Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

 Municipio dice que las obras en ‘La Botica’ no tiene ningún  permiso

452

Esta vivienda considerada patrimonio cultural de Aracataca fue objeto de algunas demoliciones por parte del propietario del inmueble.

En Aracataca autoridades se pronunciaron a raíz de la polémica que causó la demolición de la ‘Casa Botica’,  la cual es un  Patrimonio Cultural e Histórico del municipio y  señalaron que dicha obra no tiene permisos de construcción.

En los últimos días diferentes medios de comunicación en Colombia publicaron la denuncia pública que realizó en sus redes sociales el poeta y gestor cultural cataquero, Rafael Darío Jiménez, donde asegura que demolieron la Casa Botica del médico de Macondo, Antonio José Barbosa, la cual es nombrada en la obra Vivir para Contarla, del premio nobel de literatura, Gabriel García Márquez.

Luego de esta  polémica, las autoridades civiles y administrativas del municipio se pronunciaron al respecto, el primero de ellos fue el alcalde municipal Pedro Sánchez Rueda quien señaló que:  “como alcalde del municipio debo aclarar, que la secretaría de planeación en ningún momento ha otorgado licencia de construcción para que en ese sitio se vaya a construir una obra nueva; primero por dos razones: como alcalde he sido el que más he trabajado por la cultura y el turismo del municipio; mal haría yo, en entregar una licencia de construcción para que derrumben un sitio que es emblemático y que está dentro del entorno cultural del municipio. Cuando la administración municipal se dio cuenta que comenzaron a derribar esa casa, lo que hicimos a través de planeación con un oficio fue suspender de manera inmediata que se siguiera tumbando esa edificación, lo cual se hizo con el acompañamiento  de la secretaría de planeación y el capitán de la policía, para que eso se paralizara”.

Y añadió: “hasta ahí están las cosas, ahora viene los requerimientos al propietario de la misma porque no se puede de ninguna manera, tumbar algo que está dentro del entorno cultural, de manera irresponsable, para que después pase lo que hoy está pasando que se ha suscitado una polémica a nivel nacional e internacional, cuando todo está claro, que la administración municipal en ningún momento ha dado permiso o licencia de construcción para eso”.

Por su parte el secretario de planeación municipal Andrés Felipe Fergusson señaló que: “evidentemente se presentó durante el fin de semana, esta situación que nos denuncian, donde empezaron a demoler un inmueble que tiene un valor cultural importante en el municipio, nosotros inmediatamente procedimos a notificarlos de la suspensión de las actividades, puesto que no contaban con ningún tipo de permisos ni licencia de construcción y, prácticamente de manera furtiva empezaron a hacer estas actividades a todas luces que sabían que iba a tener una oposición tanto normativa como de la comunidad; inclusive posterior a la suspensión nos notificaron que estaban siguiendo las actividades de demolición por lo que tocó hacer presencia en compañía de la policía y pues revisar las sanciones urbanísticas a que dé lugar, por este tipo de actividades que afectan el patrimonio cultural del municipio”.

Por otro lado el personero municipal Fabián Marriaga Huguet señaló: “es un tema bastante doloroso y de paso igualmente rechazo con profunda energía ese hecho tan lamentable que viene ejecutando una familia de nuestro municipio con la demolición de un bien inmueble que hace parte del patrimonio histórico cultural de Aracataca. Tuve de manera accidental el día 16, ver esta acción tan grotesca que me causó de una vez rechazo total, porque se está cometiendo un sacrilegio por decirlo así a nuestro municipio. Una vez me percaté de la situación, automáticamente me dirigí a la secretaria de planeación y puse en conocimiento de manera verbal lo que estaba pasando, para que en el término de la distancia, esta secretaría como organismo de su competencia, ordenara la suspensión de esta obra como efectivamente lo hizo el secretario de planeación en oficio dirigido al señor Orlando Massi propietario de la misma, solicitándole suspender esos trabajos que se venían desarrollando”.