la semana de receso, que tal vez es el primer termómetro de este año para saber cómo va a cerrar la temporada, vemos que tuvimos un crecimiento de dos a tres puntos frente a la semana de receso del año pasado, y estoy que seguro que una de las razones tiene que ver con el dólar tan caro. A la gente le toca quedarse en Colombia porque es muy caro salir del país, y sentimos que eso va a tener un gran impacto en la temporada de fin de año. Yo espero que tengamos una temporada muy interesante para todas las regiones de Colombia?

– ¿De qué países recibimos más turistas?
Fundamentalmente, Estados Unidos, que es el principal mercado emisor hacia Colombia. Después estarían Perú y Argentina, países cercanos. La devaluación en Argentina hace que para ellos sea muy caro salir de su país, entonces ese mercado se ha resentido un poco. En general nuestros vecinos nos visitan bastante. Y, en mercados de larga distancia, España.

– ¿Cómo afrontan ustedes la problemática del turismo sexual?
Yo diría que un lugar donde se puede concretar ese tema tan delicado es en la hotelería.  Es a un hotel donde se llevan a las niñas o a los niños para abusar de ellos. Los hoteles jugamos un papel fundamental en el control de ese delito. Porque eso no es una práctica: es un delito. En el caso de los afiliados a Cotelco, nosotros trabajamos de la mano de la Fundación Renacer para certificarlos con “The Code”, una certificación que contiene una serie de principios, de estándares para que los hoteles estén vigilantes frente al control de la explotación sexual de menores a través del turismo.

Por ejemplo, un hotel certificado por “The Code” no permite que un adulto ingrese a alojarse con un menor de edad, si no demuestra un parentesco con ese menor. Nosotros estamos muy comprometidos con el control de ese flagelo y no queremos que Colombia sea reconocida en el mundo como un destino de turismo sexual.

 

CARTAGENA (Colprensa).

También podría gustarte