´Distrito está preparado para entregar la Sala Integrada de Emergencias y Seguridad

559

La coordinación de las diversas fuerzas y autoridades del distrito en esta edificación permitirá la atención más rápida y efectiva en situaciones de emergencia en la ciudad.

Considerada con una obra de infraestructura de completa necesidad para articular los diferentes actores de seguridad y emergencias y así fortalecer los esquemas de prevención, vigilancia y reacción la Sala Integrada de Emergencias y Seguridad –SIES, ubicada en el sector del barrio Santa Cruz de Curinca, sería entregada en el mes de noviembre, según indicó el alcalde Rafael Martínez.

 De acuerdo al mandatario, “en los próximos días entregaremos la Central de Monitoreo y Seguridad Ciudadana más completo de la Región solamente estamos esperando una autorización por parte de la ANI en materia de energización. Esta sede tiene lugar para la Fiscalía, Policía, Bomberos, entre otras entidades del distrito  en la que vamos a aplicar el modelo brasileño y el que está en Medellín, es de alto nivel, pero necesitamos completarlo con cámaras” expresó.

La obra, contratada por la Alcaldía Distrital, a través de la Secretaría de Seguridad y Convivencia, contará con un edificio de dos plantas de 402 metros cuadrados, en donde estarán ubicados los servicios administrativos, área privada de monitoreo, lobby de llegada, oficinas administrativas, baños, cafetería, comedor y sala de crisis; a su vez, existirá una zona de parqueaderos y zonas verdes con un total de dos mil 400 metros cuadrados.

La SIES estará dotada con equipos de cómputo de última generación (cada puesto de operador tendrá dos pantallas) para la atención de novedades y monitoreo de los sistemas; el centro contará con un área de receptores para direccionar las llamadas de emergencia donde se dispondrá de cuatro monitores de 55 pulgadas, un área de despachadores con ocho monitores de 55 pulgadas y un centro de datos con capacidad de trasladar, alojar e integrar los diferentes sistemas existentes de seguridad ciudadana.

HACE FALTA UNIFORMADOS:

Según el alcalde Rafael Martínez si bien se ha contado con el apoyo del Gobierno Nacional a través del Ministerio de Defensa con la llegada de unidades del Gaula que han permitido reducir en un 30% las extorsiones, además con la presencia de unidades del Emcar en la zona rural, aún hace falta uniformados para consolidar la presencia de la Policía Metropolitana en todo el Distrito.

 “La Policía Metropolitana hace su trabajo hay que decirlo con claridad, nos hace falta pie de fuerza y la Policía Nacional se rota entre algunas regiones, por eso en la actualidad no tenemos el mismo personal que teníamos cuando se creó la Policía Metropolitana” señaló el burgomaestre.

Tras una reunión con el Ministro de Defensa, según precisó el alcalde Martínez hoy en el panorama nacional Santa Marta está en los últimos lugares de criterios de importancia en situación de inseguridad frente a más de la mitad de las ciudades capitales de Colombia que tienen situaciones de seguridad más complejas.

Frente a estos y la necesidad de también actualizar tanto el panorama de equipamento como tecnológico y presencial, para el mandatario distrital la próxima administración debe considerar la creación de un gravamen que permita contar con estos recursos necesarios.

 “Hay que hacer un esfuerzo en la ciudad para el próximo período de algún gravamen o recurso para poder instalar o completar el 100% de cámaras en la ciudad, porque necesitamos ya que si no hay hombres necesitamos cámaras, ayuda tecnológica y operativa con motos y vehículos, y eso se hace a través de recursos entonces si queremos seguridad hay que hacer un pequeña esfuerzo y hay que ver cómo” concluyó el mandatario local.

El alcalde Martínez reconoce de igual forma que hay desafíos y retos al futuro entre esos la realidad de la lucha del Clan del Golfo por desplazar a los Pachencas y quedarse con el control del territorio para inicialmente hacerse con el control de las rutas de microtráfico pero luego el aumento de la distribución del tráfico y la extorsión.

También podría gustarte