La copa está abierta: Cali y Medellín igualaron 2-2 en la final de ida

295

Emocionante resultó ser el primer juego de la Final de Copa Águila 2019, este sábado en el estadio de Palmaseca, en donde Deportivo Cali e Independiente Medellín igualaron por 2-2. El juego de vuelta será este miércoles 6 de noviembre en el Atanasio Girardot.

Muy temprano se abrió el marcador, cuando los dos equipos recién se acomodaban en el césped. Denier Quiñónes sacó un gran centro por la banda derecha al que el mediocampista Didier Moreno llegó sin marca con un cabezazo que enmudeció la casa ‘azucarera’.

Teniendo que remar desde atrás, los locales tuvieron su primer acercamiento claro al arco de David González solo hasta el minuto 20 con un remate de Déiber Caicedo de media distancia, cerca al borde del área, que se fue desviado, muy cerca del palo derecho del portero ‘Poderoso’.

El siguiente en poner peligro en el área de los antioqueños fue Feiver Mercado cuando se anticipó a los defensores por el primer palo y se lanzó de cabeza, pero la pelota no encontró destino de gol. Como sí lo haría Juan Dinenno al minuto 34 en una jugada similar.

Caicedo encontró al delantero argentino corriendo solo por detrás del lateral del Medellín y con una ‘palomita’ consiguió cambiarle la dirección e imprimirle potencia a la pelota para poner el 1-1 parcial, que le devolvió a la afición presente en Palmaseca la ilusión del título.

Sin embargo, en el último minuto del primer tiempo el defensor Danny Rosero protagonizó una mano en el área digna de un guardameta que terminó en un penal cobrado con categoría por Germán Cano para devolver la ventaja a la visita; el ambiente era frío camino a los vestuarios.

Ya en la segunda mitad de esta Final el Cali salió con otra actitud para buscar la remontada en casa; al 56′, tras un tiro de esquina y algo de fortuna en el rebote, Mercado cazó el balón y con furia lo mandó al fondo del arco. Con el 2-2 todo volvía comenzar en suelo vallecaucano.

El impulso, más allá de algunas muestras individuales, le duró poco al Cali y diez minutos después Andrés Arregui logró un remate de media distancia que el portero Johan Wallens pudo rechazar la pelota a la línea lateral. Luego fue Andrés Ricaurte, al 75′, quien estrelló el balón en el palo.

Las cosas se complicaron mucho más para los vallecaucanos cuando el reloj marcaba el minuto 78, porque su defensor central Richard Rentería frenó a Cano en un contragolpe agarrándolo de la cintura por lo que el árbitro le puso su segunda amarilla y dejó a sus compañeros con uno menos en el campo.

De ahí en adelante el Cali aguantó y tras algunas aproximaciones del Medellín infructuosas, sobre los últimos minutos se sacudieron para apelar al amor propio en busca del 3-2 que no llegó.

Este empate deja todo abierto para el duelo del próximo miércoles 6 de noviembre en el estadio Atanasio Girardot, del cual saldrá el nuevo campeón de la Copa Águila en su edición 2019.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte