Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

‘Corponor garantizará que los campesinos de Santurbán permanezcan en sus predios

1.072

Estar al frente de la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor), ha significado una oportunidad y un reto para Gregorio Angarita Lamk, director reelecto, dada la complejidad de las decisiones que allí se toman y máxime cuando el ambiente es eje transversal de la vida humana.

La clave del impacto positivo que ha tenido su gestión ha sido el trabajo en equipo, ejecutado de la mano de un equipo humano y profesional. Además, se ha rodeado de la academia y del conocimiento de expertos para darle sustento científico a obras de envergadura como las ejecutadas en el río Pamplonita.

Próximo a terminar su primer cuatrienio como director de la autoridad ambiental, habló de los proyectos que se han ejecutado y de la proyección para asumir a partir del primero de enero de 2020, un nuevo periodo como timonel de la Corporación.

¿Cómo logró generar sinergias para ejecutar obras por medio de la articulación público-privada?

Estoy convencido de que para crecer hay que trabajar en equipo y la articulación público-privada se deriva de generar confianza y de lograr el respeto de las instituciones y de las personas. De las tareas más complejas de un servidor público es generar credibilidad y con planificación se han dado resultados. Además, hemos sido respetuosos de la crítica y de la denuncia ciudadana.

¿Qué obras destaca?

Están el sendero del río Pamplonita, que es una realidad en su primera fase y la recuperación del cauce con el consecuente retiro de maleza, que no le costaron un peso a la Corporación. La intervención del Pamplonita a su paso por la zona urbana es diferente de los enrocados que se habilitaron en puntos estratégicos del río, que sí demandaron un costo y cuyos recursos fueron gestionados ante el Departamento Nacional de Planeación.

Frente a la delimitación de Santurbán, ¿qué avances hay?

Es un proceso que ejecuta el Ministerio de Ambiente y a nivel nacional hemos sido ejemplo por la zonificación predio a predio. Este es un trabajo que han venido liderando desde Corponor los ingenieros Sergio Niño y Sandra Gómez, y que ha permitido conocer la realidad de cada familia campesina en el territorio.

¿Qué mensaje les envía a los campesinos?

Ellos mejor que nadie saben cuidar la tierra y las fuentes hídricas. El predio a predio permite que sigan viviendo en el páramo, produciendo sin ampliar la frontera agrícola. El Ministerio de Ambiente le dio la instrucción al Instituto Alexander Von Humboldt para que lo tenga en cuenta y ahí está la esencia de la concertación. Las familias deben tener la tranquilidad de que Corponor garantizará su permanencia en el territorio.

En materia de cuencas, ¿qué avances se tienen?

Hemos adoptado los Pomca de los ríos Zulia y Algodonal. Además, se viene dando una discusión ciudadana frente al río Pamplonita. Recientemente se programó una reunión trimestral con el Consejo de Cuenca del Río Zulia para efectos de hacer seguimiento a la oferta hídrica y a la calidad del agua.

Si bien no es responsabilidad de Corponor el manejo de aguas residuales, ¿qué acciones se ejecutan?

La gente está convencida de que la obligación de Corponor es individual frente al tratamiento de aguas residuales, y esto es tarea de las alcaldías. Sin embargo, como Corporación entendemos la importancia del beneficio colectivo y lideramos con el acompañamiento de la Procuraduría Ambiental, mesas de trabajo con alcaldes y todos los actores del Sistema Nacional Ambiental. En 2020, la meta es tener listos los estudios y diseños de las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR).

¿Qué pasos se han dado para consolidar las PTAR?

El primero fue exigirle a la Alcaldía de Cúcuta que dentro de las determinantes ambientales del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) se incluyeran los tres sitios donde se deben construir. El segundo gran paso es que con las PTAR no pase lo mismo que con el Cínera, que todo el mundo habla de ello, pero nadie sabe cuánto vale y menos aún el alcance. Por ello, nos reunimos con delegados del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) proponiéndoles una alternativa para acceder a recursos no reembolsables con una cofinanciación de la Corporación.

¿Cómo se suman a esto la Gobernación y las alcaldías?

Estoy convencido de que con el nuevo alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez, y el gobernador electo, Silvano Serrano; además de los demás alcaldes del área metropolitana, se debe priorizar la construcción de las PTAR en los planes de desarrollo, así como en el institucional de Corponor para el periodo 2020-2023. Dentro del Plan Nacional de Desarrollo está priorizada la cuenca del río Pamplonita, por ello debemos generar una bolsa regional de recursos para que el Estado vea factible hacer una inversión y sanear las aguas de los ríos Pamplonita y Zulia.

Con la UFPS se hizo un plan de adaptación al cambio climático, ¿qué proyección tiene?

Trabajar con la academia genera confianza. Las líneas de acción que maneja el plan son desarrollo rural y urbano bajo en carbono resiliente al clima, biodiversidad y servicios ecosistémicos, desarrollo de infraestructura y minero energético bajo en carbono.

¿Qué se está haciendo en manejo de fauna y flora?

En fauna tenemos un proyecto para 2020 y es la recuperación integral del Hogar de paso que tenemos en El Zulia, donde se recupera y posteriormente libera a las especies que son sacadas de su hábitat y se decomisan en operativos de la Policía y Corponor. Se habilitará un espacio para ejecutar un proyecto de educación ambiental y que los estudiantes identifiquen las especies que hay en la región. En flora reconocemos que hay una falencia al no tener definida la silvicultura urbana y esa es una línea de acción para 2020. Nosotros no podamos ni talamos, damos permisos siempre que la ciudadanía haga la solicitud de manera correcta y se creará una oficina de denuncias y de reclamos por tala de árboles, con presencia digital, como parte de un ejercicio de transparencia.

¿Quién es Gregorio Angarita?

Tiene 49 años y afirma ser parte de una familia auténticamente cucuteña. Es hijo de Yolanda Lamk y de José Rafael Angarita Serpa, quienes le inculcaron valores para la vida, el amor por la naturaleza, por el derecho y la justicia.

Se graduó de bachiller en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús, en 1987. Se formó como abogado en la Universidad Libre de Cúcuta, de donde salió egresado en 1992. Posteriormente se especializó en derecho público en un convenio de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB) con la Universidad Externado de Colombia.

Es casado con Isabel Cristina Soto, bacterióloga cucuteña cuyo bisabuelo es el reconocido músico Elías Mauricio Soto. Sus hijos son María Gabriela, de 23 años y estudiante de arquitectura; Rafael, quien se forma en derecho, y Santiago, de 12 años.

Angarita afirma que jamás se ha ido de Cúcuta y que su proyecto de vida es seguir aportando al desarrollo de la ciudad fronteriza. Fue presidente del Cúcuta Deportivo, contralor, aspirante a la Alcaldía, coordinador de los Juegos Nacionales de 2012 en el departamento, secretario general de la Gobernación y en 2016 asumió la dirección de Corponor, cargo en el que fue reelegido por unanimidad del Consejo Directivo.

CÚCUTA (La Opinión).